Publicidad
REVISTA DIGITAL

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

El Emir de Dubái utilizó Pegasus para espiar a la princesa Haya y a su abogada

Una sentencia del Alto Tribunal de Londres dictó que Mohammed Bin Rashid usó la tecnología israelí durante el juicio de su escabroso divorcio.
viernes 08 octubre 2021
Judgement Is Handed Down In Dubai Ruler's Child Welfare Court Case
La princesa Haya Bint al-Hussein y su abogada la baronesa Fiona Shackleton fueron espiadas por el emir de Dubái.

Cada vez sabemos más de lo que fue capaz de hacer Mohammed Bin Rashid, emir de Dubái, durante el juicio del que podemos decir que es un muy escabroso divorcio de la princesa Haya. A pesar de que ya pasaron dos años, las noticias que nos llegan ponen a esta compleja disputa legal otra vez en el spotlight.

A pesar del hermetismo que el jeque ha querido ponerle a este difícil proceso de separación, poco a poco se revelan nuevos detalles, ya que el juicio se desarrollo en Gran Bretaña, donde la princesa Haya se refugió tras su escape del emirato al lado de sus dos hijos; la princesa Jalila, de 13 años, y el príncipe Zayed, de 9.

Publicidad

En su momento, la royal expresó que esa fuga fue para evitar que sus dos niños fueran obligados a seguir la tradición de un matrimonio arreglado. Ahora, la más reciente información de esta ríspida disputa legal asegura que el Alto Tribunal de Londres dictaminó las técnicas que el monarca utilizó durante el juicio para espiar a su ex.

Colaboradores de Mohammed Bin Rashid hackearon los celulares de su ex esposa, la abogada de ésta y varios de sus empleados, al usar la tecnología militar israelí Pegasus, además, el juez determinó que el miedo de Haya de Jordania de que sus hijos sean secuestrados por su papá de su casa de campo inglesa está "totalmente justificado".

De acuerdo con el juez, el emir de Dubái cometió "un abuso total de confianza y de poder", ya que dio su autorización —expresa o implícita— para que el iPhone de la princesa Haya fuera espiado por el software, así como el de la abogada Fiona Shackleton; también lo hizo con sus dos escoltas y su asistente personal.

Royal Ascot - Ladies Day
La princesa Haya Bint Al Hussein y el jeque Mohammed Bin Rashid Al Maktoum podían ser vistos muy frecuentemente en Londres.

Estos datos se suman a los otros dictámenes judiciales que ya se habían dado a conocer. La Corte Suprema de Gran Bretaña también concluyó que el emir fue el responsable del secuestro de sus dos hijas mayores, las princesas Shamsa y Latifa, quienes han denunciado en varias ocasiones que están bajo arresto domiciliario.

El presidente de la sección de Familia del Alto Tribunal, Andrew McFarlane, explicó que fue la abogada de la princesa la que fue puesta en alerta de esta situación por una de sus colegas, Cherie Blair, esposa del ex primer ministro británico, Tony Blair, que fue asesora de Derechos Humanos de la empresa israelí NSO Group, detrás de Pegasus.

La ex primera dama fue informada por los directivos de la compañía de su preocupación por el uso de la tecnología en los teléfonos de Haya y de su abogada. Los espías accedieron a los dispositivos de forma remota desde Dubái y robaron un total de 265 megabytes de datos del iPhone de la princesa.

Publicidad

Lo hicieron a través de la señal Wi-Fi de la casa de campo de Haya. Lo "robado" equivale a 24 horas de grabaciones o 500 fotografías, pero ahora no se sabe qué contenidos obtuvieron. Según los medios británicos, esta situación pondría en una posición incómoda a la reina Isabel II.

La soberana del Reino Unido mantiene una estrecha relación con el emir, ya que lo dos son grandes fanáticos de la hípica, crían caballos y sus yeguas son de las más importantes en el mundo, por lo que en más de una ocasión disfrutaron de las carreras de Ascot juntos, alguna vez hasta con la compañía de Haya.

Queen Visits Gulf
El emir de Dubái y la reina Isabel tienen una amistad muy importante para ambos.

"El Ministerio de Relaciones Exteriores necesita hacer una investigación adecuada sobre nuestra relación con Dubái y convocar al embajador para una reunión", expresó el parlamentario laboralista Chris Bryant. A esto se suma que Mohammed Bin Rashid dio muestras de su clara intención de secuestrar a sus hijos para llevarlos a Dubái.

El emir intentó comprar Castlewood en Berkshire, una finca vecina a la casa de campo en la que viven Haya de Jordania y sus hijos. El juez comentó que el intento del jeque por comprar una propiedad contigua sería una "amenaza muy significativa para su seguridad (de la princesa y los niños) que obligaría a que tuviera vigilancia 24 horas".

Publicidad

Tags

Publicidad
Publicidad