Publicidad
REVISTA DIGITAL

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Historias

En medio de la tempestad, la reina Sofía de España celebra 84 años

La reina Sofía de España es la última consorte europea de sangre real y hoy celebra 84 años convertida en un verdadero icono de la realeza.
mié 02 noviembre 2022 09:32 AM
Queen Sofia Inaugurates Symposium On Scientific Research In Neurodegenerative Diseases
Reina Sofía de España.

Hay quienes aseguran que la reina Sofía vive en un segundo plano, desde que su hijo se convirtiera en Rey en una sesión solemne celebrada el 19 de junio de 2014 en el Congreso de los Diputados.

La reina Sofía es, tras Felipe VI, el miembro más valorado de la Familia Real en las encuestas. Siempre se la ha considerado una víctima del comportamiento de su marido, un marido con el que se casó muy enamorada, con el que vivió un destino incierto, sin patria segura y viviendo bajo la protección de un dictador.

Publicidad

Hoy todo es diferente para la reina emérita que se mostraba sonriente hace unos días junto a su hijo y sus nietas durante los actos de los premios Princesa de Asturias, pero ¿qué esconde la sonrisa de la reina? Qué historia guarda la figura de una mujer que ha padecido los miles de infidelidades de su marido, y que hoy salvaguarda la imagen de la corona tras un gesto amable y el profundo respeto que los españoles le guardan.

¿Quién es la reina Sofía de España?

Bisnieta, nieta, hija, hermana, esposa y madre de reyes, está emparentada con todas las casas reales de Europa; sin embargo, en los últimos años la reina ha guardado un bajo perfil, tras delegar gran parte de sus obligaciones y responsabilidades a su nuera la reina Letizia y a su hija la infanta Elena, la reina Sofía vive una vida más tranquila en el palacio de la Zarzuela acompañada por su hermana la princesa Irene quien vive en Madrid desde hace muchos años y es la fiel compañera de la reina, su amiga y confidente. Con ella viaja periódicamente a su natal Grecia, donde vive su hermano, el rey Constantino II.

Tras regresar a Grecia después de la segunda guerra mundial, Sofía pasó el resto de su infancia y su adolescencia en el palacio de Tatoi, también pasó por el prestigioso y elitista internado alemán Schule Schloss Salem donde no solamente perfeccionó su lengua materna, sino que además adquirió un auténtico sentido del deber y la disciplina, que la llevó a desempeñar un papel como reina con matices distintos a las de otras consortes en Europa, y es que a diferencia de sus contemporáneas Silvia de Suecia, Sonia de Noruega, Paola de Bélgica o incluso Noor de Jordania, a Sofía se le educó para ser reina, su destino era casarse con un príncipe y ella bien que mal, eligió al suyo.

Queen Sofia Attends The Presentation Of The Sophia Awards Of Excellence Of The Queen Sofia Spanish Institute
La reina emérita Sofía de España acudió a los eventos d Queen Sofia Spanish Institute.

Así empezó su cuento de hadas

En la actualidad está casada con un rey exiliado, han sido seis décadas navegando aguas turbulentas, cuando se conocieran eran adolescentes, lo hicieron a bordo del yate Agamenón en 1954, fue durante una reunión de jóvenes de la realeza que su madre, la reina Federica había promovido para que los miembros más jóvenes de las casas reales reinantes o no se conocieran, la reina guardaba la esperanza que en ese viaje se diera algún romance.

Los reyes Pablo y Federica tenían sus ojos puestos en el joven príncipe Harald, el heredero al trono de Noruega, lo consideraban ideal para alguna de sus hijas, pero en especial para Sofía.

Juan Carlos And Sofia Of Greece'S Marriage In Greece
Juan carlos y Sofía de España.

Dicen que el amor entre Don Juan Carlos y Doña Sofía fue a segunda vista, ya que en aquel viaje que duró 13 días y donde recorrieron las islas de Corfú, Mykonos, Santorini y Creta el flechazo no se dio. La realidad es que Juan Carlos de entonces 16 años no tenía planes de enamorarse, no fue hasta unos años después que el príncipe inició un tierno romance con la princesa Maria Gabriela de Saboya, con la que rompió cuando se cruzó en su camino la condesa Olguina de Robilant, este romance fue un auténtico dolor de cabeza para los papás de Juanito.

Aun años después de terminar ese romance, su sombra le seguía, ya que se aseguraba la condesa que gozaba de muy mala fama, había tenido un hijo del príncipe, esa es una de las tantas paternidades que le cuelgan al rey y que siguen sin confirmarse.

Para 1961, el príncipe continuaba viviendo tórridos romances con estrellas y aristócratas y Sofía seguía sola, sus papás le habían insistido en fomentar una relación con Harald de Noruega, nunca se ha confirmado si fueron novios oficiales, pero si se sabe que la relación no prosperó porque Harald estaba perdidamente enamorado de una sencilla costurera de nombre Sonja Hareldsen, quien varios años después y tras insistir se convirtió en su esposa y hoy reina consorte.

Juan Carlos, Sofia and Elena ESP in Spain on January 14th, 1964.
Juan Carlos y Sofia de España

Juan Carlos y Sofía volvieron a coincidir en Londres en la boda de los Duques de Kent, era 1961 y la princesa Griega causó un gran efecto en el príncipe playboy, tras un cortejo y varias visitas a Atenas, el anuncio del compromiso se llevó a cabo en Suiza, en la casa de la reina Victoria Eugenia de Battenberg, a Franco no le hizo gracia que su protegido no lo consultara para elegir esposa.

Aun así recibió a la joven pareja con los brazos abiertos, tras la opulenta boda en Atenas, donde asistieron miembros de todas las casas reales y una romántica luna de miel, se instalaron en el palacio de la Zarzuela y recibieron los títulos de Príncipes de Asturias, pronto llegó su primogénita y para 1968 el heredero al trono.

 

Una reina para los españoles

Fueron años de claroscuros para la joven princesa, quien mientras desconocía cuál sería su futuro en España, veía a la distancia, como su reina se desmoronaba, tras el golpe de estado de 1967, su hermano, el rey Constantino II, junto con el resto de la familia real griega habían tenido que huir al exilio, un poco como ella misma vivía, ya que no pertenecía a España, pero tampoco se sentía cómoda en Portugal donde sus suegros residían.

Entonces en 1969 una luz se encendió, Franco designaba a un sucesor, como tanto lo habían esperado, el caudillo nombraba al príncipe Juan Carlos de Borbón como su sucesor a título de rey. Juan Carlos y Sofía fueron proclamados reyes de España en noviembre de 1975, un evento histórico, era la restauración de la monarquía, un nuevo ciclo comenzaba para Sofía como esposa y como reina.

Portrait Of The Family Of The Future King Of Spain Juan Carlos Of Bourbon
Juan Carlos y Sofía de España con sus hijos Cristina, Felipe y Elena.

El papel de la reina Sofía durante 49 años como reina consorte de España ha sido impecable, la reina ha cumplido con cada una de las responsabilidades que se le dieron, además fue una esposa y madre ejemplar, los españoles la han venerado desde hace seis décadas, su imagen es la de una mujer insuperable, querida y además de una señora que ha padecido estoicamente los escándalos protagonizados por miembros de su familia principalmente los de su marido.

Dios salve a la reina

Se mantuvo firme a lado de su hija, la infanta Cristina durante el juicio por el caso Noos, jamás se pronunció al respecto, fue de gran apoyo para la infanta Elena durante su divorcio de Jaime de Marichalar. Ha sido una fiel aliada de su hijo tras ser proclamado rey y supo mantener la compostura tras el incidente de Palma con su nuera, la reina Letizia. Su matrimonio es otro tema delicado, la reina jamás ha dado declaraciones respecto a la situación de su esposo, durante los años que vivieron juntos se mostraba cariñosa y feliz de ir de su brazo, incluso cuando el mundo conocía de las relaciones fuera del matrimonio que tenía el rey con mujeres como Marta Gaya o recientemente Corinna Larsen.

Corinna Larsen y Juan Carlos de España
Corinna Larsen y Juan Carlos de España.

La reina, que siempre será reina, sabe cuál es su deber y su lugar en todo lugar y todo momento. El pasado mes de septiembre fue al histórico funeral de la reina Isabel II del brazo de su marido con el que no se le veía en público desde hacía dos años, la reina mostró no solo una imagen intachable, sino que demostró que en las buenas y en las malas sigue siendo la esposa del rey.

Hoy por hoy la reina vive más retirada del foco, pero disfruta de la compañía de los suyos, se le ve asistiendo a actos sociales, disfrutando del teatro y hasta de conciertos como al de Raphael, al que fue este año muy ilusionada, especialmente después de que el intérprete de “Escándalo” pidiera un aplauso para ella y esta recibiera una gran ovación. Así es hoy la vida de una verdadera reina, de la reina de los españoles, de una verdadera reina de sangre azul.

 
Publicidad
Publicidad