Publicidad
SUSCRÍBETE

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Nuestras Historias

Dejan fuera a Ludwika Paleta en protesta de género en los Premios Metropolitanos

La actriz aseguró que a diferencia de muchas de sus compañeras, ella se siente muy afortunadamente porque nunca ha sido violenta por un hombre.
jueves 22 agosto 2019
Premios Metropolitanos de Teatro 2019 - Blue Carpet
Ludwika Paleta

Un contingente de mujeres encabezado por las actrices Erendira Ibarra, Ana Francis Mor, la productora Rebeca Moreno y la directora de teatro Anahí Allue, entre otras artistas se apoderaron la noche de ayer de la alfombra azul de los Premios Metropolitanos de Teatro para alzar la voz en defensa de las mujeres que han sido violentadas.

Sin embargo, Ludwika Paleta se mostró desconcertada e incluso excluida de la protesta que realizaron varias de sus compañeras del gremio teatral antes de comenzar la ceremonia de los reconocimiento a lo mejor del teatro en México que se realizó en el Teatro Telcel.

Publicidad

Observando el acto que sus compañeras realizaban, Ludwika expresó: “¡Y no me invitaron!, ahí está María Aura y… bueno”, expresó Paleta en medio de la entrevista que brindaba a diferentes medios de comunicación

La intérprete no pudo ocultar su descontento al ver a sus colegas manifestarse, mientras ella se encontraba en otra parte del encarpetado sin saber del tema y declaró que aunque ella no ha sido víctima de violencia de género, sí es un tema que le preocupa.

Emiliano Salinas y Ludwika Paleta
Emiliano Salinas y Ludwika Paleta

“Afortunadamente nunca he sido violenta por un hombre. Creo que soy de las pocas mujeres porque muchas de mis compañeras sí. Me siento preocupada por la violencia hacia las mujeres y hacia toda la gente en general, la violencia hacia al ser humano. Creo que estamos viviendo un momento en el mundo en el que somos muy violentos y las mujeres somos un flanco muy débil y este año los feminicidios han sido una cosa fuera de control”, señaló.

Publicidad

Además, la actriz dejó en claro que se encuentra en paz luego de del escándalo en el que se vio envuelto su esposo, Emiliano Salinas , quien fue señalado por la Fiscalía de Estados Unidos como cómplice de Keith Raniere , líder de la secta NXIVM y quien fue acusado de tráfico sexual de mujeres, fraude y conspiración para el trabajo forzado, entre otros delitos.

Además, fue cuestionada sobre los rumores de que ella también había sido marcada por la secta sexual, como otras mujeres que denunciaron a Raniere, sin embargo, dijo que eso es totalmente falso.

“Estoy tranquila. La verdad es que yo nunca tuve contacto con ese grupo de gente, no me voy a poner ahorita a explicarles, porque tendría que sentarme con ustedes para hablar un día entero muchas cosas que no vienen al caso, pero sí quiero que sepan que yo nunca he dejado que abuse nadie de mí, afortunadamente, porque veo a estas mujeres, y veo que se manifiestan y me da mucha emoción porque sí somos violentadas y sí existe un abuso y mucha violencia hacia las mujeres, si algún productor, si alguna persona me obligó o me sugirió algo inadecuado o que me hizo una propuesta indecorosa digo: ‘nunca en mi vida’ y mira que tengo muchísimos años trabajando”.

Ludwika y Emiliano en la gala de Quién 50.
Ludwika y Emiliano en la gala de Quién 50.

Publicidad

Hace unos días, ella y su esposo, Emiliano Salinas fueron captados haciendo fila ante el mostrador de una aerolínea , lo que volvió a desatar los rumores de un posible cambio de residencia, pero la actriz aclaró que ambos se escaparon a cuba por un viaje de placer.

A finales de junio circularon rumores sobre que Emiliano había cambiado de residencia a la isla caribeña, pues de acuerdo con la columna “Gran Angular” del periódico El Universal publicada a finales de junio, Salinas Occelli buscaba ingresar a una institución de salud mental para atender una profunda crisis nerviosa que lo tenía devastado a raíz del escándalo de NXIVM.

La columna firmada por el periodista Raúl Rodríguez Cortés , señaló que existía otra teoría sobre la estancia de Emiliano en Cuba, y ésta tenía que ver con el hecho de que Cuba “no tiene tratado de extradición con EUA y que la intención es evitar a toda costa que la justicia estadounidense lo siente en el banquillo de los acusados. De hecho, ese país e Irlanda albergaron a su padre cuando se fue de México tras el famoso ‘error de diciembre' de 1994".

Newsletter
Recibe las últimas noticias de moda, sociales, realeza, espectáculos y más.

Publicidad
Publicidad