Publicidad
REVISTA DIGITAL

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Nuestras Historias

Ernesto de Hannover interpone millonaria demanda contra su propio hijo

La acusación del príncipe, de 66 años, en contra de Ernst August es porque trató de apoderarse del control de la fortuna de la casa de real alemana a sus espaldas, por lo que lo llamó 'ingrato'.
jueves 18 febrero 2021
German Prince Ernst August Of Hannover Faces Trial Again
El príncipe Ernsto Augusto de Hannover se opuso a la venta de la que fue la residencia oficial de su dinastía y demandó a su hijo.

La Casa Real de Hannover no es la más mediática, respecto al estándar de las otras coronas europeas, sin embargo, desde hace cinco años ha acaparado la atención por la batalla legal que libran el príncipe Ernesto —quien vive aislado y enfermo— contra su primogénito Ernst August, a quien califica como "ingrato".

El todavía esposo de la princesa Carolina de Mónaco le cedió a su hijo mayor la gestión del millonario patrimonio que poseen, pero ahora decidió interponer una demanda en su contra en el Tribunal Regional de Hannover y a través de un despacho de abogados de Berlín.

Publicidad

La información fue publicada por Bunte, medio de comunicación a través del que los Hannover dan detalles del proceso legal. El reclamo del príncipe, de 66 años, a su heredero es por cinco millones de euros, una supuesta valoración que se ha hecho de los bienes que el joven tendría en su poder sin que le correspondan.

Parte del surgimiento de este conflicto entre padre e hijo fue por el Castillo Marienburg. Ernst August tiene dos semanas para presentar su alegato. De acuerdo con Ernesto, su hijo "ha violado gravemente los derechos e intereses legales del demandante", quien de acuerdo a Bunte, "vive enfermo y aislado en una finca en Austria".

5000 Items from Marienburg castle belonging to Prince Ernst August of Hanover to be auctioned by Sotheby's in September 2005 in Hanover, Germany on April 28th, 2005.
Ernst August decidió alejar a su papá de la junta que administra los bienes de la familia.

El medio de comunicación agregó que "su hijo no lo mantiene, a pesar de varias solicitudes de ayuda". Este abandono es lo que, supuestamente, motivó al príncipe alemán a tomar las acciones legales actuales. Los portavoces de Ernesto acusan a August de "ingratitud" por la actitud que tiene con su papá desde hace años.

Ernst decidió también alejar a su papá de la junta que administra los bienes de la familia. Todo este enredo que lleva tanto tiempo debatiéndose en los tribunales comenzó cuando el hombre de 37 años, quien es el jefe de la Casa de Güelfa, decidió vender el Castillo de Marienburg por el simbólico precio de un euro.

Publicidad

El sitio había sido la residencia oficial de la dinastía, en el Estado de Baja Sajonia, pero August no quería seguir gastando más dinero en la costosa preservación del histórico inmueble: "Ha sido una decisión de gran importancia para mi familia. Hemos encontrado una buena solución", explicó en su momento.

Esa oportunidad, consideró Ernst, permitiría que el castillo y su inventario "puedan conservarse para el público". El nuevo propietario del castillo, que empezó a construirse en 1867 sobre una colina, sería la empresa Llemark Inmobilien, que es una filial de Klosterkammer, que prometió financiar los gastos de renovación de la residencia.

5000 Items from Marienburg castle belonging to Prince Ernst August of Hanover to be auctioned by Sotheby's in September 2005 in Hanover, Germany on April 28th, 2005.
El Castillo Marienburg se intentó vender por el simbólico precio de un euro.

Los costos ascienden a 30 millones de euros, aunque algunos expertos señalan que para evitar que el castillo se convierta en ruinas, deberán gastarse 60 millones. Cuando Ernesto de Hannover se enteró se opuso, logró parar la negociación y el comprador se retiró, por lo que empezó la disputa legal.

De acuerdo con lo que Ernst August declaró a las autoridades de Hannover, hace siete años, antes de que iniciaran las negociaciones de la venta de la residencia de 135 habitaciones, fue que la manutención de ésta estaba acabando con su riqueza personal: "Ya no podía seguir haciéndome cargo de los gastos".

Publicidad
Newsletter
Recibe las últimas noticias de moda, sociales, realeza, espectáculos y más.

Publicidad
Publicidad