Publicidad
SUSCRÍBETE

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Nuestras Historias

24 años después, Lucero cuenta detalles desconocidos de su boda televisada

La boda de los cantantes se celebró el 18 de enero de 1997 y fue televisada a nivel nacional; se le llamó 'La boda del siglo'.
miércoles 05 agosto 2020
Saks Fifth Avenue New Store In Mexico City
Lucero y Mijares

Lucero ha aprovechado esta pandemia por el coronavirus para acercarse a sus seguidores a través de las plataformas digitales narrando algunas anécdotas de su vida, por ejemplo, ya contó cómo fue besar a Fernando Colunga en la telenovela Soy tu dueña y como Luis Miguel la salvó en un pequeño incendio cuando filmaron juntos la película Fiebre de amor.

Ahora, a través de su podcast en Spotify, la cantante decidió aclarar la polémica que surgió a raíz de su famosa boda con Manuel Mijares , un evento que se celebró el 18 de enero de 1997 en el Colegio de las Vizcaínas en la Ciudad de México y tuvo un gran impacto en el público debido a que Televisa la transmitió en vivo.

Publicidad

"Ha habido muchas especulaciones alrededor de esto (...) Fue muy comentado el tema de que la boda se pudiera ver en la televisión. De hecho, fue de las primeras bodas que se televisaron, me refiero al mundo de la música hispana; estábamos acostumbrados a ver bodas de la realeza, de otros artistas en otras partes del mundo, pero en el mundo hispano no se usaba tanto", explicó la cantante.

"Cuando yo empecé mi carrera en Televisa hace muchos años, el señor Azcárraga, que mucha gente le decía ‘El Tigre’, en paz descanse, tenía un cariño muy lindo por mí y yo por él. (...) Cuando se entera que estamos por casarnos, fue cuando me dijo: ‘A mí me gustaría mucho que toda la gente en México pudiera verte el día de tu boda, que pudiera verte casándote'", recordó.

Lucero y Mijares
Lucero y Mijares se casaron en 1997, pero luego de 14 años de matrimonio, en 2011 anunciaron su separación.

"Yo le dije: ‘Sería muy lindo, pero no los puedo invitar a todos’. Y me dijo: ‘Justamente es lo que estoy pensando: no se puede invitar a todas las personas que quisiéramos verte, que quisiéramos que te vieran el día tan importante en tu vida, pero nos gustaría mucho poderlo transmitir en la televisión’”, agregó.

La propuesta del empresario tomó por sorpresa a Lucero, pues no era lo que ella ni Mijares tenían planeado para ese gran día, sin embargo, tras analizarlo con su entonces novio y su familia, decidieron aceptar la oferta de Emilio Azcárraga Milmo.

Publicidad

"Nos casamos perdidamente enamorados, felices, con la ilusión de formar una familia. Los dos estábamos solteros en ese momento, nunca nos habíamos casado antes y era nuestra máxima ilusión, nuestro sueño, nuestra boda", señaló Lucero, quien en ese entonces tenía 27 años de edad.

"Realmente no se televisó la fiesta como tal; fue una grabación y televisar al aire, pasar la boda por la iglesia y, si acaso, el baile de los novios. Pero no fue de que todo el mundo iba a entrar hasta la cocina. (...) Carla Estrada fue la productora del evento, entonces había buena comunicación y entendía esa parte que queríamos guardar para nosotros".

Lucero y Mijares boda
Lucero y Mijares quisieron transmitir su boda para agradecer al público todo su apoyo.

Debido a esta reunión con Azcárraga, algunos rumores corrieron en la televisora en los que se decía que el matrimonio en realidad fue una farsa construida por Televisa para generar publicidad y rating. Algo que Lucero también aclaró.

"Hablando de rumores y de todo lo que se decía alrededor de todo esto, se inventó que Manuel y yo teníamos un contrato y que nos casábamos por haber firmado un contrato, la exclusiva de pasarla en la televisión. Tanto se dijo, tantas historias y leyendas que se van inventando, y se decía que casi casi en el contrato se decía cuántos hijos teníamos que tener y cuánto tiempo de matrimonio teníamos que cumplir antes de separarnos” recordó.

"Puras bobadas, puras cosas fuera de todo contexto. Imposible sería comprometerse en un contrato a tener hijos, algo tan sagrado. Hubo muchas cosas alrededor: el contrato, que todo estaba arreglado, que era una boda hecha por cuestiones legales… absolutamente mentira. Fuimos tan felices y después decidimos quedar siendo amigos", concluyó Lucero.

#YoMeQuedoEnCasa: Descarga gratis la revista digital de julio (da clic en la imagen)

Publicidad
Publicidad