Publicidad
SUSCRÍBETE

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

AHORA EN VIVO

Nuestras Historias

La poco conocida 'enemiga' de Lady Di que despertó su furia

Idealmente la princesa Diana quería que sus hijos llevaran una vida normal, el exceso de compromisos la obligaron a tener una niñera.
martes 06 octubre 2020
Princesa Diana
La princesa Diana despidió de manera inesperada a una niñera que era como la mamá sustituta de sus hijos.

Aunque la princesa Diana siempre se caracterizó por tener un trato humano y cercano hacia los trabajadores del palacio real, en una ocasión, Lady Di despidió de manera inesperada a Barbara Barnes, quien se desempeñaba como la niñera de sus hijos, el príncipe William y el príncipe Harry.

Según un extracto publicado en el diario británico Daily Mail de la nueva biografía Battle of brothers, retoma la tensión que existía entre Barbara y Diana de Gales, y es que, según el autor Robert Lacey la niñera se convirtió en una especia de mamá sustituta para los príncipes, mientras Lady Di cumplía con sus compromisos altruistas y oficiales junto al príncipe Carlos.

Publicidad

En 1982 poco después del nacimiento del príncipe William , Carlos y Diana contrataron a Barbara, una mujer de 42 años a quien previamente la princesa Margarita y su dama de compañía, Lady Anne Glenconner le dieron su aprobación. En ese momento, “Barnes descubrió rápidamente que tenía que servir como niñera de su jefa de 21 años tanto como de su descendencia. Diana sufría de bulimia y autolesiones”, escribió Robert en el libro.

Barbara Barnes y el príncipe William
Barbara Barnes y el príncipe William.

Así que, ante la complicada situación la niñera tomó el control, de hecho, un integrante del personal del palacio de Kensington aseguró que: “Babara vigilaba el piso de la guardería como el Vaticano…Era su reino”. El dominio de Barnes aumentó en medida de que Diana de Gales cada vez pasaba menos tiempo en casa y más bien, estaba atendiendo sus compromisos con las causas benéficas y humanitarias, que la convirtieron en la “princesa del pueblo”, aunado a ello, su vida social también tuvo un incremento.

Mientras tanto, William y Harry comenzaron a llamar a su niñera “Baba”, ya que cada vez pasaban más tiempo con ella e incluso, llegó a convertirse en una mamá sustituta para ellos. Barbara enseñó a los principitos a caminar, hablar y leer, “los consolaba cuando se despertaban llorando por la noche e incluso se los llevó a unas vacaciones sin sus papás [Carlos y Diana], a Escocia y las islas Sorlingas, donde ella decidía los planes del día como lo haría cualquier mamá”, asegura el autor.

#YoMeQuedoEnCasa: Descarga gratis la revista digital de septiembre (da clic en la imagen)

Publicidad

Pero poco a poco la relación comenzó a tener ciertas tensiones y algunas personas sintieron que Barbara era demasiado posesiva con los niños. Para entonces, Diana comenzó a tener la misma sensación , pero la gota que derramó el vaso fue una fiesta a la que asistió Barbara en 1986. Se trataba de la celebración de cumpleaños de su ex jefe, Lord Glenconner en su isla caribeña de Mustique, durante la reunión, la niñera fue fotografiada junto a la actriz Raquel Welch y la princesa Margarita, situación que hizo enfurecer a Lady Di.

Príncipe William, Barbara Barnes y el príncipe Harry
Príncipe William, Barbara Barnes y el príncipe Harry.

Diana de Gales sintió que “Baba” había rebasado los límites y cuando volvió para retomar su rutina con los niños, la princesa la trató con indiferencia y más tarde le informó que lo mejor era que se fuera.

Así que, se fue sin que nadie se diera cuenta, en el libro la ex ama de llaves Wendy Berry recuerda que “un fin de semana ya no estaba allí…Nadie la volvió a ver”. Lady Di dio instrucciones precisas para que prepararan las maletas de la niñera, eliminando cualquier rastro de su presencia.

Publicidad

“A Baba Barnes no se le había permitido decir la más mínima palabra de despedida a los niños y se le prohibió incluso enviarles una postal. En lo que respectaba a los chicos, ella simplemente se desvaneció en el aire”, cuenta Robert en la biografía.

Príncipe Harry, Barbara Barnes y el príncipe William
Príncipe Harry, Barbara Barnes y el príncipe William.

“Tras la muerte de Diana en 1997, la gente comentó lo bien que reaccionaron los dos jóvenes príncipes ante la injusta e inesperada eliminación de una figura materna de sus vidas, a pesar de que estaban sorprendidos, desconcertados y angustiados”, añade el autor, quien concluye que la reacción de William y Harry había sido así porque ya habían vivido una experiencia de pérdida similar con el despido de “Baba”.

Newsletter
Recibe las últimas noticias de moda, sociales, realeza, espectáculos y más.

Publicidad
Publicidad