Publicidad
REVISTA DIGITAL

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Muy nerviosa: así fue el debut de Amalia de Holanda como heredera oficial

Ayer fue su cumpleaños, pero hoy se llevó a cabo la ceremonia en el Palacio Kneuterdijk en La Haya para presentarla como el nuevo miembro del Consejo de Estado. Sus papás no cabían de orgullo.
miércoles 08 diciembre 2021
El rey Guillermo Alejandro, la princesa Amalia y la reina Máxima
El rey Guillermo Alejandro, la princesa Amalia y la reina Máxima.

La princesa Amalia de Holanda cumplió ayer martes 18 años, la edad que la convierte oficialmente en la heredera del trono neerlandés, un destino que admite haber asimilado en su adolescencia, aunque renuncia de momento a su sueldo hasta que termine la universidad y tenga, dijo, “algo que ofrecer a cambio”.

El primer ministro holandés, Mark Rutte, la felicitó con una de las fotografías publicadas con motivo de su cumpleaños: “¡La princesa de Orange cumple 18 años! Un momento especial para nuestro país y algo maravilloso para ella. Mis más sinceras felicitaciones a la princesa Amalia. Le deseo un día agradable y sobre todo festivo”, escribió Rutte en su cuenta oficial en Twitter.

Publicidad

La joven puede empezar a involucrarse en la vida oficial, en funciones ceremoniales y simbólicas, sin interferir en el contenido o la política. Por esta razón, es que este miércoles Amalia ha asistido a su primer acto oficial como heredera.

El lugar fue el Palacio Kneuterdijk en La Haya, donde su papá, el rey Guillermo Alejandro la presentó como nueva miembro del Consejo de Estado, donde desde ahora tiene un “asiento sin derecho a voto”. Esto le permitirá adquirir conocimientos sobre legislación y derecho constitucional, y prepararse para su futuro rol como jefa de Estado, aunque no se espera que participe de forma regular en las reuniones hasta que termine sus estudios.

La princesa Amalia y el rey Guillermo Alejandro de Holanda
La princesa holandesa Amalia y el rey Guillermo Alejandro caminan después de la reunión extraordinaria del Consejo de Estado en Balzaal en La Haya donde la heredera hizo su debut.

Amalia llegó perfectamente vestida para el gran día, 10 minutos antes de que diera inicio. Eligiendo un maxi dress de chifón igual que el de las fotos oficiales por su cumpleaños pero con otro estampado, en este caso fue el modelo Naomi de la marca LaDress.

Publicidad

Según informa Vanitatis, sus nervios eran evidentes, y más por los altos tacones con los que complementó su look, mismos que provocaron que tuviera que apoyarse en su padre para poder caminar sin sufrir algún accidente. Además, jugaba un poco con su saco, lo que mostraba que estaba algo intranquila.

Máxima, Amalia y Guillermo de Holanda
Amalia de Holanda dio su primer discurso oficial durante la junta extraordinaria ante todos los miembros del Consejo de Estado del que a partir de ahora también forma parte de manera simbólica.

Ya dentro del salón, con los otros miembros del Consejo de Estado presentes, el rey la presentó y, ante la mirada atenta de sus papás, Amalia dio su primer discurso. Parece que mágicamente en ese momento su seguridad regresó y se notó que la princesa preparó bien sus palabras.

Después de ella, fue el turno de Thom de Graaf, vicepresidente del Consejo de Estado y quien tiene la última voz en las decisiones que se toman. Él se mostró cálido y ameno ante la nueva miembro e hizo sonreír a Amalia en un par de ocasiones.

Publicidad
Amalia, Máxima y Guillermo de Holanda
La princesa Amalia de Holanda planta una lima real junto a la reina holandesa Maxima y el rey Guillermo Alejandro en el Jardín Francés para marcar su adhesión al Consejo de Estado en La Haya.

Tras la breve reunión, el rey Guillermo Alejandro, la reina Máxima y la princesa Amalia se dirigieron al jardín francés del Palacio, donde la heredera cumplió con la tradición de sembrar un árbol de lima y también posó junto a sus papás para inmortalizar el histórico momento. Además, la princesa respondió a varias preguntas de los reporteros presentes y la gran sonrisa de sus papás no ocultó el orgullo que sentían al ver a su hija desenvolverse tan bien.

Los planes futuros de la princesa todavía no están muy definidos. Su idea era tomarse un año sabático, pero no está claro qué está haciendo estos meses, puesto que la pandemia le ha impedido organizar los viajes por el mundo que planeaba hasta el próximo año, y aún tiene que decidir a qué universidad irá y por qué carrera estudiará.

Publicidad
Publicidad