Publicidad
SUSCRÍBETE

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Nuestras Historias

Encuentran muerto al considerado como el ‘Billy Elliot’ árabe

El bailarín Ayman Safiah había desaparecido hace cuatro días, la policía encontró su cuerpo en las aguas de Atlit, al norte de Israel.
sábado 30 mayo 2020
Ayman Safiah
Ayman Safiah habría cumplido 29 años la próxima semana.

Considerado como el Billy Elliot árabe, el bailarín Ayman Safiah tenía cuatro días desaparecido y la policía encontró su cuerpo en las aguas de Atlit, al norte de Israel. La última vez que se vio al joven fue en la playa de Neveh Yam, lamentablemente él y una amiga fueron arrastrados por las potentes olas del lugar.

Ayman que era un excelente nadador dio su vida por la de ella, ya que puedo salvarla de las corrientes marinas del Mediterráneo, pero él no logró salir. La próxima semana habría cumplido 29 años. En una entrevista hace una década en Kafr Yasif, Galilea —con el periodista Sal Emergui—, Safiah comparó su vida con la del romántico personaje Billy Elliot.

Publicidad
Billy Elliot fue fundamental para decidirme a bailar. Su historia es mi historia y si no fuera por esta película no estaría ahora bailando. Quiero ser el primer palestino musulmán que se dedica profesionalmente al ballet clásico

A sus 28 años Ayman había hecho en parte realidad ese sueño, tras afrontar inmensos prejuicios se había hecho un nombre en el mundo del baile de Israel, al colaborar de forma activa en varios proyectos palestinos, lo que lo llevó a festivales por todo el mundo, en los que conquistaba con su habilidad en la danza.

Safiah nació en 1991, su niñez la pasó en un ambiente que difícilmente lo hubiera impulsado a dedicarse al baile para que fuera su profesión, pero entonces conoció la trama de Billy Elliot y así como él, también tuvo temor al principio de que su papá no comprendiera que quería dedicarse a algo que se pensaba era sólo para mujeres.

"Algunos piensan que contradice la religión, pero no hay ninguna religión que prohíba el arte", le expresó Ayman a Sal durante aquella entrevista. En su comienzo prefería bailar a solas en su habitación, pero cuando "el secreto" se fue descubriendo, no estuvo exento de las miradas extrañas y las críticas de sus amigos.

Publicidad

"En el colegio me llamaban homosexual y muchos amigos dejaron de hablarme. No aceptaban que yo quisiera ser bailarín de ballet", recordó en su charla con Emergui. Cuando cumplió 12 años logró destacar en baile folclórico, con lo que inició su formación en el estudio de danza de Rabeah Murcus.

A los 15 años fue aceptado en la academia de baile del Kibutz Gaaton en el norte de Israel. Luego, como su ídolo, viajó a Gran Bretaña y se graduó en el Rambert School of Ballet and Contemporary Dance. Desde entonces luchó para alcanzar su anhelo, aunque el destino quiso que su paso por este plano fuera más efímero que el común.

Israel entero ha reaccionado a la trágica muerte de Ayman, como los diputados del parlamento que han expresado sus condolencias. Safiah era parte de la comunidad artística del país, que representa el 21 por ciento de la población, además era un activista por los derechos LGBT.

"Tras largos días de búsqueda, se ha encontrado el cuerpo de Ayman Safiah. Numerosos voluntarios árabes y judíos llegaron para colaborar en su búsqueda y apoyar a la familia. Vaya pérdida más terrible", informó el líder del bloque árabe en la Knésset, Ayman Odeh.

Publicidad

Las aguas de Neveh Yam ya había cobrado antes la vida de otro artista israelí, el cantante Amir F. Guttman, quien también le entregó su vida a ese mar para salvar la de su sobrina de cinco años. Ambos fueron referentes en cuanto a talento, optimismo, superación y muestra de que, aunque sea por un breve tiempo, los sueños si se hacen realidad.

Tags

Newsletter
Recibe las últimas noticias de moda, sociales, realeza, espectáculos y más.

Publicidad
Publicidad