Publicidad
REVISTA DIGITAL

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

El martirio de la princesa japonesa Mako por querer casarse con un plebeyo

La princesa Mako de Japón, sobrina del emperador Naruhito, deberá cumplir con algunas condiciones específicas para poder casarse con un plebeyo.
lunes 30 noviembre 2020
Princesa Mako
La princesa Mako de japón deberá cumplir con algunas condiciones para poder casarse con su prometido plebeyo.

En septiembre de 2017, la princesa Mako de Japón, sobrina del emperador Naruhito anunció su compromiso con Kei Komuro, y aunque tanto su tío como sus papás, el príncipe heredero Ashikimo y Kiko Kawashima, dieron su consentimiento para el matrimonio, Mako rompió varias tradiciones y protocolos al haberse comprometido con un plebeyo y deberá cumplir con ciertas condiciones para poder casarse.

Tal y como lo marca la ley japonesa, Mako tuvo que renunciar a su estatus real y, a pesar de ello, tres años después de su compromiso todavía no han podido darse el '¡Sí, acepto!', pero los planes de boda siguen en pie, según informó el papá de la novia, hermano menor del emperador Naruhito.

Publicidad

“Para nosotros, un matrimonio es una opción necesaria para vivir y honrar nuestro corazón. Somos insustituibles el uno para el otro y podemos apoyarnos el uno en el otro en tiempos felices y en tiempos infelices”, dijo el emperador hace unos días en una rueda de prensa a propósito de su cumpleaños.

Princesa Mako
La princesa se casará en 2018.

Esta declaración despejó las dudas sobre el futuro matrimonio de su hija, pues se pensó que el compromiso se había cancelado después de tantos años.

Unas de las principales razones por las que el compromiso de Mako y Kei Komuro no es bien visto es la diferencia de estatus. De hecho, cuando la princesa renunció a su estatus social, recibió una paga del Estado como compensación, situación que agravó las críticas de los contribuyentes japoneses.

Otro factor que influyó en la opinión pública fueron los problemas financieros de la familia del novio que salieron a la luz.

#YoMeQuedoEnCasa: Descarga gratis la revista digital de noviembre (da clic en la imagen)

Publicidad

Aunque la familia real ya dio su consentimiento y en algunos comunicados han informado que respetan los sentimientos de la pareja, no hay mucho entusiasmo en que se realice la boda.

El príncipe Akishino puso como condición para la boda de su hija que se hagan visibles los esfuerzos que están haciendo para resolver los problemas financieros de la familia del novio y que comuniquen públicamente todos los acontecimientos relacionados con la boda una vez que se retomen.

Príncipe Akishino, princesa Kiko y la princesa Mako
Príncipe Akishino, princesa Kiko y la princesa Mako.

La pareja está consciente de que el pueblo japonés no está de acuerdo con su matrimonio, razón por la que habían postergado la boda para este 2020, pero por la pandemia del coronavirus tuvo que cancelarse nuevamente. Actualmente, no hay una nueva fecha para el evento dado que el novio está estudiando en Estados Unidos; posiblemente se retomen los planes hasta su regreso.

Publicidad
Publicidad
Publicidad