Publicidad
SUSCRÍBETE

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Nuestras Historias

Encargados de la seguridad de los Sussex en duda, Scotland Yard no es viable

El costo de la seguridad de Meghan Markle y Harry podría elevarse a 20 millones de libras al año.
miércoles 26 febrero 2020
príncipe Harry y Meghan Markle
La seguridad del príncipe Harry y Meghan Markle podría estar en peligro.

Desde que se dio a conocer que Meghan Markle y el príncipe Harry ya no formarían parte de los miembros de alto rango de la familia real, una de las principales incógnitas era quién se encargará de su seguridad. A poco más de un mes del anuncio trascendió que Scotland Yard ya no podrá hacerse cargo de esa función.

De acuerdo con algunos expertos en el tema, los constantes viajes al extranjero de los duques de Sussex, para establecer su propia marca o relaciones de trabajo, provocarían que el costo se elevara a los 20 millones de libras por año.

Publicidad

En su momento, el Primer Ministro Justin Trudeau aseguró que los contribuyentes canadienses se harían cargo de la seguridad de Meghan y Harry, pero actualmente no hay certeza de quién la pagará ahora que los Sussex y su hijo, Archie Harrison, viven en Canadá.

Otro problema en cuanto a su resguardo es que no hay suficientes oficiales capacitados, situación que se suma a los problemas ya existentes en la policía Metropolitana de Londres (The Met), aseguró Dai Davies, exfuncionario de protección, al diario británico The Mirror.

Según el medio antes citado, los elementos han tenido que elaborar nuevos planes para duplicar su equipo de protección, ahora que los duques de Sussex han hecho algunos viajes desde su salida de la realeza.

Publicidad

The Mirror asegura que Scotland Yard está viviendo una crisis interna por la creciente demanda de elementos, que en el pasado costaban tres millones de libras al año y ahora seis millones. Meghan y Harry necesitarían al menos a 12 oficiales, cuyo sueldo es de 106 mil libras.

A pesar de que ya no son miembros senior de la realeza, la familia Windsor Markle todavía requiere de ser vigilada, pero aún no se sabe quién se encargará del pago porque los contribuyentes británicos ya habían mostrado su desacuerdo en seguir haciéndolo.

De acuerdo con el Daily Mail, todavía no existe un plan concreto para financiar a un equipo de seguridad. En caso de que Meghan y Harry residieran en Reino Unido tendrían un presupuesto de cinco millones de libras para disponer de un cerco de guardias afuera de su residencia, pero como no es el caso, todavía es un misterio el futuro de la seguridad de los Sussex.

Publicidad
Newsletter
Recibe las últimas noticias de moda, sociales, realeza, espectáculos y más.

Publicidad
Publicidad