Publicidad
SUSCRÍBETE

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Nuestras Historias

Tras el Black Wednesday, ratifican a Biden y Trump promete "transición ordenada"

En 13 días se realizará el cambio de poder y el 46º presidente de Estados Unidos entrará en funciones, tras un evento que no ocurría desde el siglo XIX.
jueves 07 enero 2021
US-POLITICS-ELECTION-TRUMP
Los hechos de ayer no tienen precedentes en la historia de la democracia moderna de Estados Unidos y podrían compararse sólo con el sitio y quema del Capitolio, la Casa Blanca y otras sedes de poder, el 24 de agosto de 1814.

El 6 de enero de 2021 será recordado como el día en el que el liderazgo negativo de la institución presidencial de Estados Unidos pasó las más altas facturas, el recinto erigido con el ideal de Abraham Lincoln de salvaguardar al gobierno del pueblo, para el pueblo, por el pueblo, fue sitiado y se alcanzó la máxima deslegitimación a la democracia.

En el Black Wednesday, en los pasillos del Capitolio durante la "insurrección", como la definió el 46º presidente electo de la Unión Americana, Joe Biden, se permitió que el símbolo de una de las asignaturas pendientes de la nación ondeara nuevamente: la bandera confederada (representación tácita de la esclavitud).

Publicidad

El llamamiento de Q-Shaman, Jake Angeli —perteneciente a la teoría conspirativa Q-Anon—, y del propio Trump, quien lleva cuatro años "desacreditando" a la democracia, según el profesor de gobernabilidad de la Universidad de Harvard Steven Levitsky, surtieron efecto.

El día estuvo plagado de simbolismos: la bandera de Gadsden (propietario y comerciante de esclavos), la presencia de la "milicia blanca", que mezcla elementos nórdicos y vikingos; las gorras de "Make America Great Again" (MAGA), las referencias a "incel" (celibato involuntario), pancartas de "Jesús te salva" y rifles de asalto.

La jornada cobró la vida de cuatro personas, una de ellas, Ashli Babbitt, veterana de la Fuerza Aérea estadounidense y residente en San Diego, dentro de las paredes de la sede que salvaguarda el poder de los ciudadanos. Hechos como éste se comparan sólo al 24 de agosto de 1814, cuando mayor general Robert Ross le prendió fuego al Capitolio.

US-VOTE-POLITICS
Despues de los disturbios, el vicepresidente Mike Pence y la presidenta de la Cámara de Representantes, Nancy Pelosi, presidieron la ratificación del 46º presidente de Estados Unidos, Joe Biden.

El Black Wednesday, según Levitsky, fue un "autogolpe" del gobierno, con el que intentó, al final de forma fallida, quedarse ilegalmente en el poder y, a pesar de que "la democracia estadounidense va a sobrevivir los eventos", alertó, en la BBC, que "a mediano plazo, nos acercamos a un periodo conducido por la crisis".

El triunfo democrático

Después de los disturbios que provocaron la salida inmediata del lugar del vicepresidente Mike Pence, con ayuda del Servicio Secreto, el resguardo de los legisladores en las habitaciones seguras del Capitolio, la entrada de SWAT para expulsar a los asaltantes, la supervivencia de la democracia estadounidense se logró.

Publicidad

La sesión bicameral para confirmar al demócrata Joe Biden tuvo lugar con los tiempos de intervención en el debate reducido al máximo, el líder republicano del Senado, Mitch McConnell, tenía prisa por concretar el acto solemne tras los ataques a la casa del poder legislativo de su nación.

De 14 senadores dispuestos a apoyar el cuestionamiento de los resultados electorales en Arizona, Georgia, y Pennsylvania, sólo seis lo hicieron, y a la 01:15 horas (tiempo de Washington) el Congreso ratificó la victoria electoral de Biden, en la que fue una jornada negra para la democracia de Estados Unidos.

Al reinicio Mike Pence, vicepresidente de EE.UU., dijo que los "alborotadores" no ganaron este día. "Ganó la libertad", agregó. Y añadió que el gobierno de Estados Unidos condenaba, "de la forma más fuerte posible", los hechos de este miércoles, en los que al menos 13 personas fueron encarceladas.

La promesa de Trump

Al final el presidente saliente Donald Trump, tras el caos generado por él en la capital de su país, aceptó, no sin recriminaciones, que el suyo fue un sólo mandato y prometió que el 20 de enero se asegurará de que haya una "transición ordenada" luego de la ratificación del Congreso a Joe Biden.

"A pesar de que estoy totalmente en desacuerdo con el resultado de las elecciones y los hechos están de mi lado, habrá una transición ordenada el 20 de enero", aseguró en un comunicado difundido en Twitter por uno de sus principales asesores, Dan Scavino.

Publicidad

En Black Wednesday la herramientas masivas de comunicación, además de la red social de los 140 caracteres, Facebook e Instagram cerraron filas para acallar, por primera vez en la era moderna, la voz del aún presidente de Estados Unidos, que en su misiva agregó que considera su administración como la mejor que ha tenido su país.

Siempre he dicho que continuaríamos nuestra lucha para asegurar que solo se contaban los votos legales. ¡Aunque esto representa el fin del mejor primer mandato en la historia presidencial, solo es el comienzo de nuestra lucha para Hacer a Estados Unidos Grande de Nuevo!
Donald Trump, presidente de Estados Unidos

La administración de Trump se desmorona a pasos agigantados, Matt Pottinger, adjunto del asesor de seguridad nacional, renunció ayer; mientras que también están considerando hacerlo el asesor de seguridad nacional, Robert O’Brien, y Chris Liddell, asistente del presidente y subjefe de personal para la coordinación de políticas.

US-POLITICS-ELECTION-TRUMP
Voces por todo Estados Unidos piden ahora la destitución inmediata del aún presidente Donald Trump.

Sarah Matthews, secretaria de prensa adjunta, y Stephanie Grisham, jefa de personal de Melania Trump, esposa de Trump, también están entre las y los funcionarios pensando en dimitir. Elaine Chao, secretaria de Transportes y esposa del líder del Senado, Mitch McConnell, ya lo hizo.

Pide su destitución

En un hecho sin precedentes Nancy Pelosi, la presidenta de la Cámara de Representantes de Estados Unidos, pidió al vicepresidente Mike Pence iniciar el proceso de remoción del presidente Donald Trump mediante la enmienda 25 de la Constitución de su país. De no hacerlo, dijo que el Congreso iniciará otro impeachment contra el presidente saliente.

El presidente incitó a una insurrección armada contra Estados Unidos. Me uno al líder demócrata del Senado para pedirle al vicepresidente que destituya a este presidente invocando inmediatamente la enmienda 25. Si el vicepresidente y el gabinete no actúan, el Congreso puede estar preparado para seguir adelante con el juicio político
Nancy Pelosi, presidenta de la Cámara de Representantes de Estados Unidos

La funcionara, la tercera con mayor poder después de Trump y Pence, alertó que "si bien sólo quedan 13 días (de su mandato), cualquier día podría ser un espectáculo de terror para Estados Unidos". Trump, expresó, es mortal "para nuestra democracia y para nuestro pueblo".

La Enmienda 25, en su sección 4, establece que el vicepresidente, con una mayoría del gabinete o con un órgano constituido específicamente por el Congreso, pueden destituir al mandatario si determinan que es incapaz de cumplir los poderes y deberes de su cargo.

#YoMeQuedoEnCasa: Descarga gratis la revista digital de enero (da click en la imagen)

Newsletter
Recibe las últimas noticias de moda, sociales, realeza, espectáculos y más.

Publicidad
Publicidad