Publicidad
REVISTA DIGITAL

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

"El príncipe Carlos sí fue cruel", asegura el ex mayordomo de la princesa Diana

Paul Burrell confirmó que la serie de Netflix 'The Crown' es cercana a la vida real y detalló cuáles escenas sí sucedieron y cuáles son 'más inventadas'.
sábado 05 diciembre 2020
Royal Family in Scotland
En su papel como princesa de Gales, Diana sufrió constantemente de los celos de su esposo, el príncipe Carlos, debido a su popularidad.

Muchas son las voces que piden a Netflix que le haga saber al público que lo que aparece en la cuarta temporada de The Crown pertenece más a la ficción que a la realidad que vivieron la princesa Diana, el príncipe Carlos, la reina Isabel II, Felipe, duque de Edimburgo… y todos los royals que son protagonistas, incluso desde que arrancó la serie.

El propio ministro de Cultura británico, Oliver Dowden, hizo ese llamado al gigante de streaming, pero ahora hay un hombre que vivió en directo, a la par que los miembros de la Casa de Windsor, algunas de las escenas que se ven en la pantalla y aseguró que no todas están alejadas de la realidad.

Publicidad

Se trata de Paul Burrell, quien tiene actualmente 62 años, y que durante un tiempo fue mayordomo personal de Diana de Gales, con quien tenía una buena relación. El ex trabajador de la familia real hizo esta revelación, precisamente después de la acción de Dowden.

"Las personas que saltan y dicen: 'Bueno, eso no es un hecho', (les digo que) bueno, eso (lo que se ve en The Crown) es bastante cercano a la realidad", comentó Paul, quien fue más allá y reveló que el príncipe de Gales sí fue cruel con Lady Di: "Josh O'Connor interpreta a Carlos como una persona fría y bastante indiferente.

"Me temo que eso es lo que vi a puerta cerrada (…) Estaba casado con, probablemente, la mujer mas hermosa del mundo. Pero él no la cuidó y eso es lo que se ve en The Crown. Diana me dijo: 'Pensé que cuando me casara, mi esposo estaría allí para mí, para cuidar de mí, para apoyarme, para animarme, pero no lo está'", abundó Burrell.

Royals Visit Italy
De acuerdo con el ex mayordomo, el príncipe Carlos sí era frío y distante con Diana.

Paul confirmó que el mayor problema entre Diana y su esposo era, efectivamente, que ella era mucho más popular que él: "Estás viendo a una joven desconocida crecer mientras que la 'estrella' de Carlos no lo hace. Su popularidad en Australia, por ejemplo, como ella lo eclipsó y como a él no le gustó, es todo cierto".

Y reveló un momento íntimo que no se ve en la serie, de ese sentimiento de rechazo de Carlos a Di: "Hubieran puesto otra escena de él diciéndole, cuando bajó las escaleras con un hermoso vestido blanco con negro, sólo para complacerlo: 'Parece que perteneces a la mafia'".

 

Pero no todo es real, tal y como han afirmado Emma Corrin y Peter Morgan, Burrell aclaró sí Diana eligió o no su anillo de compromiso: "Estuve allí. La reina lo escogió con el príncipe Carlos. Ella pidió ver a the crown jeweler. Vino con un estuche con cada piedra que te puedas imaginar.

"El príncipe bajó de su suite en el Palacio de Buckingham y entre ellos eligieron ese anillo y se lo obsequió a Diana", contó Paul. El mayordomo aceptó que Carlos no era el único que tenía problemas con Lady Di, a la reina Isabel II tampoco le gustaban algunas de sus actitudes.

Diana Spencer
La lucha de Diana contra la bulimia comenzó a sus 19 años, poco antes de su boda con el príncipe Carlos.

"No tenían una relación muy estrecha. La escuché decir que Diana es 'una chica tan tonta, no se da cuenta, los hombres tienen aventuras'. Eso es bastante revelador, que es aceptado y eso es lo que sucede y simplemente lo aguantas. Lo hicieron bien en The Crown", aplaudió Burrell.

Paul también comentó que estaba enterado de que Diana sí enfrentó una dura y larga batalla contra la bulimia y fue la propia royal la que se lo confesó: "Ella comenzó a enfermarse poco antes de casarse. Me contó todo esto. Dijo que incluso estaba enferma en su noche de bodas.

"Es muy molesto para mí verlo. Debe ser molesto para el público también. Ella sufrió tanto tiempo con eso. The Crown lo representa, pero sólo en pequeñas escenas, no se ejecuta un hilo a lo largo de los 10 capítulos. Pero estuvo allí durante toda la vida de la princesa. Yo estuve allí. Yo la ayudé", abundó Burrell.

 

El ex empleado del Palacio de Kensington también comentó que nadie de la familia real o del círculo cercano intentó ayudar a Diana, algo que se describe en la serie y que Paul definió que es "justo lo que pasó". Además de las escenas de Diana, también detalló otros elementos.

Como la ambientación de la recámara de la reina, que es errónea porque en realidad, la definió, como "humilde con sólo una cama y dos mesitas de noche, sin flores". Otro tema que desmintió es que la relación de Isabel II y Felipe, duque de Edimburgo, sea fría y compartió que sí duermen juntos.

Diana In Brixton
La princesa Diana tampoco gozaba del favor de la reina Isabel II.

"Pensar que la reina está completamente sola todo el tiempo en esta relación fría e insensible es absolutamente falso. El príncipe Felipe adora a la reina", enfatizó. Burrell también confirmó que los miembros de la Casa de Windsor se hablan entre ellos con apodos.

A Carlos la princesa Ana lo llama Eeyore, por sus grandes orejas, mientras que Isabel II se dirige a él como Cabbage. En cuanto a las reuniones de la soberana con sus primeros ministros, como Margaret Thatcher, Paul explicó: "Nadie sabe lo que la reina le dice al Primer Ministro porque esa reunión es privada. Así que han inventado mucho allí".

#YoMeQuedoEnCasa: Descarga gratis la revista digital de diciembre (da click en la imagen)

Publicidad
Publicidad