Publicidad
SUSCRÍBETE

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Nuestras Historias

Andrea y Erik tienen su carácter; así pasan el encierro en casa

El cantante habló de cómo ha vivido la cuarentena a lado de sus hijas y su esposa.
Nina, Andrea Legarreta, Erik Rubín y Mía Rubín Legarreta
Nina, Andrea Legarreta, Erik Rubín y Mía Rubín Legarreta

Andrea Legarreta, Erik Rubín y sus dos hijas, Mía y Nina, han seguido las medidas sanitarias impuestas para evitar la propagación del Covid-19 y han permanecido en casa desde hace ya varios meses.

Incluso, debido al confinamiento, la pareja tuvo que celebrar su aniversario de bodas y los XV años de su hija mayor en casa. Aún así toda la familia ha tratado de mantenerse activa y continúan realizando sus actividades diarias, sin embargo, no todo ha sido color de rosa.

Publicidad

En una entrevista para el programa de televisión D Generaciones, Erik contó cómo ha sido pasar este tiempo en cuarentena con su familia y señaló que su familia es consciente de que hay personas que están pasando por un momento mucho más difícil.

"Mantenernos activos y sobre todo conscientes de que en verdad a lo mejor hay gente afuera que realmente la están pasando muy mal. Entonces, haces una balanza y te das cuenta que estamos rayados", dijo el exintegrante de Timbiriche.

Sin embargo, durante la plática, el cantante contó si ha tenido algún malentendido con algún miembro de su familia o si de pronto ha resultado difícil convivir las 24 horas al día, a lo que Erik confesó que tanto él como Andrea tienen su carácter.

"Lo hemos dicho mucho, de repente sí [se cree que somos] 'la pareja ideal' y nel, o sea, tenemos nuestras cosas. Tengo mi carácter, Andrea tiene el suyo, pero en verdad no ha sido pesado", aseguró.

Publicidad

El también actor señaló que la mayoría del tiempo Andrea y sus hijas se encuentran enfocadas en sus propias actividades, ya sea en el trabajo o en la escuela.

"Casi en todo el día cada quien está en sus actividades y no nos vemos. Nos vemos muy parecido a cuando éramos libres. Entonces, yo estoy aquí chambeando. En algunos momentos sí entrenamos juntos, pero no lo he sentido pesado", agregó.

Por último, señaló que ha tenido demasiado trabajo y su jornada laboral se extiende hasta la medianoche.

"Está muy cabrón la jornada de chamba porque arranca a las ocho de la mañana y a las 12 de la noche sigues en el teléfono contestando cosas. Me he metido en muchas cosas, en muchas iniciativas para ayudar. Vamos a regalar ahorita 12 mil despensas", puntualizó.

#YoMeQuedoEnCasa: Descarga gratis la revista digital de mayo (da click en la imagen)

Publicidad
Publicidad
Publicidad