Publicidad

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Nuestras Historias

Joy Huerta revela que fue ‘un dolor de cabeza’ para sus papás

La intérprete aseguró que su familia la enseñó a enfrentar el gran reto que representa venir de dos culturas: la estadounidense y la mexicana.
jueves 26 septiembre 2019
Joy Huerta
La cantante compartió su orgullo por estar casada con Diana Atri y tener a su hija Noah.

Joy Huerta está feliz de compartir, siempre que le es posible, sus reflexiones de vida, más ahora que decidió vivir plenamente al lado de su pareja Diana Atri y su hija Noah; dejar los tabús atrás para defender con orgullo y valentía a su nueva familia, lo logró gracias a las enseñanzas de sus padres, aunque fue para ellos una hija complicada.

"Ya soy una mujer casada, me gusta compartir la vida desde mi perspectiva, desde chica fui muy curiosa, hacía muchas preguntas, fui un dolor de cabeza para mis papás. Algo que mi mamá me decía es que conocimiento es poder y no entendía, me imaginaba otras cosas, pero de mayor ya lo entendí", explicó Joy.

Publicidad

Con el paso del tiempo Huerta asimiló que lo que su mamá trataba de decirle es que mientras más estudias, descubres situaciones, culturas y formas de vida distintas, menos expuesto estás a rechazar algo que es diferente a tu entorno natural. Ahora que ella disfruta de su libertad, compartió que ese aprendizaje debe ser para todo el mundo.

Soy mexicana-norteamericana, mi mamá es de Estados Unidos y muchas de las peleas que vi entre mis papás no las entendía, porque eran dos perspectivas; a mi parecer los dos tenían razón, pero también estaban equivocados, porque sus discusiones se traducían en diferencias étnicas”, contó Joy de su experiencia con la doble nacionalidad.

A partir de esas formas tan distintas de ver las cosas, pudo reflexionar y comprender que “no hay ser humano más peligroso que el ignorante, porque es un arma para usarlo para bien o mal”, explicó, teniendo como marco una charla con respecto al resurgimiento de las creencias de la supremacía blanca, la xenofobia y el racismo, con la llegada de Donald Trump.

Publicidad

El arte como puente para la paz

Joy Huerta formó parte de los paneles Las mujeres por la paz y El arte y el deporte como constructores de paz, en la 17th World Summit Nobel Peace Lauretes, durante las que incluso lloró al asegurar que educará a su hija para que no piense que por ser mujer tendrá limitantes en la vida y pidió a no escudarse en la cultura para seguir con el machismo.

Ver esta publicación en Instagram

🕊💜💙💚💛🧡❤️

Una publicación compartida de Joy Huerta (@joynadamas) el

Hay que dejar de escondernos detrás de lo que nos enseña la cultura, que no nos hace; hay que educarnos, mucho más allá del área académica, hay que romper los estigmas culturales de los que nos atamos por beneficio (…) Todo se resume al respeto, hacernos responsables para el cambio y tomar la decisión de ser mejores personas cotidianamente

Publicidad
Publicidad