Publicidad
REVISTA DIGITAL

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Actrices abandonan los Premios César como protesta a premio de Polanski

La actriz Adèle Haenel salió del teatro donde se realizaron los galardones donde el cineasta, acusado de violación, fue reconocido como Mejor director.
martes 03 marzo 2020
Roman Polanski
Roman Polanski

La noche del pasado viernes 28 de febrero, se celebró la ceremonia número 45 de los Premios César, organizada por la Academia de las Artes y Técnicas del cine de Francia. Durante la gala, Roman Polanski fue reconocido en la categoría de Mejor director gracias a la película El oficial y el espía (J’accuse).

Sin embargo, su victoria se tornó turbia, cuando varias actrices abandonaron el salón donde se realizaba la ceremonia, debido a los antecedentes de abuso sexual que han manchado la reputación del cineasta.

Publicidad

Tras anunciarse el triunfo del director franco-polaco, la actriz Adèle Haenel, protagonista de Retrato de una mujer en llamas, se levantó visiblemente molesta para abandonar la sala. A su salida, la actriz se limitó a decir: “Bravo por la pedofilia”, según publicó The New York Times.

La actriz no fue la única en mostrar su descontento, pues la directora del mismo filme, Céline Sciamma, también hizo lo propio.

El diario afirmó que muy pocos presentes aplaudieron el triunfo de Polanski, quien no asistió a la ceremonia debido a posibles represalias en su contra, pues días antes el realizador de 86 años denunció que un grupo de activistas quería lincharlo por lo que renunciaba a asistir a la ceremonia.

“Los activistas me amenazan con un linchamiento público. Algunos han pedido manifestaciones, otros planean convertirlo en una plataforma. Esto promete parecerse más a un simposio que a una celebración de cine diseñada para recompensar a sus mayores talentos”, expresó el cineasta.

 

“Lamento tomar esta decisión, la de no afrontar un tribunal de opinión autoproclamado”, agregó el director.

Por su parte, Adèle Haenel, quien ha tenido una presencia importante en el movimiento #MeToo, expresó su descontento con el triunfo del cineasta: “¡Es una vergüenza! Distinguir a Polanski es escupir en la cara de todas las víctimas. Significa que violar mujeres no es tan malo”, señaló.

Roman Polanski
Roman Polanski

La cinta El oficial y el espía fue reconocida con el Gran Premio del Jurado de la Mostra de Venecia. Más de 1,5 millones de personas vieron la película de Polanski en Francia, aunque su estreno estuvo marcado por un llamamiento al boicot al coincidir con nuevas acusaciones en su contra.

La fotógrafa francesa, Valentine Monnier, aseguró que el director la violó en 1975. Polanski se encuentra prófugo de la justicia de Estados Unidos, donde en 1977 fue acusado de haber violado a una menor.

 
Publicidad