Publicidad
SUSCRÍBETE

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Nuestras Historias

Paul Walker y otras sospechosas muertes de famosos vinculadas al Pizzagate

El grupo de hackers Anonymus ha relacionado a diversas celebridades al caso polémico sobre tráfico sexual que se destapó en 2016.
martes 02 junio 2020
Paul Walker.
Paul Walker.

El fin de semana reapareció el grupo de hackers Anonymus con nuevos datos sobre la supuesta red de pederastia denominada Pizzagate y descubierta en 2016 que involucra a políticos, empresarios y a personalidades de la élite social estadounidense. La información sorprendió al mundo, pues ahora se relacionaron las muertes de varios famosos con este caso.

Según esta versión, las muertes de Paul Walker, Chris Cornell, Avicii e, incluso, la de la princesa Diana, estarían relacionadas con los intereses de dicha red de trata de personas.

Publicidad

En los videos publicados por el grupo de hackers, mismos que fueron eliminados de las redes y vueltos a cargar por otros usuarios, Anonymous afirma que Avicii, Paul Walker, Chris Cornell, Chester Bennington, Michael Jackson y Lady Di no murieron en accidentes o se quitaron la vida como se dijo.

Según esta versión, todos ellos fueron asesinados por tener en su mano valiosa información y ser conocedores de lo que estaba pasando en las altas esferas políticas, ya que muchos de ellos habían asistido a fiestas de la élite de EU donde Jeffrey Epstein y Donald Trump habrían llevado a cabo abusos sexuales a menores.

Se dice que estos famosos descubrieron la gran red de pedofilia en Hollywood y, al tratar de sacarlo a la luz, alguien se encargó de quitarlos de en medio.

Específicamente del caso de Paul Walker, se sostiene que el actor poseía información comprometedora del gobierno de Estados Unidos, la cual obtuvo por sus organizaciones benéficas. Los datos recopilados trataban sobre una presunta red de tráfico infantil y medicamentos disfrazados que se le suministran a los más pobres.

“Paul Walker tenía información sobre tráfico infantil, así como de un veneno que el gobierno daba a los más pobres disfrazado de medicinas”, dijo Anonymous.

Anonymous dio a conocer también una lista llamada 'El Pequeño Libro Negro de Jeffrey Epstein' con nombres de famosos que estarían relacionados supuestamente con la red de tráfico de menores de Epstein, en ella destacan los nombres de Ivanka e Ivana Trump, Naomi Campbell y Mick Jagger.

Publicidad

OTROS CASOS

A la par, circula un video con el audio de la supuesta última llamada que realizó el cantante Michael Jackson, en la que advertía que alguien podría estar interesado en silenciarlo. El grupo cibernético también ha expuesto la que sería una llamada del presidente de los Estados Unidos en la que se refiere a Lindsay Lohan como “una chica llena de problemas que debe ser muy buena en la cama y a la que no quieres para nada serio pero para pasar el rato es excelente”, esto cuando la actriz tenía tan sólo 18 años.

Se dice que Justin Bieber habría sufrido abusos cuando era apenas un niño, lo que se ha relacionado directamente con los episodios de depresión que ha atravesado el intérprete en los últimos años y que tanto le ha costado superar.

Los seguidores del canadiense han hilado fino al conectar esta versión con el clip de su canción 'Yummy'. En el video aparece el cantante con el pelo rosa en un restaurante de lujo y rodeado de gente mayor mientras unos niños tocan música.


En los planos finales aparece un pastel que desaparece de inmediato, después se puede ver la foto de Bieber de pequeño. Además, algunas grabaciones 'inside' muestran al cantante derrumbado.

¿Qué es el Pizzagate?

El Pizzagate es una teoría conspirativa que inicio durante las elecciones presidenciales de 2016. Durante este año, WikiLeaks filtró una serie de mails que apuntaban a la existencia de una supuesta red de pederastas conformada por personas de poder en Estados Unidos: políticos, productores, personajes de la industria del espectáculo y más.

En los correos aparecían palabras repetitivas como "pollo", "pasta", "pizza", "hot dog" y "queso". Tras varios análisis se dio a conocer que las palabras sin sentido sí significaban algo, representaban supuestos códigos para hablar de porno, niñas, niños y pedofilia.

Se dijo que John Podesta y otros políticos poderosos eran parte de esta presunta red de pederastas. Sin embargo, la información presentada fue desmentida por el Departamento de Policía Metropolitana del Distrito de Columbia en Washington. Hace apenas unas semanas la teoría resurgió en redes a modo de ‘hilo de Twitter’, mismo que, se dice, pudo ser una especie de preparativo para el regreso del grupo Anonymus.

Publicidad
Publicidad
Publicidad