Publicidad
REVISTA DIGITAL

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

¿Pensaría en Lilibet? Carlos se lleva agua del río Jordán para bautizos reales

En su reciente visita oficial al río Jordán, el heredero de la reina Isabel II aprovechó para pedir varias botellas con agua para los próximos bautizos de la familia real. ¿Pensaría en Lilibet?
miércoles 17 noviembre 2021
Príncipe Carlos, Camilla Parker
El príncipe Carlos y Camilla, duquesa de Cornwall, visitan el lugar del bautismo de Jesús a lo largo del río Jordán, el 16 de noviembre de 2021, en Ammán, Jordania.

Ayer martes, el príncipe Carlos y su esposa Camilla de Cornwall visitaron justo el lugar del río Jordán donde se cree que fue bautizado Jesús, lo que dio inicio a la primera gira al extranjero de la familia real británica desde el inicio de la pandemia del COVID-19.

Y, aprovechando la visita, parece que el príncipe ha pedido agua bendita del río para los futuros bautizos reales en Reino Unido. El Director General del Sitio, Rustom Mkhjian, le contó al Daily Mail: “Esta vez la gente de la Embajada pidió algunas docenas (de botellas) de agua bendita y les proporcionamos cinco docenas, seis docenas”.

Publicidad

Se sabe que los bebés reales, por tradición, siempre son bautizados con agua extraída del lugar donde Jesús fue bautizado por Juan el Bautista, usando la ornamentada pila bautizmal plateada y dorada llamada Lily Font, que es parte de las Joyas de la Corona.

“Que el príncipe de Gales recupere el agua por sí mismo es realmente único”, informa el diario británico.

Sabiendo que su nieta Lilibet Diana, la hija del príncipe Harry y Meghan Markle, aún no ha sido bautizada, muchos se preguntan si el príncipe heredero habrá pensado en ella para el uso de esta agua bendita. Con respecto a eso, el director comenta: “No lo sé, no quería preguntar. Pero dijeron la ‘queremos para los bautizos de los niños más adelante’. Futuros bautismos, sí”.

Publicidad

Otra bebé que también falta por recibir el sacramento es la hija de la princesa Beatriz, Sienna Elizabeth.

En su recorrido por la Colina de Elías, Carlos y Camilla vieron las excavaciones que rodean el estrecho río de lodo cerca del lugar donde se cree que Juan el Bautista y Jesús se reunieron para el ritual de limpieza y mojaron sus dedos en el agua.

Carlos, de 73 años, llegó a Jordania con Camila, de 74, a primera hora del martes para una visita de dos días que los llevará a sitios arqueológicos e incluirá reuniones con representantes de grupos religiosos y organizaciones humanitarias.

Publicidad

El rey Abdalá II de Jordania, que dio la bienvenida a los invitados junto con la reina Rania, se refirió al momento simbólico de la visita, ya que su reino, cuya historia ayudó a forjar Reino Unido, celebraba su centenario, y también elogió a Carlos por su defensa de las causas medioambientales durante décadas.

Carlos, hijo mayor de la reina Isabel II y heredero al trono británico, dijo que esperaba que se adoptaran medidas tras la conferencia de la ONU sobre el clima, COP26, celebrada en Glasgow, que ha mantenido vivas las esperanzas internacionales de evitar los peores efectos del calentamiento global.

Publicidad
Publicidad