Publicidad

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Nuestras Historias

El gran susto que pasaron Harry y Meghan en el vecindario donde viven

Un incidente desató la alerta entre los habitantes de la isla en Vancouver.
viernes 07 febrero 2020
The Duke and Duchess of Sussex Visit South Africa
El príncipe Harry y Meghan Markle.

Desde el Megxit, pocas son las ocasiones en las que hemos podido ver al príncipe Harry y su familia. Parece que en este momento se ha enclaustrado en su residencia de 12 millones de dólares para planear cuidadosamente sus siguientes movimientos y de paso con su silencio crear más expectativa, quizá, para que las futuras exclusivas sean jugosas.

Publicidad

Sin embargo, la tranquila vida de la que ahora gozan Harry, Meghan y Archie se vio interrumpida por un percance sucedido muy cerca de donde viven. Los hechos ocurrieron en la isla de Vancouver el pasado 5 de febrero durante la madrugada cuando un complejo de viviendas quedó destruido por un incendio.

Los servicios de bomberos conformado por 25 hombres llegaron en ocho vehículos poco tiempo después de emitirse la alerta para apagar el fuego que acabó con todas las casas habitación. Tardaron cerca de tres horas en poder extinguir el incendio y Martin Drakeley, gerente de bomberos de North Cowichan, confirmó que afortunadamente nadie resultó herido en este suceso y al día de hoy las investigaciones siguen su curso para reunir evidencias.

Publicidad

Un vecino de nombre Pat Toutant dijo que despertó poco después de las 2 de la mañana y que vio fuego así como algunos residentes huyendo. “Todos parecían estar bien, aunque estaban bastante conmocionados y nerviosos".

Por su parte, el sargento Trevor Busch, suboficial de operaciones, aseguró: “Es una tragedia que tantas personas se vean desplazadas de sus hogares. Afortunadamente, nadie resultó herido”.

Lo que se sabe hasta ahora es que hay una mujer sospechosa de provocar este incendio sin conocerse las causas que la orillarían a hacerlo.

Meghan Markle y príncipe Harry
La pareja decidió refugiarse en Vancouver, Canadá, antes de la crisis con la Casa de Windsor.

Autoridades alertaron a gran parte de la isla por si era necesario evacuar más residencias.

Este incidente perturbó la paz de esta Isla en Vancouver, donde la tranquilidad suele reinar entre todos sus habitantes, de hecho por eso los nietos de la reina Isabel II la eligieron para vivir. Parece que no fue necesario evacuar el vecindario donde vive Harry y Meghan, pero sin duda fue un gran susto que mantuvo a todos despiertos.

Publicidad
Publicidad