Publicidad
REVISTA DIGITAL

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Kate y William hacen frente a las acusaciones de racismo de los Sussex

No se sabe si las declaraciones de Meghan y Harry tienen que ver con la decisión, pero un informe de la Fundación del Príncipe William y Kate Middleton muestra que están impulsando mayor diversidad.
martes 07 septiembre 2021
William, Kate, Meghan y Harry
William, Kate, Meghan y Harry

Las palabras del príncipe William: “no somos para nada una familia racista”, dichas cuatro días después de la polémica entrevista que su hermano Harry y su cuñada Meghan Markle dieran a Oprah Winfrey aquel 7 de marzo, aún resuenan. Y es que a muchos sorprendió que los duques de Sussex aseguraran que alguien de la familia real británica había hecho comentarios racistas con respecto al color de piel que tendría su hijo Archie al nacer.

Publicidad
Oprah With Meghan And Harry: A CBS Primetime Special
El príncipe Harry y Meghan Markle durante su entrevista con Oprah Winfrey.

Si bien el tiempo ha pasado y dichos comentarios parecieran lejanos, el tema sigue dando de qué hablar. Sobre todo luego del reciente relanzamiento del libro biografico Finding Freedom (sobre Meghan y Harry) con nuevas declaraciones de fuentes, supuestamente cercanas a los Sussex, que aseguran que la Casa Real ha ignorado completamente el tema.

A pesar de lo anterior, pareciera que son los duques de Cambridge quienes están poniendo “manos a la obra” para dejar claro que la familia real británica no es racista, pero de una manera muy discreta y elegante. Tanto así que no se sabe si su decisión de impulsar una mayor diversidad dentro de su fundación, Royal Foundation of the Duke and Duchess of Cambridge, tiene o no que ver con las declaraciones hechas por el príncipe Harry y Meghan Markle hace seis meses.

Publicidad

Un reciente informe sobre los fideicomisarios de 2020 de la organización benéfica deja claro que si bien "los objetivos formales para la diversidad de la Junta no se han establecido previamente", los Duques quieren que la inclusión se convierta en un "enfoque particular" de ahora en adelante.

El documento consta de 44 páginas, y en ellas se examinan las finanzas de enero a diciembre del 2020, pero también han incluido la información sobre la reciente decisión de William y Kate: “La Fundación Real sigue comprometida con la igualdad y la diversidad, y con garantizar un entorno positivo, seguro y respetuoso que promueva el bienestar y la dignidad de sus empleados, solicitantes, socios, proveedores y aquellos cuyos intereses representa”, se afirma en dicho informe.

Publicidad

También se ha dejado claro que la fundación del príncipe William y Kate Middleton está comprometida con ser un "lugar de trabajo mentalmente saludable" y señala que tienen "una serie de iniciativas de bienestar" para sus empleados.

Lo anterior podría también relacionarse con las acusaciones de acoso laboral que hubo de parte de unos empleados del Palacio de Kensington (antigua casa de los Sussex y que compartían con los duques de Cambridge) contra Meghan en octubre de 2018, pero que se hicieron públicas apenas en marzo pasado.

Lo cierto es que hace poco se supo que dichos empleados habían decidido retirar sus acusaciones cuando supieron que el departamento de Recursos Humanos del Palacio ya había sido informado de los hechos.

Publicidad
Publicidad