Publicidad
SUSCRÍBETE

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Nuestras Historias

Zara Phillips, la 'royal' sin corona pero con medalla olímpica, cumple 39 años

La hija de la princesa Ana ha tenido una vida sin el pesado tratamiento de alteza real, con los celos de sus primas y un triunfo deportivo, orgullo para su nación.
viernes 15 mayo 2020
Zara Phillips
La vida ha sido buena para Zara Phillips durante casi dos décadas.

Zara Anne Elizabeth Phillips, o mejor conocida en el ámbito ecuestre de élite como Zara Tindall, celebra hoy su cumpleaños número 39. La primera nieta de Isabel II no tiene un tratamiento de alteza real, como sus primos, por decisión de su mamá Ana, princesa real, y de su papá, el capitán Mark Phillips.

La ex royal copule pensó que era mejor que Zara y su hermano Peter no tuvieran ningún título nobiliario para que experimentaran "mayor libertad", lo que ha hecho creer que casi el resto de los también nietos de Felipe de Edimburgo sientan un poco de celos por la vida sin observar el protocolo de su prima.

Publicidad

#YoMeQuedoEnCasa: Descarga gratis la revista digital de mayo (da click en la imagen)

Esa envidia no se extiende al príncipe William que escogió, al lado de Kate Middleton, a Zara como la madrina del príncipe George. Con su primo Harry también se lleva excelente. Además de esa buena relación con el futuro rey y el ya también civil duque de Sussex, puede "presumir" de ser la primera royal británica en ganar una medalla olímpica.

Competencia hípica
La nieta mayor de la reina Isabel II ha ganado varios campeonatos hípicos.

Lo logró durante los Juegos Olímpicos de Londres 2012, cuando quedó en segundo lugar en la competencia por equipos del concurso de hípica. Pero ese gusto por el deporte con caballos es hereditario, el capitán Phillips alcanzó el oro en Múnich 1972 y la princesa real también compitió en Montreal 1976, pero se quedó fuera del medallero.

Fueron precisamente Ana y Mark quienes decidieron que Zara y su hermano Peter (1977) no tuvieran título que les confirieran el tratamiento de altezas reales y así ahorrarles una vida de obligación con la corona. Para ella ha sido un verdadero gusto y alivio esa resolución de sus padres.

Publicidad

Así lo dijo la propia Zara al diario inglés Sunday Times: "Tuve mucha suerte de que mis padres no quisieran que llevara un titulo. Eso nos permitió crecer de una manera más normal a mí y a mi hermano. He encontrado mi propia forma de vida con esfuerzo y coraje". Así dejó en claro así lo orgullosa que está por abrirse camino sin la sombra del apellido Windsor.

Camila de Cornualles, Zara Phillips y la princesa real Ana.
Zara Tindall (c), Ana, princesa real (d), y Camila, duquesa de Cornualles (i).

Aunque fuera royal, para Zara el peso de ser heredera no sería un problema, ya que ocupa el lugar 18 en línea directa al trono, por lo que su vida tiene mucha libertad, que, se rumora, ha generado la envidia de Beatriz y Eugenia de York, quienes ocupan posiciones superiores, por los que tienen más acoso de la prensa y observan completa obediencia a Isabel II.

Escándalos

Zara no ha estado fuera de las polémicas románticas, la primera de ellas fue con el jinete Richard Johnson, con el que salió año y medio y a quien terminó en 2003 porque la engañó con otra mujer. Pasó página y se casó en el verano de 2011 con Mike Tindall, en 2014 llegó su primera hija Mia Grace y en 2018 Lena Elizabeth.

Publicidad

Fue por Tindall que enfrentó otro escándalo, cuando se dijo que el jugador de rugby retirado fue fotografiado en actitud cariñosa con otra mujer rubia, en un club en Nueva Zelanda, a penas un mes y medio después de la boda. Él negó todo, pero ante los hechos declaró que "no dije toda la verdad", pero al final ella lo perdonó.

Gatcombe Park
Zara y su esposo viven en Gatcombe Park, la residencia oficial de la princesa real Ana.

Ingresos independientes

Zara y Mark Tindall son muy rentables para marcas con un segmento apasionado por la vela y la hípica, cómo la firma Musto. Fueron la imagen de Howrse, un juego en línea para amantes de los caballos, y tienen acuerdos con Rolex, Land Rover y Artemis. Además de que tienen inversiones inmobiliarias, por lo que tienen una fortuna estimada en 20 millones de dólares.

Desde su niñez vive en Gatcombe Park, la residencia oficial de la princesa real Ana, una casa de campo con una enorme extensión de terreno, en donde sigue fomentando su gran pasión, la equitación, así que la vida ha sido noble con la royal sin corona, pero con medalla olímpica, a lo largo de estos 39 años.

Newsletter
Recibe las últimas noticias de moda, sociales, realeza, espectáculos y más.

Publicidad
Publicidad