Publicidad
SUSCRÍBETE

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Nuestras Historias

Esta es la maldición que pesa sobre la familia Kennedy

La considerada familia real de Estados Unidos ha sufrido desde la Segunda Guerra Mundial la muerte accidental o provocada de varios de sus integrantes.
sábado 03 agosto 2019
Familia Kennedy
Joseph P Kennedy Jr., Rose Kennedy, Robert Kennedy, Edward Kennedy, Joseph P Kennedy Sr., Patricia Kennedy, Jean Kennedy; atrás a la izquierda: Eunice Kennedy, John F. Kennedy, Kathleen Kennedy y Rosemary Kennedy.

En el actual Estados Unidos, la monarquía británica dejó de gobernar con la firma del tratado de París el 3 de septiembre de 1793, ya sin royals una familia irlandesa que desembarcó en suelo norteamericano en 1849 se adueñó de ese papel representativo de dinastía, desde sus primeros integrantes Patrick Kennedy y Bridget Murphy.

Si bien el clan Kennedy logró posicionarse en las altas esferas de la sociedad y la política estadounidense, tal parece que sobre ellos pesa una maldición que ha cobrado la vida de sus miembros o los ha sometido a duras pruebas físicas y psicológicas, que los llevaron incluso a vivir escondidos para evitar que se considerara que en la familia había una mala genética.

Publicidad

Todo comenzó luego de uno de los matrimonios más prominentes de la historia familiar, el de Joseph P. Kennedy y Rose Elizabeth Fitzgerald; él fue un empresario millonario, que llegó a ser embajador de Reino Unido durante la presidencia de Franklin D. Roosevelt, y ella fue nombrada condesa por el papa Pío XII en 1951.

La pareja tuvo nueve hijos, entre ellos Rosemary Kennedy, con quien inició la “maldición”. Por errores médicos, al momento de su nacimiento sufrió la privación de oxígeno en el cerebro, por lo que desarrolló discapacidades intelectuales, que llevaron a su padre a la decisión, en 1941, de practicarle una lobotomía que provocó que dejara de caminar y hablar.

Kathleen, Rose y Rosemary Kennedy
Rosemary Kennedy (i) vivió 64 años recluída en centros hospitalarios por una lobotomía mal practicada.

Vivió 64 años más oculta entre instituciones de salud y bajo supervisión médica constante. A esta tragedia se suma la primera muerte accidental de un Kennedy; durante la Segunda Guerra Mundial Joe Jr., hermano mayor de Rosemary, murió tras la explosión del avión que piloteaba a los 29 años, era él a quien Joseph P. estaba preparando para convertirlo en Presidente.

Publicidad

Otro avionazo cobró la vida de una Kennedy, en 1948, a los 28 años Kathleen, marquesa de Hartington —por su primer matrimonio con John Robert Cavendish— murió, acompañada de su segundo esposo, el conde William Wentworth - Fitzwilliam, mientras volaban al sur de Francia. “Kick”, como la llamaban cariñosamente, nunca sabría del siguiente drama de familia.

John F. Kennedy cumplió el sueño de su padre de que un miembro del clan lograra ser Presidente de los Estados Unidos, sin embargo, y a pesar de que al lado de su esposa Jacqueline, son considera la sexta pareja presidencial más influyente de todos los tiempos, el horror de un magnicidio los alcanzó el 22 de noviembre de 1963, en Dallas, Texas.

John F. y Jacqueline Kennedy
El magnicidio de John F. Kennedy fue el 22 de noviembre de 1963, en Dallas, Texas.

John y Jackie ya habían experimentado la pérdida de un ser querido, con la muerte de su hijo Patrick, quien nació prematuramente en 1963 y murió dos días después y, a penas, tres meses antes que el asesinato de su padre, por lo que la ex Primera Dama sufrió en carne propia tres veces la “maldición Kennedy”.

Publicidad

En 1968 otro asesinato teñiría de luto a la familia, mientras cumplía con deberes de su campaña como precandidato presidencial del Partido Demócrata, Robert Kennedy, fue baleado, en la cocina del Hotel Ambassador, por Sirhan, un palestino que aseguró que lo hizo por el supuesto apoyo que el ex Fiscal General le dio al estado de Israel.

A penas un año después Edward “Ted” Kennedy enfrentó el escándalo tras vivir un percance automovilístico, en la isla de Chappaquiddick, en Nueva Inglaterra, en el que murió Mary Jo Kopechne. El entonces senador por Massachusetts fue condenado a dos meses suspendidos en prisión por abandonar el lugar donde ocurrió el percance.

En 1999, fue la tercera ocasión en que Jacqueline experimentó el drama de la mala fortuna de los Kennedy, con la muerte en otro accidente aéreo, pero ahora de su hijo John Jr. La avioneta que piloteaba se estrelló en el océano Atlántico a 12 kilómetros de la isla Martha's Vineyard, en Massachusetts.

John F. Kennedy Jr. y Carolyn Bessette
John F. Kennedy Jr. y Carolyn Bessette perdieron la vida en un accidente aéreo.

John John, como se le conocía cariñosamente, falleció a los 38 años, al lado de su esposa Carolyn Bessette, de 33, y su cuñada, Lauren de 34. En años más recientes, Mary Richardson Kennedy, quien fuera esposa de Robert F., se suicidó en mayo de aquel año, ella también enfrentó la muerte de su hijo David, en 1984, a los 28 años, por una sobredosis.

La última de las tragedias causada por la “maldición” Kennedy fue el pasado jueves, cuando se anunció que Saoirse Kennedy Hill —una de las nietas de Robert F.— murió por una aparente sobredosis a los 22 años: “Nuestros corazones están destrozados por la pérdida de nuestra amada. Su vida estuvo llena de esperanza, promesa y amor”, indicó la familia en un comunicado.

Newsletter
Recibe las últimas noticias de moda, sociales, realeza, espectáculos y más.

Publicidad
Publicidad
Publicidad