Publicidad
SUSCRÍBETE

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Nuestras Historias

Meghan sufre ataques de ansiedad y no quiere regresar a Inglaterra

Tras anunciar su separación, es muy posible que los duques no vuelvan a su residencia en Inglaterra.
Meghan Markle
Meghan Markle no tiene pensando vivir en Inglaterra, tras algunos problemas de ansiedad después del nacimiento de Archie.

Luego de que los duques de Sussex anunciaran su separación de familia real para emprender un nuevo camino y ser independientes financieramente de la monarquía, se reveló que Meghan Markle no piensa volver a Inglaterra. ¿Por qué? De acuerdo con el diario británico Daily Mail, la duquesa padece episodios de ansiedad desde que nació su hijo, Archie Harrison, y su mamá, Doria Ragland, es todo su apoyo en esta situación.

Una amiga cercana a la exactriz contó al medio que Doria está realmente preocupada por Meghan y se siente aliviada con la decisión de su hija de priorizar su salud mental y su bienestar.

Publicidad

Después de convertirse en mamá, la duquesa admitió que se sentía miserable en el Reino Unido y que no estaba durmiendo bien, además, confesó a sus amigos cercanos que estaba comenzando a tener ataques de ansiedad por su futuro incierto.
“Este fue su plan todo el tiempo, eventualmente abandonar el Reino Unido y construir su propio imperio con Harry”, añadió la fuente.

Meghan Markle y Doria Ragland
Doria Ragland y Meghan Markle.

Esta confesión coincide totalmente con la entrevista que Meghan dio para su documental producido por ITV a finales de 2019. “No mucha gente ha preguntado si estoy bien… Es algo muy real que pasa detrás de escena. Mira, cualquier mujer, especialmente cuando está embarazada, es realmente vulnerable y eso fue realmente desafiante y luego cuando tienes a un recién nacido, ya sabes…”

Publicidad

“Doria trata de ser fiel a sí misma y, por supuesto, continuará alentando a Meghan a tomar el camino transitado”. Mientras tanto, el príncipe Harry ya tuvo una reunión con su hermano, su papá y la reina Isabel II en la residencia de Sandringham.

"Hoy mi familia tuvo una discusión muy constructiva sobre el futuro de mi nieto y su familia. Mi familia y yo apoyamos completamente la decisión de Meghan y Harry de crear una nueva vida como una familia joven. Aunque hubiéamos preferido que permanezcan de tiempo completo trabajando como miembros de la familia real, nosotros respetamos y entendemos sus deseos de vivir una vida más independiente como una familia mientras siguen siendo una parte valiosa de nuestra familia. Harry y Meghan dejaron claro que no quieren depender de fondos públicos en sus nuevas vidas. Por lo tanto, se acordó que habrá un periodo de transición en el que los duques de Sussex pasen tiempo en Canadá y en el Reino Unido. Estos son asuntos complejos para mi familia por resolver y hay más trabajo por hacer, pero pedí que se lleguen a las decisiones finales en los próximos días", declaró la reina tras la reunión.

Según el diario Vancouver Sun, Meghan fue vista en el muelle de Sidney en Columbia Británica previo a su llegada al aeropuerto internacional de Victoria, el viernes pasado. De acuerdo con su amiga, ella no planea vivir permanentemente en Inglaterra.

“No quiere criar a Archie allí y no quiere arrastrarse de un lado a otro. Hará visitas prolongadas pero eso es todo. Están buscando una residencia permanente en Canadá. Dijo que quiere una casa de campo en Whistler a las afueras de Vancouver y una casa en Toronto”.

La seguridad, un privilegio que perderían de parte de la reina, ya es un tema resuelto. Según el diario inglés Evening Standard, el propio Justin Trudeau aseguró a la monarca que los contribuyentes canadienses cubrirán los 1.3 millones dólares que cuesta la seguridad privada de Meghan y Harry, esto por ser miembros de la Commonwealth británica.

La pareja estará protegida por el equipo especializado de la Real Policía Montada de Canadá, que actualmente cuida de la integridad del gobernador general que representa a la reina en Canadá.

Publicidad

Y la reina…

A pesar de que todo parece indicar que es una decisión inamovible, la reina sí tenía la intención de que Meghan y Harry siguieran siendo miembros de la realeza de tiempo completo. Tras la reunión de hoy con sus tres herederos, la monarca emitió un comunicado.

“Hoy mi familia tuvo discusiones muy constructivas sobre el futuro de mi nieto y su familia. Mi familia y yo apoyamos por completo el deseo de Harry y Meghan de crear una nueva vida como una familia joven. Aunque hubiéramos preferido que siguieran siendo miembros de la familia real que trabajan a tiempo completo, respetamos y entendemos su deseo de vivir una vida más independiente como familia sin dejar de ser una parte valiosa de mi familia”.

“Mi familia y yo apoyamos por completo el deseo de Harry y Meghan de crear una nueva vida como una familia joven”.

Al final de la reunión, los príncipes Carlos y William fueron vistos cuando se retiraban de Sandringham, cada uno en su coche. En cuanto el príncipe Harry, él no se dejó ver abandonando la residencia pero, al parecer, se fue una Range Rover negro, pues Fiona Mcilwham, su nueva secretaria, fue vista en el asiento delantero.

Una de las grandes incógnitas de la reunión de este día era saber si conservarían sus títulos y, aunque nada está escrito, la reina habría dado una pista de que sí se los retiró. En el comunicado que emitió no se refirió a ellos como los duques, sino como Meghan y Harry, por ahora, lo único que queda es esperar a que se haga el anuncio oficial y se dé a conocer cómo quedarán sus roles dentro de la familia.

Newsletter
Recibe las últimas noticias de moda, sociales, realeza, espectáculos y más.

Publicidad
Publicidad
Publicidad