Publicidad
SUSCRÍBETE

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Nuestras Historias

¿Karma? La curiosa coincidencia que une a Harry con el primer duque de Sussex

El príncipe Federico Augusto, nacido en 1773, huyó de sus deberes reales para casarse con su amor secreto en Roma, Italia.
miércoles 15 abril 2020
Príncipe Harry
El príncipe Harry comparte también con Federico que ambos tuvieron un pasado en el que la fiesta tenía un papel protagónico.

En el seno de la familia real británica las historias tienden a repetirse, la casualidad es una constante. Alice Frederica Edmonstone, bisabuela de Camilla de Cornaulles , fue amante del tatarabuelo del príncipe Carlos , Eduardo VII. Compartir una anécdota, también se repitió para Harry con el último duque de Sussex.

Cuando la reina Isabel II tuvo que elegir el título que le otorgaría a su nieto y a su esposa Meghan Markle , hace dos años, se analizó el pasado del ducado de Clarence, uno de ellos ejecutado por traición a su hermano; el de Connaught, que se quedó sin titular después de que el último muriera al caer borracho de una ventana, y el de Albany, el más reciente duque era afiliado al partido nazi.

Publicidad

Entonces apareció el ducado de Sussex y la reina decidió que la carga profética que tenía no era tan grave, aunque al final resultó que Harry si cumplió con ella y significó su salida del círculo senior de la Casa de Windsor; pero cuál fue esa situación muy similar que vivió el príncipe Federico Augusto y que el hijo de la princesa Diana atraviesa hoy.

Federico Augusto
El anterior duque de Sussex también hizo un gran sacrificio por amor.

El royal, que nació en 1773, fue el hijo del rey Jorge III y el tío favorito de la reina Victoria, a él le fue concedido el título antes que a Harry. Federico no dejó de ser parte de la realeza, pero a su muerte quiso ser enterrado en un panteón público de Londres, el Kensal Creen, en lugar del espacio que le correspondía en la Capilla de St. George en el Castillo de Windsor.

En un periódico local de la época se escribió acerca de Federico Augusto: "El primero de su raza que ha elegido reposar sus huesos en uno de los cementerios del pueblo". Esa decisión recuerda un poco a la de Harry de llevar una vida de civil en Estados Unidos; pero en donde está la verdadera coincidencia entre los dos hombres es en el sacrificio que hicieron por amor.

Publicidad

Cuando Jorge III rechazó que su hijo se casara con lady Augusta, 10 años mayor que Federico, éste decidió realizar el matrimonio en secreto con ella en Roma, Italia, lo que provocó la ira del rey, que no les permitió vivir en Reino Unido. Entonces el duque de Sussex apeló al obispo de Canterbury, quien lo dejó quedarse con su esposa, con la consigna de que los dos hijos que tuvieron no serían royals.

Tras esa renuncia a nombre de sus herederos, al final la pareja no se mantuvo unida y Federico se casó de nueva cuenta, para pagar una deuda de juego, con lady Cecilia a quien nunca se le concedió el título de duquesa. Al final su ancestro y Harry decidieron, a pesar del distanciamiento, mantenerse fieles a la corona. Augusto entregó a su sobrina Victoria a Alberto en el altar.

Pero la conexión de los dos duques de Sussex no fue sólo en la tragedia, Federico, así como Harry, también fue patrón de varias causas humanitarias: impulsó la abolición de la esclavitud y apoyó la igualdad de derecho de los judíos. Así que Augusto estuvo muy cerca de la vida común y por eso su elección de un entierro sin glamour. Harry es igual de sencillo, así lo demostró en 2017.

Publicidad
Newsletter
Recibe las últimas noticias de moda, sociales, realeza, espectáculos y más.

Publicidad
Publicidad