Publicidad
SUSCRÍBETE

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Nuestras Historias

Antes de Meghan y Harry, otro royal fue productor de tele y no le fue nada bien

Dentro de la familia real británica hay otros royals que en su momento también fueron productores, además de Meghan y Harry.
viernes 04 septiembre 2020
Meghan Markle y el príncipe Harry
Meghan Markle y el príncipe Harry

Tras confirmarse la incursión profesional de Meghan Markle y el príncipe Harry como productores de Netflix, se reveló que otro miembro de la familia real, quien además es muy cercano a la reina Isabel II, incursionó hace unos años en el mundo de la producción sin abandonar por completo su papel como royal.

Se trata de Eduardo, el hijo menor de la monarca de 94 años y del duque de Edimburgo. El príncipe fundó Ardent Productions, un productora de televisión y teatro, luego de abandonar la Infantería de Marina en 1993. Pese al entusiasmo del también Conde de Wessex, la empresa no tuvo el éxito esperado y fue calificada por la prensa como "una broma triste".

Publicidad

El diario británico The Mirror reveló que Eduardo dejó la productora 2002, pues solo reportó un año de ganancias. “Con el paso del tiempo, su incompetencia se ha vuelto cada vez más obvia. Ha habido ejemplos muy pequeños de compañías de televisión de vanidad antes, pero no en esta escala. Cualquier compañía, en cualquier industria que hubiera gastado tanto capital social sin obtener ganancias, habría sido clausurada por sus inversionistas hace años”, dijo una fuente de la industria al medio antes mencionado.

Príncipe Eduardo y el príncipe William
El príncipe William y su tío el príncipe Eduardo (i), el año de su desencuentro.

El negocio de Eduardo además de no ser rentable, también ocasionó un fuerte problema con el príncipe William . Todo sucedió cuando un par de hombres que eran parte de su equipo ingresó a la Universidad St. Andrews, donde estudiaba el duque de Cambridge, con la intención de obtener imágenes del futuro rey de Inglaterra. Con esa acción, además de violar su privacidad, los hombres rompieron el acuerdo de privacidad de la institución.

El experto en realeza Robert Jobson aseguró que el material que obtuvieron era el que mantenía en pie a la empresa de su tío, quien, dijo, no tenía conocimiento de la filmación de su sobrino.

Después de recibir una fuerte llamada de atención de parte de la reina y del príncipe Carlos por la traición a William y de aceptar que el negocio no era rentable, Eduardo y su esposa, Sophie Wessex, decidieron abandonar el proyecto dedicarse de tiempo completo a la familia real. De hecho, desde entonces, la condesa asumió algunos compromisos en nombre de la reina.

Hace unos meses, llegó a mencionarse que tras la salida oficial de Meghan y Harry de la familia real, Eduardo y Sophie tomarían el papel de la royal couple y, efectivamente, un tiempo para acá, han ganado cada vez más presencia en actos importantes junto a Camila y Kate Middleton.

#YoMeQuedoEnCasa: Descarga gratis la revista digital de agosto (da clic en la imagen)

Publicidad

Finalmente, que el proyecto del príncipe Eduardo no haya funcionado como se esperaba, no quiere decir que necesariamente tenga que pasar lo mismo con los duques de Sussex en su nueva faceta de productores . Cabe mencionar que, una ventaja que podrían tener sobre los Wessex es la experiencia como actriz de Meghan, así como su red de contactos en Los Ángeles.

Por ahora, solo se reveló que la pareja creó una nueva empresa para operar junto a Netflix y algunos contenidos de sus autoría serán documentales, programas infantiles, largometrajes y programas con guion, según adelantó este miércoles el diario New York Times. En cuanto al dinero, todavía no se revela la suma que recibirán por su trabajo ni por cuántos años firmaron.

Publicidad
Newsletter
Recibe las últimas noticias de moda, sociales, realeza, espectáculos y más.

Publicidad
Publicidad