Publicidad
SUSCRÍBETE

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Nuestras Historias

La tensión familiar (que nadie notó) en el bautizo de baby Archie Harrison

Meghan Markle y Harry volvieron a romper con el protocolo durante la 'feliz' celebración y no tomaron en cuenta la agenda de la reina Isabel II para seleccionar el día.
viernes 10 julio 2020
Bautizo de Archie Harrison Mountbatten-Windsor
Los Duques de Sussex compartieron en su cuenta oficial de Instagram la imagen del bautizo de Archie Harrison.

El pasado 6 de julio se cumplió un año del bautizo de Archie Harrison , el primogénito de Meghan Markle y el príncipe Harry, y aunque en su momento lo único que se dio a conocer fue que la reina Isabel II y el duque de Edimburgo no estarían presentes, ahora se revelaron las tensiones familiares que se vivieron y que nadie notó en la foto familiar.

Según publicó el diario británico Mirror, en el bautizo de baby Archie los duques de Sussex rompieron el protocolo una vez más; la pareja decidió que la celebración se llevara a cabo a puerta cerrada y sin la presencia de los medios de comunicación o el pueblo británico.

Publicidad

A diferencia de Meghan y Harry , los duques de Cambridge y otros miembros de la familia han permitido que los fotógrafos los capten en el corto recorrido del coche a la iglesia. Mientras que los entonces recién casados, se quedaron en el lugar todo el día a puerta cerrada.

La royal couple únicamente compartió en su Instagram un par de fotos en las que sólo aparecen el príncipe William y Kate Middleton, el príncipe Carlos y la duquesa de Cornualles, Doria Ragland y las hermanas de la princesa Diana, Sarah y Jane.

Días antes del evento, el Palacio de Buckingham informó que la reina y su esposo no estarían presentes porque tenían que cumplir con un compromiso. Esa no fue la única vez que la monarca se perdió el bautismo de uno de sus bisnietos, ya que en 2018 tampoco asistió al del príncipe Louis.

Publicidad

El Daily Star publicó que en el nuevo libro Royals at War se puede leer que la celebración no sólo estuvo marcada por la inasistencia de la reina y su esposo: "Puntualmente, la reina y el príncipe Felipe se mantuvieron alejados.

"Habían sido generosos y comprensivos en un mejor momento. Pero ahora simplemente se sentían públicamente avergonzados por el comportamiento controlador de Meghan", dijo una fuente cercana a Buckingham.

En su moment se dijo que Meghan y Harry habían planeado celebrar el bautizo para una fecha diferente, antes de darse cuenta que la reina y Carlos podían asistir, pero al retrasar el evento un día, el príncipe pudo regresar con de su viaje en Gales.

#YoMeQuedoEnCasa: Descarga gratis la revista digital de junio (da clic en la imagen)

Publicidad

Aun así, la reina Ibael II no pudo asistir, ella ya tenía en su agenda un viaje a Sandringham, luego de estar una semana en antes en Holyrood, en Escocia.

"Hay un sentimiento entre algunos de que los duques de Sussex debieron ser más complacientes con la fecha", expresó un informante. Y es que, la semana de Holyrood es una de las más importantes en la agenda de la reina, ya es que es cuando cumple con varios compromisos en toda Escocia.

Newsletter
Recibe las últimas noticias de moda, sociales, realeza, espectáculos y más.

Publicidad
Publicidad
Publicidad