Publicidad
REVISTA DIGITAL

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Farewell, Your Majesty. Llega a su final el reinado de Isabel II

El féretro de la soberana ya descansa en la Bóveda Real, al lado de las cenizas de su hermana la princesa Margarita y de los restos de sus papás, Jorge VI y la reina madre.
lunes 19 septiembre 2022
El decano de Windsor, el reverendísimo David Conner
El decano de Windsor, el reverendísimo David Conner, coloca la Corona Imperial de Estado, el Orbe Real y el Cetro de Cruz en el altar, lo que marca el fin de la segunda era Isabelina.

Hace unos minutos llegó oficialmente a su final la segunda era isabelina, el ataúd de la reina Isabel IIdescendió a la Bóveda Real, para convertirse en la onceava monarca que tendrá su eterno descanso en terrenos del bastión más significativo de la familia real, el Castillo de Windsor.

El momento fue más que significativo, con la suma de todos los detalles protocolarios, pero también la simbología que marcan este final de la vida y de las obligaciones que Lilibet recibió sin tener que cumplirlas, debido a que originalmente era su tío Eduardo VIII, y no su papá Jorge VI, quien debía gobernar.

Publicidad

En el Castillo de Windsor los Corgis y el caballo Emma de Isabel II presenciaron el cortejo fúnebre en su entrada a la Capilla de St. George, en donde ahora sí se dio el principio del fin, justo en el momento en el que el más alto funcionario de la Casa Real de Windsor rompió la vara de mando de la soberana, que será inhumada en una ceremonia privada.

Este encuentro íntimo de los miembros senior de la familia real sucederá a las 19:30 horas (tiempo local) y luego de este sentido servicio, la reina de reinas será llevada ahora sí a donde descansará eternamente, la Capilla Conmemorativa del rey Jorge VI. En la ceremonia previa, el sonido de la gaita de Paul Burns lo inundó todo.

Burns parte del Regimiento Real de Escocia le dedicó a la desaparecida soberana la melodía "Sleep, Dearie, Sleep". Además, Paul fue el Piper to the Sovereign y se encargaba de tocar cada mañana durante 15 minutos su gaita para Isabel II, una especie de "despertador real".

El público se desbordó para despedir a Isabel II

Previo a la llegada del cortejo, la policía tuvo que cerrar los accesos al Long Walk que conduce al Castillo de Windsor, los ciudadanos y turistas que querían ver pasar el féretro de la soberana llenaron el lugar. Los restos de Isabel II recorrieron la avenida en choche para la última parada en la capilla de San Jorge

 

En este lugar su majestad británica fue despedida por sus familiares, reyes europeos, jefes de gobierno y otros invitados. En el momento en que el cortejo fúnebre atravesó el arco de acceso del castillo, sonó la mítica campana conocida como Sebastopol, como lo viene haciendo una vez por minuto por la procesión y que precede las salvas de cañón.

El príncipe Andrés y los corgis de Isabel II
El príncipe Andrés, duque de York, al lado de los mejores amigos de la reina Isabel II.

Alrededor de las dos y media de la tarde, hora local, el estandarte real volvía a lucir majestuoso en lo alto de la torre, indicando que su majestad, en este caso Carlos III, ya se encontraba en la residencia. Al mismo tiempo, la princesa Ana y a su marido, sir Tim Laurence estuvieron Cuadrángulo, la gran explanada en la que se ubica la capilla.

funeral-windsor-reina-isabel-ii
El ataúd de Isabel II fue transportado por la Compañía de la Reina, el primer Batallón de Guardias de Granaderos.

 

Tags

Publicidad