Publicidad
SUSCRÍBETE

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Nuestras Historias

Leonor y la infanta Sofía debutan en la tradicional lectura del Quijote

La princesa Leonor y la infanta Sofía debutan en la tradicional lectura del Quijote de la Mancha.
jueves 23 abril 2020
Princesa Leonor y la infanta Sofía
Princesa Leonor y la infanta Sofía durante la tradicional lectura del Quijote.

Este jueves, la princesa Leonor y la infanta Sofía debutaron en la tradicional lectura del Quijote de Miguel Cervantes de Saavedra, como parte de las celebraciones del Día del libro. Las hijas de los reyes de España participaron en este círculo de lectura con dos videos (este fue el debut de Sofía hablando en público).

Debido a que España como otros países se encuentra en cuarentena, las niñas hicieron su participación desde el palacio de la Zarzuela, quien informó en días pasados que se trataba de "un homenaje a la cultura, al libro, al fenómeno de la lectura y a la figura del escritor”.

Publicidad

En esa ocasión, la lectura estuvo dedicada a todos los profesionales de la salud que trabajan en la primera línea de la emergencia sanitaria. El primer capítulo lo empezó a leer Joan Margarit, Premio Cervantes, seguido de otros profesionales de la salud. Cuando fue su turno, la princesa Leonor leyó este fragmento :

“Frisaba la edad de nuestro hidalgo con los cincuenta años; era de complexión recia, seco de carnes, enjuto de rostro, gran madrugador y amigo de la caza. Quieren decir que tenía el sobrenombre de Quijada, o Quesada, que en esto no hay ninguna diferencia en los autores que en este caso escriben; aunque por conjeturas verosímiles se entender que se llama Quijana. Pero esto importa poco a nuestro cuento: basta con la narración del no se salga un punto de la verdad”.

Publicidad

Luego tocó el turno de la infanta Sofía, quien, por cierto, cumplirá 13 años el próximo 29 de abril. “Es, pues, de saber que este sobredicho hidalgo, los ratos que estaba ocioso, que eran los más del año, se daba a leer libros de caballerías con tanta afición y gusto, que olvidó casi de todo punto el ejercicio de la caza, y aun la administración de su hacienda; y llegó a tanto su curiosidad y desatino en esto, que vendió muchas hanegas de tierra de sembradura para comprar libros de caballerías en que leer, y así, llevó a su casa todos cuantos pudo haber de ellos…”

Normalmente, Felipe VI y Letizia de España tratan de mantener la vida de sus hijas muy al margen de lo público, por esa razón, sus exposiciones oficiales son cuidadas con cautela. Incluso, en algún momento, el rey expresó su deseo porque sus hijas vivan de la manera más normal posible su adolescencia, ya que en algún momento, su presencia en los medios no será un tema que se pueda negociar.

Publicidad
Newsletter
Recibe las últimas noticias de moda, sociales, realeza, espectáculos y más.

Publicidad
Publicidad