Publicidad
REVISTA DIGITAL

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Historias

La boda de Isabel II: Desde ahorrar para su vestido, hasta una tiara rota

Isabel II contrajo nupcias con Felipe de Edimburgo en la posguerra, lo cual implicó que existieran algunas restricciones para uno de los días más importantes de su vida.
viernes 09 septiembre 2022
Bride And Groom
La boda entre Isabel y Felipe se realizó el 20 de noviembre de 1947.

La reina Isabel II falleció el día de ayer a los 96 años. A lo largo de su reinado, uno de los más largos en la historia, vivió grandes momentos que ligaron su vida íntima con la de ser monarca, como su matrimonio con Felipe de Edimburgo.

La esperada boda se realizó el 20 de noviembre de 1947, dos años después de que la Segunda Guerra Mundial hubiera llegado a su fin, por lo que el panorama aún no era el mejor, incluso hizo que la reina de alguna forma ahorrara para su vestido.

Publicidad

El vestido de novia de la reina Isabel II

Desde 1941 en Gran Bretaña implementó un sistema de racionamiento para alimentos, neumáticos y también ropa, esto quiere decir que se limitó la cantidad de lo que la gente podía comprar.

Eran tiempos austeros y no se contaba con un gran presupuesto para ninguna boda, incluso para la de Isabel. Bajo estas circunstancias, la futura reina ‘ahorró’ sus cupones de racionamiento para su propio vestido de novia, cuando se dio a conocer esto, muchas damas inglesas se acercaron a ella para apoyarla, pues se esperaba una gran boda y un gran vestido, como un acto de solidaridad diferentes allegadas le proporcionaron sus propios cupones para su vestido.

Bride And Groom
El diseño de Norman Hartnell contempaba también un gran velo.

Aunque no se encontraban en el mejor momento para rechazarlos, Isabel lo hizo, claro agradeciendo el gesto. Poco tiempo después el gobierno le otorgó 200 cupones más para el vestido que le realizaría Norman Hartnell.

La pieza que realizó Norman fue digna de una boda real y es que parece que fue la pieza que inspiró muchos diseños subsecuentes de la sociedad. El vestido hecho en seda contó con varios detalles, como mangas largas y flores bordadas a lo largo de toda la pieza. Por supuesto que los elementos shiny no podían faltar y es que ¡el vestido fue decorado con más de 10,000 perlas! Fue más de una docena de costureras las que trabajaron en él durante aproximadamente dos meses.

Wedding of Princess Elizabeth
El día de la boda también desapareció su ramo, pero solo unos minutos, luego de que alguien se las hubiera llevado a una hielera para mantenerlas.

 

La tiara rota de Isabel II

Todos queremos que el día de nuestra boda sea perfecto, pero existen cosas que no podemos controlar, como los accidentes, y sí, hasta a la realeza pasan. El día de su boda, Isabel II usó ‘The Queen Mary Diamond fringe Tiara’ una pieza que proviene de un collar que la reina Victoria le regaló a la reina Mary y el cual pidió fuera ajustado a una tiara.

Este era el ‘algo prestado’ de Isabel el día de su boda, pero un accidente se avecinaba cuando se estaba vistiendo.

La trampa, que no sabía que existía, de repente salió [gesticulando con las manos].
Recordó la reina a la duquesa de Cambridge durante la exhibición del vestido de novia de la duquesa en el Palacio de Buckingham en julio de 2011.
Royal Bride
La tiara se ha mantenido en la Casa Real.

La pieza fue llevada al taller de Garrard, quienes se encargaban de las piezas de joyería reales, afortunadamente estaban disponibles y la tiara estuvo de regreso para antes de la ceremonia de matrimonio.

Princess Beatrice's Wedding Dress Goes On Display At Windsor Castle
El vestido que Beatriz de York usó para su boda perteneció a la reina Isabel II.

La tiara volvió a hacer una aparición hace dos años, durante la boda de Beatriz de York, nieta de la reina Isabel II. Beatriz la usó como parte de su conjunto, pero este no fue el único guiño que hizo a su abuela, también usó un vestido vintage que creó Norman Hartnell, el mismo diseñador que hizo el vestido de novia de su abuela.

 

Tags

Publicidad