Publicidad
REVISTA DIGITAL

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Las historias de los soldados que tuvieron el honor de sepultar a la reina

Ocho hombres con 'backgrounds' muy diferentes recibieron uno de los más grandes honores militares, ¡conócelos!
miércoles 21 septiembre 2022
Soldados que cargaron el féretro
Los ocho hombres que cargaron el ataúd median 1.82 metros.

Los ocho hombres que llevaron heroicamente el ataúd forrado de plomo de 500 libras de la reina Isabel II incluyeron a un adolescente "que no lo imaginó nunca" cuya "única ambición" era servir a la soberana; un fisicoculturista, un soldado apasionado por el surf y un instructor de Sandhurst que los guió.

Los soldados han sido elogiados por perfeccionar la tarea en el último y más triste viaje de su majestad, mientras miles de millones de personas en todo el mundo observaban cómo sus familias describían su profundo orgullo por lo que hicieron por su "reina y su país".

Publicidad

Pero su trabajo más importante se llevó a cabo en privado, cuando sepultaron a la reina Isabel II con su esposo, papá, mamá y hermana en la tumba real en la Capilla de San Jorge, Windsor, con una pequeña audiencia del rey y sus familiares más cercanos la noche del lunes.

Los ocho soldados del 1er Batallón de la Guardia de Granaderos, que regresaron del servicio operativo en Irak para participar en el funeral del lunes fueron el más joven Fletcher Cox, de 19 años, de Jersey, quien terminó como "el mejor de su clase" como cadete de sólo 15 años.

Recibió el galardón más alto que cualquier joven soldado puede lograr en las Islas del Canal: la medalla de teniente gobernador, y pronunció un discurso en el que dijo que su "única ambición" era desfilar para la reina.

El grupo fue guiado de manera experta por el sargento mayor de la Compañía Dean Jones, instructor de la Real Academia Militar de Sandhurst, donde el príncipe Harry se formó para ser oficial. Isabel II pasó revista al duque de Sussex cuando fue comisionado como oficial en el ejército británico en 2006, y ambos no pudieron ocultar sus sonrisas.


Soldados en el funeral de Isabel II
Los soldados cumplieron con este honor y responsabilidad con la mayor de las elegancias.

El Ministerio de Defensa se negó a comentar los nombres de los soldados. Los ocho Granaderos de la Guardia que llevaron el ataúd de la reina podrían recibir certificados en lugar de ser miembros de la Orden del Imperio Británico (MBE), a pesar de que los portadores del féretro, cuidadosamente seleccionados, ganan los elogios.

Los líderes militares, políticos y celebridades han respaldado que los portadores del féretro de la reina se conviertan en MBE. CSM Jones, casado y papá de un hijo, encabezó el grupo de portadores en la Abadía de Westminster y cuando el mundo contuvo el aliento al subir a la reina por los escalones de la Capilla de San Jorge, en Windsor.

 

Aún se desconoce la identidad del hombre que estaba detrás del ataúd y lo aseguró en los escalones de St. George. El guardia James Patterson es un fisicoculturista entusiasta, en su página de Facebook lo muestra en varias poses trabajando su cuerpo al lado de sus amigos.

Junto a él sirvió David Sanderson, un soldado británico que sirvió en la Guardia del Rey y vive en Morpeth, Northumberland. David asistió a la escuela secundaria King Edward Vl en Morpeth antes de irse a los 16 para unirse al Army Foundation College en Harrogate.

El sargento de primera fila Jake Orlowski, un amante de los perros de la capital fue una estrella de la Guardia de Londres antes de ser transferido a la Guardia de Granaderos. El cabo de lanza Tony Flynn fue el siguiente. Se casó con su novia Hayley en julio y viven en Aldershot, la ciudad de la guarnición en Hampshire.

Luke Simpson, de Selston, Nottinghamshire, fue elogiado por sus antiguos maestros en Ashfield School por su papel en el funeral. El sargento Lance Ryan Griffiths, entusiasta surfista cuando no estaba sirviendo a su país, había compartido con orgullo una foto de sí mismo cargando a la reina.

Soldados recibieron el máximo honor
En todo momento fueron los más cuidadosos al transportar a la reina Isabel II.

Finalmente, al frente del ataúd estaba el sargento Lance Alex Turner, quien hábilmente dirigió el ataúd detrás del sargento mayor de la Compañía Dean Jones. Líderes militares, políticos y celebridades han respaldado los llamados para que los impecables portadores del féretro de la reina reciban medallas.

 

Tags

Publicidad
Publicidad