Publicidad
REVISTA DIGITAL

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Duques de Cambridge vs. Sussex: Las grandes diferencias en su lenguaje corporal

Un experto en lenguaje corporal analizó la reciente aparición pública de Meghan Markle y el príncipe Harry en Nueva York contra la de Kate Middleton y el príncipe William en la premier de James Bond.
viernes 08 octubre 2021
Príncipe William, Kate Middleton, Príncipe Harry, Meghan Markle
Príncipe William, Kate Middleton durante la premier de No Time to Die. Príncipe Harry y Meghan Markle en el concierto Global Citizen Live en Nueva York.

Días atrás, los duques de Sussex acapararon la atención mediática durante su visita a la ciudad de Nueva York, en Estados Unidos. Pocos días después, fueron los duques de Cambridge quienes acapararon los reflectores durante su aparición en la premier mundial de la más reciente película de James Bond con Daniel Craig, No time to Die.

Tras ambas apariciones, el experto Bruce Durham ha analizado el lenguaje corporal que tienen Kate Middleton, de 39 años, y el príncipe William, también de 39, entre ellos; así como el de Meghan Markle, de 40 años, con el príncipe Harry, de 37. De inicio, dicho analista asegura al diario británico Daily Express que hay “grandes diferencias”.

Publicidad
Duques de Cambridge
Duques de Cambridge platicando con Michael G. Wilson y Barbara Broccoli en el estreno mundial de "No Time To Die".

"Cuando observamos la conexión de la comunicación no verbal y los gestos subliminales que existen entre ambas parejas, hay una gran diferencia entre la conexión de apoyo que se encuentra entre Kate y William y la conexión sumisa que existe entre Harry y Meghan", comenta.

Recordemos que los duques de Cambridge llevan 10 años casados y tienen tres hijos: George, de 8 años, Charlotte, de 6, y Louis, de 3. Mientras que los Sussex cumplieron en mayo de este año 3 años de casados y son padres de Archie, de 2 años, y la recién nacida Lilibet, de 4 meses.

Meghan Markle y el príncipe Harry
Meghan y Harry en su primer día de visita en Nueva York.

"Entre Kate y William vemos un alto grado de comportamientos similares, como en espejo… ambos se animan mutuamente a tomar ‘el centro del escenario’ con toques suaves, miradas bajas hacia el otro… y ambos se sienten cómodos para tomar la iniciativa el uno del otro en una conversación”, explica el analista sobre la innegable complicidad que hay entre ellos.

Publicidad

Y agrega que lo anterior "está en marcado contraste con los comportamientos sumisos que Harry muestra hacia Meghan". Tal parece que, el haberse mostrado muy cariñosos entre sí durante sus apariciones públicas, podría no ser indicio de que los Sussex tienen una relación tan sana.

William, Kate, Meghan y Harry
El príncipe William, Kate Middleton, el príncipe Harry y Meghan Markle en el servicio por el centenario del armisticio de la Primera Guerra Mundial en la Abadía de Westminster el 11 de noviembre de 2018 en Londres.

"Donde William toma un vistazo rápido a Kate, Harry tarda más, casi haciendo una pausa como si esperara algún tipo de gesto de Meghan que se pareciera a una ‘luz verde’ para saber que ahora tiene permiso para hacer algo”, señala Durham sobre las diferencias en la interacción de ambas parejas.

Agrega: “También los toques ligeros entre Kate y William son reemplazados entre Meghan y Harry por un tipo de toque llamado ‘palmadita alargada’, aquí es donde Meghan pone su mano sobre Harry pero la mantiene ahí", lo que dice que indicaría que ella es quien “está en control” en la relación.

Publicidad
Príncipe Harry, Meghan Markle y Oprah Winfrey
Príncipe Harry, Meghan Markle y Oprah Winfrey.

Dice que este gesto lo ve en los Sussex “a menudo, cuando Meghan está a punto de decir algo o ha dicho algo y está animando a Harry a seguir la vista con el toque firme de la palma de su mano… ella, además, acompaña esto con un exagerado asentimiento con la cabeza”.

Pero parece que la reciente aparición pública de Meghan y Harry no es la única vez que han tenido este tipo de comunicación no verbal. El especialista asegura que "incluso en la entrevista de Oprah, Meghan usó este toque con frecuencia para recordarle (inconscientemente) a Harry quién estaba a cargo".

En conclusión, Bruce Durham considera que, de acuerdo con el lenguaje corporal, la relación entre William y Kate luce “más de adulto-adulto” y entre Meghan y Harry "es más como de padre-hijo".

Aunque eso sí, aclara que no está diciendo “que eso podría no ser adecuado para cada pareja, después de todo, cada pareja existente tiene sus propios comportamientos y rituales que otra pareja puede no entender”.

Pero invita a ser más observadores la próxima vez pues “¡No podrán NO ver los comportamientos controladores que Meghan exhibe hacia Harry!", aseguró.

Publicidad
Publicidad