Publicidad
SUSCRÍBETE

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Nuestras Historias

La cruel broma que el príncipe William le jugó a sus primas Beatriz y Eugenia

Cuando eran niños pasaban la Semana Santa juntos y en una ocasión hizo una travesura que aún no se olvida
Trooping The Colour
Las princiesas Eugenia y Beatriz con su primo, el príncipe William.

Es tradición que la Familia Real británica celebre domingo de Pascua en el Castillo de Windsor. Este año, sin embargo, fue la excepción debido al aislamiento por el coronavirus, aunque eso no ha impedido que algunos trabajadores recuerden divertidas anécdotas que han ocurrido en ese día a lo largo de los años.

Publicidad

Tal fue el caso de del exchef real, Darren McGrady, quien contó a la revista británica Ok! que hace muchos años, cuando el príncipe William era todavía un niño jugó una broma muy pesada a sus primas, las princesas Beatriz y Eugenia, con quienes acostumbraba pasar este domingo tan importante para el mundo cristiano.

BritWeek's 10th Anniversary VIP Reception & Gala - Red Carpet
El chef Darren McGrady.

Según contó el chef, en esa ocasión hizo un huevo de pascua de chocolate con temática inspirada en la tradicional canción de cuna inglesa Hickory Dickory Dock.

“(El chocolate) tenía un reloj en la parte superior que daba la una y un ratón de azúcar que se asomaba por un agujero. Lo enviamos a la guardería (donde estaban los niños) en una bandeja de plata, pero 15 minutos después uno de los trabajadores lo trajo de vuelta.

"Dijo: 'La niñera me pidió que le devolviera esto. El príncipe William simplemente se paró en una silla y mordió la cabeza del ratón, asustando a Beatriz y Eugenia’", contó Darren McGrady.

Publicidad

A pesar de esta pesada broma, a las princesas no se les quitó el antojo de comer un lindo huevito de Pascua, así que McGrady hizo otra pieza, que los niños pudieron disfrutar, aunque con una táctica que evitó que el príncipe William volviera a hacer de las suyas.

Royals at Easter Sunday church service
Los royals británicos acostumbran pasar la Semana Santa juntos.

"Tuvimos que hacer rápidamente otro ratón, meterlo en el agujero y enviarlo de vuelta a la guardería. Creo que la niñera puso el huevo fuera del alcance de William para asegurarse de que no volviera a suceder”.

Tradición en pausa

Por primera vez en décadas, la Familia Real británica no pudo realizar sus tradicionales actividades de Semana Santa: en Viernes Santo se reunía para celebrar una cena especial que incluye pescado; en Domingo de Resurrección acudían a la capilla St George’s Chapel (donde se casaron Meghan y Harry) para luego regresar al castillo y disfrutar de un lunch de cuatro tiempos que incluía cordero asado con vegetales de temporada.

Publicidad
Newsletter
Recibe las últimas noticias de moda, sociales, realeza, espectáculos y más.

Publicidad
Publicidad