Publicidad
REVISTA DIGITAL

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Historias

¿Por qué Belinda pagaría 21 mdp si se queda con el anillo de compromiso?

Hablamos con una experta, quien detalló qué pasaría si la cantante decide conservar la costosa sortija que le dio Christian Nodal en Sevilla, España. Te explicamos.
vie 18 febrero 2022 07:35 AM
belinda-nodal-anillo.jpg
Belinda y Christian Nodal se comprometieron en mayo de 2021.

Después del revuelo causado por la cancelación del compromiso de Belinda y Christian Nodal, la pregunta que más circula en redes sociales es: ¿La intérprete de Dopamina le regresará el costosísimo anillo de compromiso al cantante? Según la decisión que tome la pareja, los escenarios pueden ser diversos.

¿Qué dice la ley?

El primer caso sería analizar lo que, conforme a legalidad, Beli tendría que hacer. Aquí el Código Civil de la Ciudad de México, en su artículo 230 es muy claro al señalar que cualquier regalo (es decir, el anillo de compromiso) "quedará sin efecto si el matrimonio dejare de efectuarse".

Publicidad

En ese caso, Christian tendría el derecho de "exigir la devolución", esto si la demanda se interpone en la capital de la República, ya que cada estado tiene sus propias leyes. Para este efecto existen también "dos tipos" de anillo de compromiso: el condicional y el no condicional.

En el primero, para que Belinda pudiera quedarse con la joya, se debe realizar la boda y si no pasa, tiene que devolverlo. En el segundo, se trataría de un regalo y no se puede reclamar la devolución. Habrá que esperar si Nodal decide recuperar la sortija y revelará entonces de qué tipo fue la que le dio a su hoy ex.

El pago de impuestos

En el caso de que Peregrín Schüll quisiera conservar el anillo, está obliga a declararlo a la Secretaría de Hacienda y Crédito Público y pagar impuestos. La contadora Jacqueline Suárez Porras explicó a Quién el por qué, a pesar de que se trató de un obsequio prenupcial, habría que hacer la declaración en el ejercicio fiscal correspondiente.

Belinda y Christian Nodal
Hace unos días, Nodal confirmó su separación de Belinda.

"En este caso que resultó que no se van a casar, sí hay que pagar un impuesto porque ya no entra en el supuesto de un donativo, ya entra como si fuera un ingreso, que se consideraría como parte de su patrimonio, entonces hay que pagar un impuesto forzosamente", detalló.

En el caso de Belinda por la sortija, con un costo de más de 60 millones de pesos, tendría que pagar "si no tiene otras deducciones que podrían reducir el pago de ese impuesto, pero yéndonos únicamente a la parte del anillo, sí tendría que saldar el ISR, de aproximadamente 21 mdp", compartió la contadora.

Su papel de empresaria ayuda

La fortuna de Beli está sustentada en su diversificación, no sólo como cantante y actriz, sino a otros ingresos y gastos que tiene en su faceta de empresaria, con lo que podría reducir el importe de los impuestos que tendría que darle a la SHCP si decide conservar el diseño que Christian ideó de la mano de Angel City Jewelers.

 

"Al tener varios negocios, obviamente si ella tiene más gastos, esto le va a ayudar a disminuir una parte (del pago) porque cuando haga su declaración, en cada ingreso tiene un gasto, eso disminuye la carga de impuestos, pero habría que ver cómo lleva la declaración de esos negocios.

"Si están al día, puede, de cierta manera, disminuir los impuestos que tiene que pagar por el obsequio, pero si no, es un golpe más grande a sus ingresos y podría elevarse un poco el impuesto porque ya habría un adeudo, ya que se generan actualizaciones y recargos", especificó Suárez Porras.

Belinda y Christian Nodal
Con esta foto la pareja anunció su compromiso.

Jacqueline también explicó lo que pasaría si el anillo no es devuelto y no se pagan los impuestos correspondientes: “Llegan primero notificaciones que invitan a pagar los impuestos, también puede mandar una visita, para auditar, pero si se ignoran estas señales, de entrada se bloquea la firma electrónica”.

Si se da ese caso se cancelan también sus sellos y ya no podría facturar nada, por lo que si los negocios van bien y se están recibiendo ingresos “puede ser un problema porque todo lo que se genera ya no se puede facturar, eso implica que se corten las relaciones comerciales por la falta de un comprobante fiscal”, finalizó la experta.

 
Publicidad