Publicidad
REVISTA DIGITAL

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Historias

Sin quejarse ni explicar, William y Kate responden a Harry por 'Spare'

Los príncipes de Gales, a través de sus looks o de fotografías parecieran enviar mensajes directos al duque de Sussex tras la publicación de su biografía.
mar 17 enero 2023 01:46 PM
Príncipe William, Kate Middleton y príncipe Harry
Los príncipes de Gales y el duque de Sussex fueron muy unidos durante un tiempo.

Después de que el duque y la duquesa de Sussex lanzaran ataques mordaces contra la Casa Real de Windsor en su serie documental de Netflix y en las memorias de Harry, Spare, el Palacio de Buckingham se niega a responder a ninguna de las afirmaciones de la pareja.

El lema de la Familia Real ha sido durante mucho tiempo "nunca te quejes, nunca expliques" y, con los miembros reanudando sus compromisos reales, parecen estar siguiendo esta tradición.

Publicidad

Sin embargo, parece haber indicios sutiles de que la realeza podría estar respondiendo discretamente a los Sussex tras las afirmaciones del príncipe Harry de que no dieron la bienvenida a su esposa Meghan a The Firm.

El día que la segunda entrega de la serie de Netflix de Harry & Meghan se estrenó en la plataforma de transmisión, la Familia Real hizo una aparición en la Abadía de Westminster para el servicio de villancicos de la princesa de Gales.

En los episodios cuatro, cinco y seis de las docuseries, Harry afirmó que su hermano William le había "gritado" durante las conversaciones de crisis en Sandringham antes de que él y Meghan decidieran renunciar como miembros de la realeza.

Alegó que su papá, el rey Carlos III y su abuela, la difunta reina Isabel II, habían guardado silencio mientras William gritaba siguiendo la sugerencia de Harry de que él y Meghan podrían estar "mitad dentro, mitad fuera" de la familia real.

Casa Real de Windsor
El rey Carlos III y la reina Isabel II se mantuvieron callados ante los gritos de William a Harry.

Todos los ojos estaban puestos en la realeza durante su primera aparición pública después de que los Sussex revelaran detalles de estas conversaciones privadas.

Cuando llegaron a la Abadía de Westminster para los villancicos de Kate, el príncipe y la princesa de Gales salieron con atuendos a juego de color burdeos y negro, en lo que podría haberse determinado como una muestra de solidaridad.

Concierto navideño Casa Real Windsor
Todas las parejas de la familia real se solidarizaron y usaron colores similares.

Kate lució elegante con un abrigo burdeos mientras que William lució una corbata del mismo tono. Y a medida que llegaban más miembros de la realeza a la Abadía, Pippa Middleton y Zara Tindall parecían haber recibido el memorando, ya que también vestían abrigos color burdeos. Mike Tindall usó una corbata para hacer juego.

Meghan afirmó en el documental de Netflix que usaba "muchos tonos apagados" y evitaba usar colores brillantes durante su tiempo como miembro de la realeza, por lo que el colorido espectáculo de solidaridad podría ser un golpe sutil contra esta afirmación.

Principes de Gales
El príncipe William usó una corbata del mismo color que el vestido de Kate Middleton.

 

El príncipe y la princesa de Gales volvieron a combinar sus atuendos cuando visitaron el Royal Liverpool University Hospital en Merseyside. Al llegar al nuevo hospital la semana pasada, ambos vestían colores azul marino y verde oscuro.

Un video del príncipe y la princesa reuniéndose con una administradora llamada Nikki mostró a la pareja riéndose mientras ella los señalaba y decía: "Coinciden". William dijo: "Lo sé" en respuesta, antes de sonreírle a Kate.

A su llegada, la pareja sonrió mientras saludaban a los fanáticos reales, sin inmutarse por las afirmaciones de Harry. En las memorias Spare, la princesa de Gales fue atacada cuando afirmó que ella y el príncipe William "estereotiparon" a Meghan como una "actriz estadounidense birracial".

A Kate ya no le importa

El duque de Sussex también alegó que Kate, de 41 años, le había enviado a Meghan, también de 41, algunos mensajes de texto breves unos días antes de que Harry y la ex actriz se casaran en 2018, con respecto al vestido de dama de honor que no le quedaba bien a la princesa Charlotte.

Kate Middleton
A la princesa Catherine ya no le importa lo que diga el príncipe Harry.

Harry dijo que Kate afirmó que todos los vestidos de las damas de honor debían rehacerse sólo unos días antes del día de la boda, después de que Charlotte "lloró" porque su vestido era "demasiado grande".

El duque también afirmó que su hermano y su cuñada no lo invitaron a cenar en su casa cuando todos vivían en la finca del Palacio de Kensington. Pero a pesar de esto, una fuente dijo este fin de semana que la princesa de Gales "ya se alejó" del furor que rodea al libro de Harry.

Kate Middleton
Kate Middleton está muy enfocada en su trabajo altruista.

Minimizando las acusaciones en el libro, una fuente anónima cercana a Kate le dijo a The Mirror que había quedado "desconcertada" por lo que Harry había escrito, pero que finalmente no la molestó y se centró en su trabajo de caridad.

La fuente dijo que no estaba prestando "demasiada atención" a las afirmaciones de Harry en el libro mientras se prepara para lanzar un nuevo programa para la primera infancia centrado en niños de entre tres y cinco años.

Princesa Catherine y príncipe William
Kate y William son muy populares.

 

Una respuesta más

Cuando el príncipe y la princesa de Gales aparecieron en Merseyside para su primer compromiso oficial de 2023, fueron inundados por cientos de fanáticos que hicieron cola para reunirse con ellos. Los clips del día mostraron a la pareja real saludando al personal en el hospital, que abrió sus puertas en octubre.

A pesar de las afirmaciones del duque de Sussex cuando contó su versión de la historia, el príncipe y la princesa de Gales parecían ser tan populares como siempre cuando las multitudes se reunieron para verlos en Merseyside.

Al final de la visita, publicaron una serie de fotos en su cuenta de Instagram de la salida, y la última podría haber sido considerada como una indirecta al príncipe Harry. La foto final mostraba a una multitud de personas reunidas en el hospital para tomar fotos del príncipe y la princesa de Gales, lo que sugiere que eran invitados populares ese día.

La elección de la foto podría interpretarse como una señal para los Sussex de que todavía son los miembros de la realeza más populares, a pesar de todas las afirmaciones del duque sobre ellos y que sus acusaciones no han afectado su imagen pública.

Publicidad
Publicidad