Publicidad
SUSCRÍBETE

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Nuestras Historias

Cuadro de Frida no estaba perdido, ¡anda expuesto en EE.UU.!

Un supuesto coleccionista aseguró que 'goteros' se robaron de su casa la obra 'Yo y mis pericos' y otro cuadro de Rufino Tamayo.
sábado 11 julio 2020
Frida Kahlo
Hay un dicho en la comunidad artística de que Frida Kahlo pinta más de muerta que viva.

Después de que un supuesto coleccionista denunciara el robo del cuadro Yo y mis pericos, de Frida Kahlo, en la colonia San Miguel Chapultepec, ahora se sabe que eso es inverosímil ya que desde que la obra salió de la casa de la pintora mexicana, en la calle de Londres, en Coyoacán, nunca volvió a México.

Otra de las cosas por la que la obra robada —incluso se levantó una denuncia en la Fiscalía de CDMX— no se trata de la original, es que la pieza está exhibida en el Museo Whitney de la ciudad de Nueva York, al que fue prestada para la exposición Vida americana, que se inauguró en febrero y que ahora está cerrada por el COVID-19.

Publicidad

La pintura se encuentra en este momento en el museo neoyorquino y lo que es más, no ha abandonado Estados Unidos desde 1941, de acuerdo con lo que dice Mireya Escalante, curadora de la colección Stream de Mattilda Geddins Gray, quien también es la dueña de la pintura, que compró cuando visitó Ciudad de México.

Según lo dicho por Escalante, la familia vino a la capital del país para que Diego Rivera pintara a Mattilda, y descubrieron el talento de Frida, por lo que adquirieron Yo y mis pericos y varias obras más de su esposo. En tanto, el curador Juan Coronel Rivera enfatizó en que los otros cuadros con pericos que hizo Kahlo tiene una ubicación precisa.

Yo y mis pericos
El oleo sobre lienzo de 82 × 62.8 cm, anuncia el sitio oficial del Museo Whitney, que lo tiene en sus paredes en este momento, es parte de una colección privada.

La historia del 'robo'

La obra de Frida Kahlo, aunque más que popular en el mundo entero, no fue extensa, son apenas 146 cuadros, que por su importancia los investigadores tienen bien ubicados en dónde se encuentran, pero ahora pasa un dicho muy popular entre la comunidad artística: “¡Frida pinta más muerta que viva!”.

Ya que muchas personas aseguran que tienen un Kahlo en su poder como parte de una herencia, como fue el caso de la denuncia de hace unos días. La FGJ-CDMX se encuentra en la investigación del supuesto robo de la pintura de Frida, así como de uno de Rufino Tamayo.

Publicidad

La denuncia dice que las dos obras fueron extraídas del mismo domicilio del "coleccionista", quien argumentó que una pareja entró a su casa y lo "gotearon", por lo que perdió el conocimiento y al despertar se percató que ya no estaban los cuadros y también faltaban joyas, dinero y platería.

De acuerdo con la investigación, todo sucedió el 28 de junio, cuando la pareja se presentó en el lugar para comprar los cuadros que se habían puesto a la venta; según el denunciante, los dejó pasar a su casa porque se veían bien vestidos, pero después de beber varios tragos, al cabo de 30 minutos quedó inconsciente.

Rivera, Kahlo, & Dog
Cuando la familia de Mattilda Geddins Gray visitó Ciudad de méxico para conocer a Diego Rivera, quedó enamorada del trabajo de Frida Kahlo.

Al pedirle documentos que avalen la procedencia legal de los cuadros (valuados, según él en siete millones de dólares), argumentó que son parte de una herencia familiar. Que aparezcan supuesto cuadros de Frida con los que la gente quiere negociar es algo muy común. Recientemente pasó con La mesa herida.

La obra se reportó que está en Europa, pero apareció otra en Michoacán y una más en Morelos. Si el ciudadano fue engañado desde el principio con la autenticidad de la obra y si fue robado por la pareja es probable, pero el cuadro original está bien resguardado. La noticia surgió en la semana de conmemoración del nacimiento y muerte de Kahlo.

#YoMeQuedoEnCasa: Descarga gratis la revista digital de julio (da click en la imagen)

Publicidad
Newsletter
Recibe las últimas noticias de moda, sociales, realeza, espectáculos y más.

Publicidad
Publicidad