Publicidad
REVISTA DIGITAL

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

América Guinart revela por qué no anula su matrimonio religioso con El Potrillo

Pese a su separación, América no ha cambiado la forma en la que percibe la idea del matrimonio, incluso aconsejó a sus hijas Camila y América que lo hicieran.
América Guinart
América Guinart

Han pasado 30 años desde que Alejandro Fernández y América Guinart se separaron, y aunque ambos han retomado su vida con nuevas parejas, la mamá de los primeros hijos de El Potrillo está convencida de que su historia de amor es algo imborrable que siempre atesorará por la simple razón de que de ella nacieron sus Alex, Camila y América.

En una reciente entrevista con el medio católico Aleteia, América habló sobre lo que vivió con Alejandro y confesó que nunca anularía su matrimonio religioso con el cantante.

Publicidad

Cuestionada directamente sobre si el intérprete fue el amor de su vida, la tapatía admitió que en su momento los unió un sentimiento muy profundo. "Claro, lo amaba. Empezamos a ser novios desde los 14 años, nos casamos cuando yo tenía 21 y él 22 y creí que sería para toda la vida", recordó.

Sin embargo, en algún momento de su matrimonio, tuvo que recurrir a buscar ayuda, pues tuvo dudas sobre si realmente estaban en el camino correcto. "Cuando nos separamos fui a hablar con el padre Ángel Espinosa de los Monteros y le dije: '¿Qué hago? Porque mi vida no está bien'", contó.

América contó cuál fue la conclusión a la que ella y Alejandro llegaron finalmente. "El padre me dijo: 'Bueno, el matrimonio es para toda la vida, pero con una vida digna, no llena de sufrimiento. Dios no quiere eso para ti'. Me costó mucho trabajo. El padre también habló con Alejandro y al final de cuentas nos separamos", contó.

Sin embargo, aseguró que pese a su separación, nunca ha considerado eliminar su matrimonio religioso. “Fue un acuerdo de ambos, porque estamos conscientes de que lo hicimos por amor, y el fruto de ese amor son nuestros tres hijos maravillosos", explicó.

 

Pese a su divorcio, América no ha cambiado la forma en la que percibe su idea del matrimonio, incluso aconsejó a sus hijas Camila y América que lo hicieran. "Mis hijas en una etapa dijeron 'no me quiero casar', y les dije que el matrimonio es una institución valiosa que da estabilidad emocional. Les dije: 'Cásense y tengan hijos dentro de un seno familiar y verán que van a estar muy contentos'. Y un día las niñas me dijeron que sí, que sí se querían casar", contó.

En agosto de 2020, Camila se casó con Franciso Barba, y en marzo del año pasado le dieron la bienvenida a su primera hija, Cayetana. En tanto, su primogénito Alex se casó en mayo de 2021 con Alexia Hernández, y están a la espera de celebrar su boda religiosa; ambos se convirtieron en padres hace unos meses.

Durante la entrevista, América abordó algunos aspectos de su vida profesional, como su faceta de arquitecta, la cual ha podido poner en práctica en varios proyectos, así como la de empresaria, sin embargo, está convencida de que su familia siempre está por encima de todo.

"Uno de mis sueños siempre fue formar una familia unida y estar con mis hijos. Me apasionan cosas muy simples: compartir con mi familia, estar con mis papás, con mis hermanas; me gusta mucho viajar y, si los viajes son en familia, me gustan aún más", comentó.

Además, reconoció que criar a sus hijos fue su misión más importante."Siempre cuidé personalmente a mis hijos. Con Alex, el primero, no necesité enfermera para sus cuidados, pero sí con las gemelas porque fueron prematuras, pero siempre estaba ahí", recordó. "Yo decía: 'Pues a dónde voy que más valga, ¡qué mejor que dedicarme a mis hijos!'. En un tiempo, cuando me separé, puse un gimnasio y me fue muy bien, pero también vi que, por más que trataba de organizarme, las cosas del negocio me absorbían y perdía tiempo con mis hijos", explicó.

 

Tags

Publicidad
Publicidad