Publicidad
REVISTA DIGITAL

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

El análisis de las fotos de Charlène y Alberto II de Mónaco… no aclaran rumores

Esta semana los príncipes soberanos de Mónaco se reencontraron en Sudáfrica y los constantes rumores de una inminente separación no se disiparon.
sábado 28 agosto 2021
Charlène y Alberto II de Mónaco
Alberto II de Mónaco visitó a Charlène en Sudáfrica tras la segunda cirugía.

El príncipe Alberto II de Mónaco y sus hijos Jacques y Gabriella viajaron en total 24 mil kilómetros (12 de ida y el mismo tanto de regreso) para realizar un viaje relámpago que les permitiera estar de nuevo con la princesa consorte Charlène, a quien no veían desde mayo, debido a una fuerte infección de oído, nariz y garganta que ésta padece.

El regreso al Principado de los tres miembros más importantes de la casa real de Grimaldi no fue menos triste, ya que la princesa no pudo volver con ellos; por prescripción médica deberá permanecer, aproximadamente hasta el próximo octubre en Sudáfrica, cuando sus doctores consideran que estará lista para tomar un avión sin problemas.

Publicidad

En España, el medio especializado Vanitatis recurrió a Cristian Salomoni, director del IIAC para hacer un análisis de las fotografías que fueron publicadas por los príncipes soberanos y la actitud que se les ve en este reencuentro y hacemos eco de lo que pudo ver en las instantáneas de Charlène y Alberto II.

"Las fotos también reflejan cómo nos sentimos y el grado de simpatía que tenemos con las personas que aparecen junto a nosotros. Todo esto se mide utilizando la comunicación no verbal. En este caso vemos que la distancia entre Alberto y su mujer es muy marcada, y esto puede ser también una distancia emocional y psicológica.

"Charlène, a su vez, parece como protegiéndose con sus hijos, dejando de lado a Alberto, con una expresión algo enfadada o molesta. No es usual si hay buena relación ver una foto de este tipo. Lo normal es tener a la familia cuanto más unida mejor, abrazándose simultáneamente, estando cerca de alguna manera, tocándose", abundó Salomoni.

Cristian también se refirió en Vanitatis a las nuevas imágenes que lanzó la dinastía Grimaldi, mostrando a la pareja más importante del gobierno en una actitud más cariñosa: "Hay un montón de recursos para trasmitir el amor familiar sin dejar a nadie atrás. La publicación de esas dos nuevas fotografías parece una manera de negar cualquier duda.

"El ser humano está programado para ver los detalles del lenguaje no verbal, y es evidente que son muchos los que han visto en Instagram que las anteriores imágenes son extrañas y de ahí que hayan querido arreglarlo con instantáneas más cariñosas", compartió Salomoni, que coincidió con otra observación que se hizo en Reino Unido.

 

A través de Femail, Judi James consideró que las fotos publicadas son muy distintas a lo esperado que una pareja que está inmersa en rumores de separación quisiera mostrar: "No hay signo de conexión entre ambos, que parecían incómodos (…) Se trata de una toma posada más que de algo genuinamente íntimo".

Una vez más la princesa Charlène se perderá varios momentos importantes en la agenda de Mónaco y de su familia, no estará para el regreso a la escuela de sus hijos, prevista para la segunda semana de septiembre y se espera que su reaparición pública suceda el Día Nacional de Mónaco, el 19 de noviembre.

 
Publicidad
Publicidad