Publicidad

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Nuestras Historias

Lo que le faltaba a la reina Isabel: un divorcio en la familia real

Se acaba de anunciar que su nieto Peter Phillips se separa de su esposa Autumn tras 12 años de casados
martes 11 febrero 2020
The Queen Hosts Reception To Mark The Work Of The Queen's Trust
Reina Isabel II de Inglaterra.

Parece que la mala racha no ha terminado para la familia real británica, y como si la soberana inglesa no tuviera suficientes problemas con el escándalo de tráfico de menores en el que está involucrado su hijo, el príncipe Andrés; el accidente automovilístico de su esposo, el príncipe Felipe de Edimburgo donde hirió a dos personas y el Megxit, ahora se ha dado a conocer otra triste noticia para ella y la familia real: su nieto Peter Phillips (42 años) se está divorciando.

Publicidad

Sorprendentemente el diario The Sun publicó que quien ha dado el primer paso solicitando el divorcio es su esposa, la canadiense Autumn Kelly (41 años) con quien se casó el 17 de mayo de 2008 y madre de sus dos hijas, Savannah de 9 años e Isla de 7.

Fuentes cercanas a la pareja declararon a The Sun que “Peter está absolutamente devastado por esto y simplemente no lo vio venir. Pensó que estaba felizmente casado y que tenía la familia perfecta con dos hijas encantadoras. Pero ahora está en estado de shock total”.

Prince Harry Marries Ms. Meghan Markle - Windsor Castle
Peter y Autumn tienen dos hijas, Savannah e Isla Elizabeth Phillips. Aquí en la boda del príncipe Harry y Meghan en 2018.

Las mismas fuentes apuntan a que la reina seguramente está muy molesta por esta decisión “Autumn es una esposa y madre maravillosa, una mujer inteligente, pero desde hace tiempo le dijo a sus amigos que tenían problemas. Ella es una de las favoritas de la reina y estoy seguro de que Su Majestad también estará muy molesta por esto. Es lo último que necesitaba después de todos sus problemas recientes. Uno tiene la sensación de que la familia real se está desmoronando poco a poco”.

Esta noticia llega dos semanas después de que Peter participó en un controvertido comercial de leche de una firma china como un “miembro de la familia real británica”.

Publicidad

¿El Megxit desencadenó esta separación?

Amigos cercanos a la pareja están preocupados de que Autumn quiera comenzar una nueva vida en su país natal junto a sus dos hijas, quienes podrían tener la doble nacionalidad británica-canadiense.

“Tal vez ella se ha visto influenciada por la partida de Harry y Meghan. Quizá pensó que si eso puede suceder para otros, también es posible para ella”.

The 2015 Braemar Highland Gathering
Felipe de Edimburgo, la reina Isabel II, el príncipe Carlos, Autumn y Peter Phillips.

Sobre los motivos que llevaron a Autumn a tomar esta decisión, sus conocidos descartan tajantemente que un tercero pudiera está involucrado “Ciertamente ninguno de nosotros cree que Peter o Autumn esté involucrado con alguien más. Parece que se han distanciado, Peter lo supo de repente y está muy molesto”.

Las mismas fuentes comentan que: "La reina debe preguntarse qué ha hecho para merecer esto. Peter Phillips siempre ha sido uno de sus favoritos y el príncipe Felipe y ella se sentirán muy tristes por esto, incluso por encima de todas las malas noticias. Todo esto hace que te preguntes ¿qué más va a pasar después?".

The Festival of British Eventing from Gatcombe Park - Day 1
Peter Phillips y Autumn Kelly se casaron en 2008.

Autumn Kelly conoció a Peter Phillips en el Gran Premio de Canadá donde ambos trabajan en la organización. Ella no supo que era el nieto de la reina Isabel II hasta semanas después de salir con él cuando lo vio en un documental de su primo, el príncipe William.

La pareja se comprometió en julio de 2007 y se casaron en 2008 en Windsor para lo que Autumn tuvo que renunciar a su fe católica. Los Phillips parecían tener uno de los matrimonios más sólidos de la familia real y es cierto que nadie sospechaba que la pareja pudiera tener problemas.

Pero no ha que descartar que pronto se den a conocer los motivos de esta decisión y se conviertan en otro golpe para Isabel II que no deja de recibir malas noticias.

Publicidad
Publicidad