Publicidad
REVISTA DIGITAL

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Isabel II: la monarca que honró su juramento de servir a la Corona

El 2 de junio de 1953 era coronada una joven de 25 años, con el 'regnal name' de Isabel II y siete décadas después nace su leyenda.
vie 02 junio 2023 08:47 PM
La reina Isabel II el día de su Coronación.
Su Majestad británica, la reina Isabel II fue coronada el 2 de junio de 1953.

El 2 de junio de 1953 el Reino Unido se levantó con dos noticias trascendentales para su historia: Edmund Hillary y Tenzing Norgay habían conquistado la cima del mundo (el 29 de mayo) y la Union Jack ondeaba en "la punta" del Everest, mientras que Londres se alistaba para la Coronación de la reina de las expectativas; la jovencísima Isabel II .

Ese día las calles de la capital del Imperio —que se había extinguido como tal cinco años antes (tras la independencia de India y Pakistán)— estaban repletas, a pesar de que algunos podían ver ¡en sus televisores! en directo la fastuosa ceremonia, en la que la mujer que juró servir a su nación hasta su último aliento comenzó a forjar su "inmortalidad".

Publicidad

Hace 70 años nació la segunda era Isabelina

Durante su cumpleaños 21, el 21 de abril de 1947, la entonces princesa Isabel juró solemnemente frente a un micrófono, en la lejana Sudáfrica: "Declaro ante todos ustedes que toda mi vida, ya sea larga o corta, estará dedicada a su servicio y al servicio de nuestra gran familia imperial a la que todos pertenecemos".

Siete años después comenzaría a honrar ese juramento. "Good save the Queen!", resonó la voz de Geoffrey Fisher, arzobispo de Canterbury, quien minutos antes había ungido a Su Majestad y le había colocado la mítica corona de San Eduardo, por toda la Abadía de Westminster el eco del himno se expandió.

Las salvas y los vítores alcanzaron todos los confines de Gran Bretaña y su naciente Mancomunidad de las Naciones (1931). Isabel II se mostró ante el mundo, en la Procesión de la Coronación —su regreso de la abadía a Buckingham—, como la esperanza para superar los horrores de la guerra (la primera, la segunda y la de los Boers).

Trendsetter consumada, Isabel II llevó en su vestido de Coronación las ilusiones de la gente que se volcó en amor por ella, y así como en la prenda permanecieron unidos la rosa, el cardo, el trébol y el puerro, así lo hicieron durante su vida y reinado Inglaterra, su amada Escocia, Irlanda del Norte y Gales.

Isabel II y su vestido de Coronación lleno de simbolismos.
En su vestido, Isabel II plasmó su anhelo de mantener siempre avante al Reino Unido de Gran Bretaña e Irlanda del Norte y lo logró.

 

El 'primer' saludo y el último adiós de Isabel II

Antes de finalizar el histórico día, desde el balcón de Buckingham dio su primer saludo como reina ungida; en un diálogo callado (que nos enseñó El diario de la princesa) su mano ondeando era un gesto de gratitud por estar ahí con ella. Ese sentimiento de servicio se mantuvo estoico hasta el 5 de junio, pero de 2022, al final de las celebraciones del Jubileo de Platino.

Hace casi un año Su Majestad británica cumplió en "directo" su promesa, sacó fuerzas de su sentido del deber y apareció por última vez frente a sus amados británicos para darles las gracias y el último adiós a ancianos, adultos, jóvenes y niños para quienes ella fue la reina de Gran Bretaña siempre.

El espíritu de hoy en Londres seguro fue parecido al de la Coronación, hace casi un mes del rey Carlos III, con el recuerdo permanente de la mujer que lo dio todo por la Corona y que así como su predecesora Isabel I y su tatarabuela, Victoria, grabó con letras de oro su sitio en los anales del tiempo.

El 2 de julio de 1953 Lilibeth comenzó su andar por el camino que le aseguraría la gloria, su devoción y compromiso casi obligan, a pesar de que ya hay un nuevo rey, a seguir recitando por siempre la fórmula que se seguirá escuchando a través de los años porque ella es ya una leyenda: "¡Dios salve a la reina!".

 

Tags

Publicidad

Newsletter

Recibe las últimas noticias de moda, sociales, realeza, espectáculos y más.

Publicidad