Publicidad
SUSCRÍBETE

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Nuestras Historias

Daniel Radcliffe confiesa que se volvió alcohólico tras el final de Harry Potter

El actor reveló que para él fue muy difícil lidiar con la fama cuando sólo era un niño.
martes 17 marzo 2020
Daniel Radcliffe
Daniel Radcliffe.

Lidiar con la fama a una corta edad, no es fácil. En la mayoría de casos, la situación para los niños actores es tan abrumadora que su proceso de crecimiento se ve alterado y las secuelas se sienten por muchos años, tal es el caso del protagonista de una de las sagas más exitosas.

Este lunes, en una entrevista con BBC Radio, Daniel Radcliffe habló de cómo la fama adquirida por su personaje de Harry Potter lo llevó a vivir excesos y adicciones, que casi lo llevan al precipicio. “Mi alcoholismo se debe a Harry Potter”, confesó.

Publicidad

Según Radcliffe, cuando las películas del mago se acercaban a su fin, comenzó a sentir pánico y ansiedad sobre su futuro: “Me preguntaba si seguiría siendo el mago de Hogwarts para siempre y eso me estresaba”. Ese miedo de no saber qué hacer con su vida una vez terminado el proyecto, lo llevó al alcohol.

“No me sentía cómodo conmigo mismo, ni con la versión sobria de mí. Entonces bebí -contó-. Si salía y me emborrachaba, la gente me miraba con interés y curiosidad, porque no era solo una persona ligeramente brillante, todavía era el niño Harry Potter. Era Harry Potter pasándose con el alcohol en un bar”.

Daniel Radcliffe
Daniel Radcliffe

Pero eso se convirtió en un círculo vicioso: “El problema es que al darme cuenta de que todo el mundo me estaba mirando porque estaba muy borracho, y lo hacían con una perspectiva burlona, la única solución que se me ocurría era seguir bebiendo más para ver si se me olvidaba de que lo estaba haciendo”.

Como en la familia de Radcliffe había antecedentes de alcoholismo, fue cuestión de tiempo para que el entrara en la misma adicción.

Publicidad

“Además, ves a todo el mundo por ahí abusando de las drogas y el alcohol porque supuestamente son sustancias divertidas, que cualquiera puede usar, y no parece una mala idea. No tenía a nadie cerca que me avisara de forma honesta de las consecuencias que esto tenía”, explicó.

Pero a diferencia de lo que ocurrió con Judy Garland o con Macaulay Culkin, quienes entraron en ese espiral y no volvieron a salir nunca, él contó con un apoyo que sus antecesores no tuvieron: su familia y sus amigos.

Conscientes de ese antecedente familiar, sus padres, no consumían alcohol e hicieron todo lo posible por ayudarlo a salir del problema. Al igual que sus compañeros de reparto, con quienes compartió durante 11 años, y se habían convertido en sus amigos más cercanos. “Ellos me dieron la perspectiva suficiente sobre mi vida y me ayudaron en momentos claves para superar mi adicción”, contó Radcliffe.

Publicidad
Newsletter
Recibe las últimas noticias de moda, sociales, realeza, espectáculos y más.

Publicidad
Publicidad