Publicidad
REVISTA DIGITAL

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Sandra Echeverría y Leonardo de Lozanne celebran los 40 de Los Ángeles Azules

En el Auditorio Nacional la agrupación, que surgió de Ciudad de México y conquistó al mundo, celebró cuatro décadas de historia en la música. Cantaron con Gil Cerezo y Jay de la Cueva.
miércoles 09 febrero 2022
Los Ángeles Azules
Los Ángeles Azules celebraron sus 40 años en el Auditorio Nacional y Leonardo de Lozanne fue uno de sus padrinos.

A las 21:24 horas, una espectacular orquesta sinfónica se apoderó de la atención de todos los presentes en el Auditorio Nacional, un coro de nueve integrantes hizo resonar la lírica de una de las canciones más conocidas y reconocidas de Los Ángeles Azules, El listón de tu pelo, para el que se acompañaron de una madrina muy especial.

Con un vestido de escote corazón, media cauda y falda "A", Sandra Echeverría cantó a todo pulmón la canción que se ha convertida en una de las favoritas del repertorio de la agrupación: "Muchas gracias, bonita noche", expresó la intérprete, ante la ovación generalizada que recibió.

Publicidad

Pero la fiesta comenzó desde las 20:44 horas, la música sonó con "todo el sabor". La siempre distintiva frase: "De Iztapalapa para el mundo", provocó la euforia de todos. En esta noche especial, Los Ángeles Azules celebraron en el escenario del Coloso de Reforma 40 años de historia musical.

Con fuegos artificiales incluidos, el primer corte que se oyó fue Entrega de amor y luego Cumbia pa' gozar. Tras la sentida interpretación, Elías Porfirio Mejía Avante, mejor conocido como El Doc y líder de la agrupación —que ha logrado romper todo tipo de barreras con su sonido—, dirigió un mensaje a todos.

¿Cómo están? Estoy un poco nervioso porque me está pasando como si fuera la primera vez. Tengo muchos años de estar con ustedes en Ciudad de México. ¡Vivan Los Ángeles Azules! Ahora sí, ¡qué viva la vida!, también el amor, la familia, las cosas buenas… ya basta de tanto sufrir, queremos mucho amor
El Doc, vocalista de Los Ángeles Azules

Entre el público estuvieron presentes fans de España, Venezuela, Colombia y de Costa Rica, país que los integrantes de la agrupación prometieron visitar en marzo, para ellos y todos sus seguidores de CDMX, siguieron con Y la hice llorar, Mi único amor, La cumbia picosa, La cumbia coqueta y La cumbia de la tostadita.

La presencia de Echeverría fue el detonante para que las canciones de Los Ángeles Azules adquirieran ese tinte de épicas, con la presencia que sólo una orquesta sinfónica puede dar, con su coro que sonaba monumental, a pesar del número de integrantes, pero instrumentos y voces fueron el acompañamiento ideal.

Juventud, Mi niña mujer, 20 Rosas, Me haces falta tú y la primera canción que grabaron en toda su historia, La cumbia del acordeón, fueron el preámbulo para otro padrino de lujo que los acompañó durante este festejo por 40 años de baile sabroso; Leonardo de Lozanne, que cantó a su lado Entrega de amor.

 

Hubo una polémica con la estatura de Leonardo, El Doc dijo que medía 1.84 metros, el otro no lo desmintió. "¿Cómo están todos?", preguntó el líder de Fobia y se arrancó con la canción. Vestido con pantalón y playera negra, y un saco en gris tornasol de dos botones negros, con detalles en rojo.

Después se fueron sucediendo una a una las canciones que los han llevado a la cima del éxito; La cumbia del infinito, Ay amor, Otra noche, Las maravillas de la vida, Mi cantar; una de las favoritas que causó que la fiesta fuera mayor: Cómo te voy a olvidar, en la que apareció el segundo padrino de la noche, Gil Cerezo, de Kinky.

El público les pidió a los festejados que querían escuchar de nueva cuenta la canción, que sin duda es una de las más especiales de su extenso repertorio; entonces, con su traje negro y playera, con tenis rojos y una cadena de oro, Gil regresó para entonarla otra vez, mientras entre el público bailaba Yordi Rosado, con su pareja, y con quien se lo pidió.

En la recta final sonaron La cumbia de la cadenita, Amor a primera vista, que fue el encore. Siguieron el estreno con sinfónica de Otra noche, y después Nunca es suficiente, Mis sentimientos y cómo no podía ser de otra manera, la elegida para coronar este festejo se oyó la máxima favorita, 17 años, en la que los acompañó Jay de la Cueva.

"Muy ilusionado de estar esta noche aquí", expresó De la Cueva, quien pidió que se apagaran la luces de recinto para poder cantarles a Los Ángeles, al lado de la sinfónica, Las mañanitas, que causaron furor. "¡Qué vivan Los Ángeles Azules!", gritó para con guitarra en mano poner a bailar a todos. Tras esto, el baile acabó a las 22:57 horas.

 
Publicidad
Publicidad