Publicidad
REVISTA DIGITAL

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Happy 40 Kate Middleton! (un análisis de su rol en la Casa de Windsor)

Como ya es tradición, Kengsinton Palace ha develado el retrato oficial por la llegada al cuarto piso de la futura reina consorte de Gran Bretaña, autoría del italiano Paolo Roversi.
sábado 08 enero 2022
Kate Middleton
Kate Middleton es el sinónimo del futuro para la Casa Real de Windsor.

Definitivamente el mejor asset que tiene la Casa Real de Windsor es Catherine, duquesa de Cambridge. Ella y su esposo, el príncipe William, son el pilar en el que seguramente descansa la reina Isabel II para saber que la monarquía mantendrá the Crown, como lo ha logrado a lo largo de mil años en Gran Bretaña.

Kate Middleton y el duque de Cambridge son la esperanza de que, a pesar de los cambios generacionales y de ideologías, The Firm se mantenga en su posición, que de hecho es mundial (al ser la Casa Real más antigua, tienen el derecho de llegar al final de cualquier evento que reúna a otros royals, una simbología de poder).

Publicidad

Mañana la mujer que conquistó el corazón del futuro monarca más conocido del mundo cumplirá 40 años y lo hace como favorita de los británicos, a los que no deja de sorprender; como recientemente hizo al probar sus dotes al piano, que le han valido el aplauso incluso de su maestro, de los 11 a los 13 años, Daniel Nicholls.

Alguna vez Nicholls aseguró que no veía para Kate un futuro como concertista de piano; ahora quizá lo podría reconsiderar. En la música también ha logrado lo impensable, como en julio de 2017, cuando tomó el bastón para dirigir a la renovada Hamburg Philharmonic State Orchestra, en la Sinfonía No. 5 de Beethoven.

La presencia de la duquesa de Cambridge da cierta certeza de la continuidad de la Casa Real de Windsor, más aún ante el riesgo (que a veces es más exagerado en el extranjero que en el propio Reino Unido) de una desaprobación generalizada al reinado del hoy príncipe de Gales y su suegro, Carlos, al lado de Camila, duquesa de Cornualles.

Hoy preocupa más a los británicos que la reina Isabel II encuentre estabilidad tras la muerte del príncipe Felipe, duque de Edimburgo; de la sucesión ya se preocuparán en su momento. Pero Middleton es una figura esencial para que esa transición sea más orgánica.

La agenda de Buckingham Palace se ha centrado en darle el mayor protagonismo posible a la familia Mountbatten-Windsor Middleton y no han fallado en el intento, luego de su traspié con quien creían se convertiría en el estandarte de su símbolo de modernidad, Meghan Markle.

Basta ver el revuelo que causó hoy Kensington Palace al publicar tres retratos para celebrar la llegada de Kate al cuarto piso, mañana. El estilismo del primero nos recuerda a las royals de antaño, como Sissi (Isabel de Baviera) en Austria o el de la mismísima emperatriz consorte, regente y princesa del Imperio Mexicano, Carlota.

Publicidad

El italiano Paolo Roversi se ganó con su prestigio la oportunidad de retratar a Kate en los Kew Gardens, el mood de uno de estos portraits es sin duda referente a los cuadros que engalanan los salones del trono de cualquier casa reinante, con ese halo de majestad y belleza, que en este caso no es una interpretación, sino una captura de la realidad.

No faltó, como el minimalista toque de color, el anillo que perteneció a la amadísima princesa Diana de Gales, suegra de la musa de la foto y que llegó a su dedo gracias a que el príncipe Harry decidió que fuera la esposa de su hermano y no la de él quien lo luciera. También los pendientes de perlas de Lady Di y otros del joyero de Isabel II.

Catherine, duquesa de Cambridge
Su alteza real Catherine, duquesa de Cambridge, cumple mañana 40 años.

De blanco roto, con un vestido digno de la futura reina consorte, su alteza real Catherine, duquesa de Cambridge, dejó con la boca abierta. En los otros dos se le ve más moderna; en uno con su pelo al aire, con su Alexander McQueen burnt red dress de escote de un solo hombro, acinturado y falda globo; y, el tercero, un close up con su messy hair.

Kate es sin duda el futuro de la monarquía británica, educada, con su pasión por la música y la fotografía, su interés por fomentar la cultura entre los ciudadanos del Reino Unido, su altruismo y como la representación, paradójicamente por su estatus, de la mujer del siglo XXI: trabajadora y mamá… ¡y tiene tiempo para todo!

Publicidad
Publicidad
Publicidad