Publicidad
REVISTA DIGITAL

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Dawn Earl: la “bruja” y consejera de la que Charlène de Mónaco no se separa

Aunque no existe foto ni mucha información sobre esta mujer, en registros oficiales del Principado aparece su nombre a lado de su cargo: consejera privada de Su Alteza Serenísima la Princesa.
miércoles 18 agosto 2021
Charlène de Mónaco
Charlène de Mónaco.

Fue la revista francesa Paris Match quien advirtiera por primera vez la existencia de esta "numeróloga sudafricana sobreviviente de una secta en Australia" que figuraba como consejera de la princesa Charlène de Mónaco.

El dato curioso de esto es que dicha publicación aparentemente tiene una muy buena relación con el principado monegasco, por lo que se presume que la información viene de buena fuente.

Publicidad
Charlène de Mónaco
Boletín oficial del principado de Mónaco. En la edición de 2017 se menciona el nombre de Dawn Earl como “consejera privada de Su Alteza Serenísima la Princesa”.

El primer y único registro hasta ahora de la existencia de esta mujer, llamada Dawn Earl, y su relación con la esposa del príncipe Alberto apareció en el Journal de Monaco en 2017, boletín de publicación oficial del país, donde se informaron los pormenores del viaje que Charlène realizó a la India en diciembre de 2016. En el registro de sus acompañantes al viaje figura Dawn como “consejera privada de Su Alteza Serenísima la Princesa”.

Lo extraño es que no se encuentre ninguna información adicional o fotos de una mujer que, aparentemente, es tan cercana a la esposa del príncipe de Mónaco y quien, dicen, se encuentra con ella en Sudáfrica.

El verano del año pasado, la revista francesa aseguró que la princesa no daba ningún paso sin antes consultarlo con dicha numeróloga, a la que medios como Vanitatis han bautizado como “bruja”, pero otros la llaman “adivina” o “vidente”.

 
Príncipe Alberto, príncipe Jacques, princesa Gabrielle y Charléne de Mónaco
Príncipe Alberto, príncipe Jacques, princesa Gabrielle y Charléne de Mónaco.

Por su parte, la publicación estadounidense Woman's Day publicó hace tiempo que Charlène "dejó su futuro en manos del esotérico estudio de los números, incluso llegando a implicar a Alberto. Antes de atender cualquier evento real, Charlène consulta a su numeróloga, a veces de último minuto, para decidir si va o no. Si los números no están alineados a su favor, Charlène simplemente no acude".

Según Stéphane Bern, escritor franco-luxemburgués especializado en historia y familias reales europeas, aparentemente es esta mujer quien ha aconsejado a Charlène alejarse de Mónaco.

Dicho periodista comentó en la edición del 29 de julio de Paris Match: “Charlène impone a esta autoproclamada profetisa, que es quien le dice en quién confiar, (con la lectura de) estrellas de apoyo”. Y es que al parecer la princesa también se ha dedicado a “hacer limpieza” de su círculo cercano con la ayuda de ella.

 

“Charlene de Mónaco ha comenzado a desconfiar de todos, cortando lazos uno por uno” y agrega que Charlène “¡tiene crisis de paranoia!” y, por lo mismo, “su entorno social cambia frecuentemente”.

Muchos temen que la influencia de dicha mujer esté afectando las decisiones de la esposa de Alberto II, sobre todo porque aparentemente Dawn está con ella en Sudáfrica, donde la princesa se encuentra desde finales de abril porque no ha podido volar de regreso a Mónaco por la infección en las vías respiratorias que contrajo en mayo. De hecho, ya ha tenido dos cirugías, la más reciente fue apenas el viernes 13 de agosto.

Este fin de semana el príncipe monegasco daba noticias de la salud de su esposa tras la intervención y comentó: “La operación ha salido bien. La princesa Charlène está descansando y nuestros pensamientos están con ella”. Aparentemente será en octubre cuando pueda viajar de regreso a su hogar y reunirse con su familia.

Publicidad
Publicidad