Publicidad

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Nuestras Historias

Erika Zaba cuenta su experiencia tras comerse su placenta

La integrante de OV7 también reveló lo más complicado tras dar a luz a su hijo Emiliano
jueves 21 noviembre 2019
Erika Zaba
Erika Zaba comaprtió como ha sido su etapa como mamá estas dos últimas semanas

Erika Zaba también se unió a la lista de famosas que han recorrido a la técnica de consumir su propia placenta, pero aunque ella quería comérsela directamente, al final optó por hacerlo a través de pastillas, lo que le ha ayudado a no sentirse tan cansada.

La integrante de OV7 compartió en un video que publicó en su canal de YouTube, cómo ha sido su experiencia con la maternidad en estas dos semanas como mamá primeriza.

Publicidad

"La persona a quien contacté para esto no pudo dármela cruda, porque mi intención ya saben que era tres días después del hospital tomarme shakes crudos con alguna combinación con alguna fruta como melón o manzana con un pedacito placenta, esa era mi idea".

“No lo pude lograr porque a las personas que contacté que hacen lo de la placenta solamente hacían pastillas deshidratadas (…) Son cuatro pastillas al día, esto sí me ha ayudado muchísimo para la energía porque a pesar de que no duermo, en el día la verdad es que no estoy tan mal", compartió en su canal de YouTube mientras mostró el frasco de pastilla que debe guardar en el refrigerador.

La cantante compartió que se está pasando por una de las etapas más felices de su vida tras dar a luz a su hijo Emiliano, quien ya cumplió sus primeras dos semanas de nacido. En los primeros dos videos que compartió tras dar a luz explicó cómo vivió el parto y cómo han sido estas semanas.

Publicidad

"Ya tiene dos semanas y ha cambiado mucho de la primera semana de nacido a ahorita, la primer semana dormía todo el tiempo, ni siquiera abría los ojos, dormía, comía. Ahora esta segunda semana ya abre mucho los ojos, está muy pendiente", explicó Erika.

Además, compartió que una de las mayores complicaciones que tuvo fue a la hora de cambiar pañales.

"A la hora de cambiarle e pañal son unos gritos pero gritos, se enoja muchísimo (…) Tengo que confesar que puse muy malos pañales las primeras veces, entonces cuando se hacía pipí se batía toda la espalda", confesó. Pero eso no fue todo, pues también mencionó que no ha podido lactar.

Publicidad

Tags

Publicidad