Publicidad
SUSCRÍBETE

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Nuestras Historias

El gracioso momento de Ariana Grande en la alfombra roja de los Grammy

Su maxi dress, haute couture de Giambattista Valli, coronó a la cantante como una de las mejor vestidas en el Staples Center.
domingo 26 enero 2020
Ariana Grande
La espera para que Ariana se sintiera cómoda en la forma en la que se veía su vestido, valió la pena.

Ariana Grande es famosa por hacer un derroche de girly style en las alfombras rojas de los premios a los que asiste, pero en esta ocasión en los Grammy 2020 logró un upgrade de la mano del diseñador italiano Giambattista Valli con un maxi vestido azul grisáceo que causó furor en redes sociales, aunque en la alfombra roja le hizo vivir a la cantante un momento divertido y complejo al mismo tiempo.

A su llegada al Staples Center, Grande quiso mostrar la "gloria" de la creación de Valli en la red carpet, para ello el ruedo de la falda —confeccionada con el característico tejido de tul de la casa italiana— tenía que enseñar su volumen a totalidad, pero Ariana no podía lograrlo sola, así que dos "héroes" salieron a su rescate.

Publicidad

Los dos hombres corrieron para ayudar a Grande a sacudir la falda para lograr que mostrara todo su esplendor, los flashes se dispararon y las cámaras se concentraron en ellos, por lo que amablemente y con su mejor rostro Ariana pidió "paciencia"; así lo hizo también su personal manager, quien solicitó: "No fotos, no video", hasta que el vestido quedara listo.

Joan Grande, Ariana Grande y Edward Buter
Joan Grande y Edward Butera acompañaron a Ariana Grande en este perfecto momento en la 'red carpet' de la edición 62 de los premios.

Tal era el volumen de la maxi prenda, que la cantante de Problem literalmente tuvo uno para mantener el equilibrio y se tuvo que recargar en la pared para no caerse, mientras los dos colaboradores le daban vuelo a la falda. "Un segundo, lo estamos estirando, lo estamos estirando", les dijo Ariana a los reporteros gráficos.

La espera valió la pena, cuando Grande estuvo lista posó y ofreció uno de los mejores momentos: a ella se unieron sus papás, a los que besó efusivamente. Previo, otro encargado en la alfombra roja la ayudó a que su vestido otra vez quedará perfecto. Incluso su mamá, antes de sonreír a los fotógrafos y camarógrafos, también estiró el tul para que su hija se viera impecable.

Publicidad

Entonces sucedió lo más esperado, con otro poco de ayuda, Ariana se arrodilló y mostró la pose ideal de princesa, si el vestido ya le había dado ese halo, su postura, con los ojos al cielo, le terminó de dar la imagen más femenina de esta entrega 62 de los Grammy, que estuvo dedicada a la memoria de Kobe Bryant y en su in memóriam recordó a José José y Camilo Sesto.

Ariana Grande
Con sus ojos al cielo, Ariana Grande consiguió el absoluto 'girly style'.

Publicidad
Publicidad