Publicidad
SUSCRÍBETE

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Nuestras Historias

La anécdota del ex escolta que enfrentó a Kanye West por sus reglas "ridículas"

Un exguardaespaldas reveló en un podcast las reglas que debía seguir para que el esposo de Kim Kardashian no se molestara, durante el tiempo que trabajó con él.
viernes 15 mayo 2020
El rapero Kanye West quiere dejar atrás su imagen polémica por lo que se ha marcado como propósito para el nuevo año relajar su fuerte carácter y centrarse en ser positivo.
El rapero Kanye West quiere dejar atrás su imagen polémica por lo que se ha marcado como propósito para el nuevo año relajar su fuerte carácter y centrarse en ser positivo.

Las excentricidades de Kanye West siempre han dado de que hablar, no importa si ya "cambió" el rumbo de su vida y ahora pone la religión en el centro. El esposo de Kim Kardashian es un hombre escándalo y las recientes declaraciones de uno de sus exguardaespaldas sólo lo confirman.

Publicidad

Steve Stanulius, uno de sus antiguos escoltas del cantante, acaba de revelar algunas de las experiencias más extrañas que vivió al lado del marido de Kanye.

#YoMeQuedoEnCasa: Descarga gratis la revista digital de mayo (da click en la imagen)

Ocurrió en una entrevista en el podcast Hollywood Raw, donde contó algunas de las normas "ridículas" que West obliga a cumplir a todos los que se encargan de su seguridad.

Ver esta publicación en Instagram

💛

Una publicación compartida por Kim Kardashian West (@kimkardashian) el

"Cuando salía a la calle nos pedía que anduviésemos siempre 10 pasos detrás de él. Algo que no tiene sentido porque si alguien intentaba atacarle, estando a esa distancia, cuando quisiera llegar para evitarlo ya habría ocurrido", afirmó Stanulius, quien también aseguró que nunca volvería a trabajar para West. Algo que ya intuía el día que lo conoció.

"El primer día que trabajé con él, teníamos que ir a un desfile de la Fashion Week. Se suponía que tenía que acompañarlo antes a su estudio. Cuando llegamos al edificio donde lo tiene, nos subimos juntos en el elevador y me preguntó que si no iba a apretar el botón del piso al que teníamos que ir", recordó Steve.

Publicidad

Stanulius explicó que "no tenía ni idea, era mi primer día y, cuando se lo expliqué, él se puso furioso. Me dijo que cómo no se me había ocurrido, antes de ir, preguntar cuál era el piso al que tenía que llegar. Estaba realmente enojado.

"Pero yo no entré en el juego y le expliqué que teníamos tres opciones: que él me dijera cuál era el piso para que yo pudiera apretar el botón correcto; que apretara él mismo el botón y así ya lo sabría para el futuro; o que podíamos quedarnos ahí todo el día. Que valorara él lo que valía su tiempo porque de otra manera no íbamos a movernos de allí. Apostó por la primera opción", concluyó Steve.

Publicidad

Tags

Publicidad
Publicidad