Publicidad
SUSCRÍBETE

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Nuestras Historias

Esta fue la llave de entrada de Meghan Markle a la familia real británica

Una biografía no autorizada dio a conocer la razón por la que la Isabel II le dio la bienvenida en la Casa de Windsor a la actriz de Hollywood.
sábado 27 junio 2020
Meghan Markle
La información de cómo llegó Meghan Markle a la realeza británica sigue causando polémica.

Desde su llegada a la Casa de Windsor en noviembre de 2017, Meghan Markle rompió los estereotipos de la realeza. Además de ser una mujer divorciada, se dedicaba a la actuación, nació en Estados Unidos y tiene una identidad biracial, algo que se convirtió en su llave de entrada y le dio la aceptación de la reina Isabel II.

Lady Collin Campbell, experta en realeza, escribió en su libro Meghan y Harry: The Real Story que la soberana de 94 años le dijo a su nieto que no podía casarse con una estrella de Hollywood blanca, según el extracto al que tuvo acceso el diario británico Daily Mail.

Publicidad
La llegada de Meghan hizo a la monarquía reflexiva y representativa de la Gran Bretaña multicultural y multirracial de una manera en la que una actriz blanca, nacida en California —que hubiera sido miembro del elenco de una serie de televisión popular—, nunca hubiera podido

Escribió Collin, quien fue más allá al revelar: "Como un príncipe me dijo una vez: 'Si Meghan no hubiera sido una mujer de color, nunca habrían permitido el matrimonio. Era lo único que, sin reservas, estaba a su favor'".

La autora también asegura que la reina aprobó los antecedentes de raza mixta de Meghan porque creía que eso ayudaría a la familia real a parecer más moderna: "Isabel II, conocida por ser ingeniosa, le dijo a un amigo: 'Al señor Jeremy Corbyn (miembro del parlamento) le resultará mucho más difícil deshacerse de nosotros, ahora que ella está en la familia".

Publicidad

Su propia lucha

Una fuente cercana a la duquesa de Sussex dijo al Daily Mail que la intención de mudarse de Reino Unido a California ahora tenía más sentido porque ella cree que está destinada a combatir el racismo sistémico en Estados Unidos.

"La duquesa siente que su apremiante urgencia de desarraigarse de Inglaterra, era el destino para poder estar a la vanguardia del movimiento", explicó la fuente.

La lucha contra el racismo es uno de los motivos por los que Meghan y Harry pusieron en pausa su fundación Archewell. Todo sucedió a raíz del asesinato del afroamericano George Floyd a manos de un policía en Minnesota.

#YoMeQuedoEnCasa: Descarga gratis la revista digital de junio (da clic en la imagen)

Publicidad
Newsletter
Recibe las últimas noticias de moda, sociales, realeza, espectáculos y más.

Publicidad
Publicidad
Publicidad