Publicidad

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Nuestras Historias

Jeffrey Epstein, acusado de explotación sexual de menores, se suicida

El millonario financiero fue encontrado muerto en prisión, mientras esperaba un juicio en el que pudo haber sido condenado a cadena perpetua.
sábado 10 agosto 2019
Jeffrey Epstein
Recientemente el financiero, presuntamente, ya había intentado quitarse la vida.

Jeffrey Epstein, acusado de explotación de menores, fue encontrado muerto en prisión hoy; el millonario financiero estaba a la espera de su juicio. El hombre de 66 años que trabajó con políticos y celebridades ya tenía una condena por delitos sexuales y el Departamento de Justicia estadounidense informó que se trata de “un aparente suicidio”.

El cuerpo de Epstein fue hallado alrededor de las 6:30 de la mañana (hora local) en su celda del Centro Correccional Metropolitano de Manhattan, ahí —se puede leer en un comunicado enviado por las autoridades norteamericanas— “fue declarado muerto”; el documento también detalló que “el FBI está investigando el caso”.

Publicidad

El periódico The New York Times y medios locales reportaron que Jeffrey se ahorcó. Por su parte, la oficina de medicina forense de la ciudad fue la encargada de confirmar la muerte, sin embargo, no reveló la causa o la hora del fallecimiento, aunque si detalló que se inició una investigación médica.

Jeffrey Epstein
Jeffrey Epstein invitaba a menores, algunas de 14 años, a sus mansiones lo mismo en Manhattan y Palm Beach, Florida.

Epstein ya había sido hallado inconsciente en su celda, con marcas en el cuello, por lo que después se dijo que ya había cometido un intento de suicidio. No obstante, el 31 de julio cuando compareció ante la corte, luego del supuesto incidente, no mostraba signos visibles de esa lesión.

Durante esa audiencia, el detenido fue informado que su juicio no comenzaría sino hasta junio de 2020. El administrador de fondos de cobertura intentó salir bajo fianza, pero no lo consiguió, ya que pesaba sobre él un cargo de explotación sexual de menores y otro de asociación para delinquir para explotar sexualmente a menores, entre 2002 y 2005.

Publicidad

Aunque Epstein negó todos los cargos se enfrentaría a una pena de 45 años en prisión —el resto de su vida— su hubiera sido condenado. El Centro Correccional Metropolitano, donde murió, es considerado uno de los penales más seguros en Estados Unidos y es utilizado para alojar a sospechosos en espera o durante su juicio.

Protestas contra Jeffrey Epstein
El repudio contra Jeffrey Epstein era total a las afueras de la corte en donde se seguía su proceso.

En ese mismo centro penitenciario el narcotraficante mexicano Joaquín “El Chapo” Guzmán pasó más de dos años, antes de ser condenado y transferido a una prisión federal en Colorado, por lo que surgieron interrogantes de cómo fue posible que Jeffrey pudiera quitarse la vida, más aún tras el reporte de su primer intento de suicidio.

La acusación que pesaba sobre Jeffrey Epstein

De acuerdo con las investigaciones, Epstein invitaba a menores, algunas de 14 años, a sus mansiones lo mismo en Manhattan y Palm Beach, Florida, para persuadirlas de que le hicieran masajes que se iban tornando en una actividad sexual: “Luego pagaba a las víctimas cientos de dólares en efectivo.

Publicidad

“También pagaba a algunas de sus víctimas para que reclutaran a más chicas para ser abusadas”, explicó en su momento la fiscalía, que afirmó también que Epstein era “muy consciente de que muchas de las víctimas eran menores de edad”. Sin embargo, evitó ser acusado por esos casos, al firmar un controvertido acuerdo.

Alex Acosta
Alex Acosta, secretario de Trabajo estadounidense, renunció en medio de críticas por haberle dado un trato favorable a Jeffrey Epstein.

El hombre se declaró culpable de un delito estatal de solicitar prostitución a una menor de edad y se registró como delincuente sexual, por lo que estuvo 13 meses en una prisión del condado, de la que podía salir durante el día y regresaba cada noche a dormir a la cárcel, antes de ser liberado en 2009.

Entre los amigos del magnate se encuentran el presidente Donald Trump, el expresidente Bill Clinton y el príncipe Andrew de Gran Bretaña. Provocó, el mes pasado, la renuncia de Alex Acosta, secretario de Trabajo estadounidense, en medio de críticas por haberle dado un trato favorable en su caso, cuando era fiscal federal en Florida.

Newsletter
Recibe las últimas noticias de moda, sociales, realeza, espectáculos y más.

Publicidad
Publicidad