Publicidad
SUSCRÍBETE

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Nuestras Historias

Haya no es la primera, otra ex del emir de Dubái narra el infierno que vivió

Randa al-Banna cuenta al periódico The Times que desde que pidió el divorcio a Mohammed bin Rashid su vida ha sido un infierno
Royal Ascot, Day Two, Ascot Racecourse, Berkshire - 20 Jun 2018
Aún no acaban los problemas para el emir de Dubái.

El año pasado estalló el escándalo en la familia real de Dubái luego de se destapó la forma en la que el emir de Dubái, Mohammed bin Rashid al Maktoum, trata a las mujeres, en especial a dos de sus hijas mayores y a su última esposa, la princesa Haya de Jordania.

Pero parece que no han sido las únicas en recibir un mal trato, pues se acaba de filtrar que el emir tampoco trataba bien a su primera esposa, Randa al-Banna, con quien se casó en los años 70 y con quien tuvo una hija, Manal.

Publicidad

Esto se destapó debido a que la propia Randa fue quien contó al diario británico The Times lo que vivió al lado de su exesposo, sobre todo cuando se divorciaron.

Horse Racing - 31 Mar 2018
Mohammed bin Rashid al Maktoum no ha tenido un buen comportamiento con su primera esposa.

Se conocieron en Beirut, Líbano, contó Randa, cuando ella tenía 16 años. Al poco tiempo se casaron y ella se mudó con él a Dubái. Y ahí empezaron los problemas, para empezar, porque ella no hablaba árabe clásico, ya no tenía la vida social a la que estaba acostumbrada (llena de viajes y fiestas), además de que le trataron de cambiar el nombre, a lo que ella se negó.

Luego de tener a su única hija con el Emir, Randa le pidió el divorcio. Él se lo concedió, pero con ello también implicó dos castigos: que la expulsaran de Dubai y que le prohibieran de por vida volver a ver a su hija.

Publicidad

Luego de huir del emirato, Randa fue secuestrada y obligada a casarse de nuevo. De ese nuevo matrimonio forzado, tuvo otros dos hijos y fue hasta los años 90 que consiguió su libertad. Pero hasta la fecha, la ex del emir no ha podido ver a su primera hija, no sabe cómo es, no ha hablado con ella en casi 40 años.

Princesa Haya de Jordania
La princesa Haya de Jordania tampoco la ha visto fácil a la hora de divorciarse del emir de Dubái.

"No es un hombre fácil. Es muy terco. Me alejé, yo tomé esa decisión, pero ahora no puedo ver a Manal y no sé cómo está. No se me permite verla porque yo me marché, ese es mi castigo”, cuenta a The Times.

Además, Randa esperó por más de 20 años a que Mohammed bin Rachid viajara a Londres o Beirut para que ella pudiera ver a su hija, pues así se lo prometió el emir, pero ese encuentro jamás ocurrió.

Publicidad

Lo más terrible de su historia ocurrió en 2005. Ese año su hija se casó con el jeque Mansour, vice primer ministro de Emiratos Árabes Unidos y Randa tenía toda la intención de acudir. De hecho iba a tomar un vuelo a Dubái desde Beirut, pero antes de hacerlo, fue atacada por un hombre que la golpeó con un bate de beisbol.

shamsa-dubai.jpg
La princesa Shamsa al Maktoum, una de las hijas del emir, no ha sido vista desde 2000. Ahí otra muestra del tratamiento que reciben las mujeres de su familia.

El resultado del ataque fue una herida en la cabeza (que requirió 27 puntadas) y cuatro vértebras rotas. Esta y otras vivencias más contará la primera esposa del emir de Dubái en un libro de memorias que pronto publicará.

"El emir me privó de ver a mi hija y no me está dando la oportunidad de ir a ver a mis nietos. Esto es injusto, realmente injusto, todo esto porque tomé la decisión de irme y de ser libre”, dice Randa.

La duda es, qué hará Mohammed bin Rashid, quien luego de la huida de su esposa Haya y posterior proceso de divorcio, no ha hecho otra cosa que intentar limpiar su imagen.

Tags

Newsletter
Recibe las últimas noticias de moda, sociales, realeza, espectáculos y más.

Publicidad
Publicidad