Publicidad
SUSCRÍBETE

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Nuestras Historias

La prueba de que la reina Isabel es más cercana a sus nietos, que a sus hijos

La boda de la princesa Beatriz demostró la cercanía que tiene la reina con sus nietos y no con sus hijos.
Princesa Eugenia, princesa Beatriz, príncipe Harry y la reina Isabel II
Princesa Eugenia, princesa Beatriz, príncipe Harry y la reina Isabel II.

Solo la boda de la princesa Beatriz pudo sacar del confinamiento a la reina Isabel II, tras casi cinco meses de confinamiento en el castillo de Windsor, a causa de la pandemia por el coronavirus, y es que, según los expertos, la soberana de 94 años es más cercana a sus nietos que a sus propios hijos: Carlos, Ana, Andrés y Eduardo.

Y es que la experta en realeza, Jennie Bond dijo al diario británico Daily Mail que el hermetismo en la boda de la princesa Beatriz fue orquestado por la reina para que la boda se llevara a cabo totalmente en discreción, y sin la intromisión de los medios de comunicación.

Publicidad

¿A qué se debe la cercanía de Isabel II con sus nietos ? Cuando los hijos de la reina eran niños, la carga de trabajo de la monarca era mayor, en ese entonces tenía muchas giras por el extranjero y muchos compromisos que atender, en cambio ahora, ella y el duque de Edimburgo tienen más tiempo para estar con sus ocho nietos: Zara Tindall, Peter Phillips, William, Harry, Beatriz, Eugenia, Lady Louis y Jacobo Mountbatten-Windsor.

“Ella ha estado presente para sus nietos mucho más de lo que estuvo para sus propios hijos, y también tiene una relación más cercana y de calidad con ellos. El príncipe Carlos comentó una vez que cuando era joven, prácticamente tenía que hacer una cita para ver a su mamá”, escribió la experta en el medio antes mencionado.

Publicidad

El tributo a la reina Isabel II en la boda de la princesa Beatriz

El sábado pasado, cuando se publicaron las fotos oficiales de la boda de la princesa Beatriz y Edoardo Mapelli Mozzi , solo la reina y su esposo, Felipe de Edimburgo posaron junto a los recién casados, saliendo de Capilla Real de Todos los Santos en Royal Lodge, Windsor.

Otro gesto de la monarca con su nieta fue el préstamo del vestido que usó, se trata de una prenda confeccionada de tafetán Pau De Soie en tono marfil de Norman Hartnell, con incrustaciones de diamantes. Esta es una versión modificada, ya que la prenda lo usó por primera vez durante una reunión con el primer ministro mundial de Lawerence de Arabia, en el Odeon Leicester Square en diciembre de 1962.

#YoMeQuedoEnCasa: Descarga gratis la revista digital de julio (da clic en la imagen)

Publicidad
Newsletter
Recibe las últimas noticias de moda, sociales, realeza, espectáculos y más.

Publicidad
Publicidad