Publicidad
REVISTA DIGITAL

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Así fue como Chantal Andere se convirtió en la gran villana de la televisión

La actriz suma 34 años de trayectoria artística y sobresale como una de las máximas antagonistas de los melodramas en México.
miércoles 16 marzo 2022
Chantal Andere
Chantal Andere, la gran villana de las telenovelas en México.

Hablar de Chantal Andere es referirse a una de las grandes villanas en la historia de la televisión mexicana. Suma 34 años de trayectoria artística y acumula más de 20 telenovelas en su biografía. Prácticamente en todas ha sido la antagonista, la que intriga, la que hace maldades y provoca el sufrimiento de los estelares. Pero, ¿cómo llegaron estos personajes a la vida de la actriz?

En entrevista para Quién, la actriz nos contó que todo comenzó cuando a la edad de 17 años, la actriz se enteró que Julissa haría un casting para elegir al elenco de la telenovela Dulce desafío (1988), cuya primera parte sería producida por ella y la segunda por Eugenio Cobo.

Publicidad

Julissa fue a comer a mi casa y escuché cuando le decía a mis papás (Jacqueline Andere y José María Fernández) que empezaría a grabar una novela y que buscaba a jóvenes de entre 15 y 20 años. Dijo que yo le encantaba para un personaje, pero mi mamá le pidió que no lo mencionara porque querían mandarme a estudiar a Suiza para que conociera otro mundo y hablara más idiomas”, recordó Chantal en entrevista con Quién.

Sin embargo, tal conversación entre sus papás y Julissa fue un gusanito que se le metió al cabeza y que jamás volvió a salir, pues hizo todo lo posible por colarse a la audición. Aprovechó que ese día sus papás viajaban a Nueva York y se formó frente a la puerta 1 de Televisa. Cuando llegó había 580 adolescentes más a la espera de mostrar su talento.

“Estuve como unas cuatro horas formada hasta que una señorita de recepción se asomó para ver cuántas niñas faltaban y me reconoció porque yo iba mucho con mi mamá a sus grabaciones. Yo había llegado desde las 10 de la mañana y ya eran las 2:30 pm. Ella me puso delante de 100 niñas y me llevó directo al foro”, platicó.

Adela Noriega y Chantal Andere
Adela Noriega y Chantal Andere en la telenovela Dulce desafío.

Estando ahí, Julissa le pidió que actuara una escena y ya hecha, le propuso una más. “Te hablo a tu casa”, le dijo. En ese entonces, Chantal Andere ya había hecho sus pininos en la actuación, pero en teatro. Aunque le gustaba mucho el escenario, tenía la inquietud de probarse en otra área y la televisión era su sueño.

 

Dulce desafío,

su primera telenovela

Finalmente, llegó la esperada llamada de Julissa. “Tienes llamado el lunes”, le informó y Chantal comenzó a sentirse angustiada, porque no sabía si decirle a sus papás o hacerlo a escondidas de ellos.

Al otro día, la productora le envió una tanda de libretos a su casa y le reveló que interpretaría a Rebeca Centeno, la villana del melodrama, mientras que Adela Noriega y Eduardo Yáñez serían los protagonistas. Entre el elenco también figuraban Ana Patricia Rojo, Angélica Rivera, Celina del Villar, Amairani y Ginny Hoffman, entre otras nuevas promesas, junto a consagrados como Enrique Lizalde, Beatriz Aguirre y Sergio Klainer.

Elenco de la telenovela Dulce desafío
Elenco de la telenovela Dulce desafío (1988).

“Apenas abrí el libreto y con plumón fosforescente comencé a subrayar las líneas que me tocaban, pues así lo hacían mis papás. Así me di cuenta que tenía un chorro de escenas y cuando el lunes llegué a grabar, estaba aterrada porque había hecho algo a espaldas de mis padres y no tanto por el personaje, pues me sentía segura para hacerlo”.

Una semana después, la actriz Jacqueline Andere y el dramaturgo José María Fernández habían regresado de Nueva York. Eran las vacaciones de verano y Chantal se encontraba en Televisa grabando Dulce desafío. Su mamá llamó a la oficina de Julissa y la enlazaron al Foro 8, necesitaba saber exactamente lo que su hija estaba haciendo allá.

Apenas le avisaron que debía tomar la llamada, y Chanty, como le dicen de cariño, le pidió al director Arturo Ripsten que la esperara unos minutos para reincorporarse a la grabación. “¿Quieres explicarme qué es esto?, le preguntó una furiosa Jacqueline Andere detrás del teléfono.

 

“Yo me sentí muy mal porque nunca fui una niña rebelde y cuando hacía cosas que no estaban bien, me arrepentía y se lo contaba a mis papás porque siempre tuvimos muy buena comunicación. Le dije: ‘ma, no me digas nada, me faltan cuatro escenas y voy para allá’; pero me respondió: ‘no, yo voy para allá’. En su voz había enojo y me preocupé”.

La protagonista de producciones como Yesenia y Corazón Salvaje entró al camerino y le dijo a su hija que tenía que hablar con su papá. La culpa no era de nadie, reflexionó Chantal.

Chantal Andere y Benny Ibarra
Chantal Andere y Benny Ibarra en la portada de la revista Eres.

“Fue el buen ojo que Julissa tenía y que vio en mí las posibilidades de sobresalir en el mundo de las telenovelas. De más chica había hecho Godspell, una obra de teatro con Benny y Alejandro Ibarra, ahí cantaba y bailaba además de actuar. Yo creo que no puedes tapar el sol con un dedo y no puedes poner un tapón donde las emociones y la expresión artística están a punto de reventar”.

La gran petición que le hizo su papá José María Fernández

Es noche, la actriz de melodramas como Los parientes pobres, Marimar y Mi fortuna es amarte, entre otras, regresó a casa con su mamá. Su papá ya estaba en el despacho tomando su mate argentino.

“Le pedí que no me dijera nada y les ofrecí una disculpa por no haberles pedido permiso, porque no les había externado mi gran ilusión. Le dije que ya había grabado 42 escenas y ni modo de irme y dejar todo botado. En ese momento, mi papá me respondió con una gran petición.

Chantal Andere
Chantal Andere suma 34 años de trayectoria artística.

“Me dijo: ‘eres muy inteligente, ya estás ahí y está bien, ahora tienes que ser la mejor villana de Televisa. Tienes que ser la niña más puntal que exista en la empresa donde trabajas, deberás ser la más agradecida con la señora que limpia el baño, con la que te maquilla, la que te peina, te viste y con quien te amarra el zapato. Debes ser la persona más correcta con toda la gente. Si yo veo que junto con eso tu talento llama la atención, no vuelvo a abrir la boca’”.

Chantal Andere le respondió que no le fallaría y 34 años después, aquí sigue interpretando a las villanas más destacadas de su generación y de las telenovelas en México. Cada antagonista es diferente y cada una le exige un reto importante aunque parezca que ya es pan comido.

 

"Un actor tiene la obligación de regalarle todo al personaje"

“Todas las antagónicas están dibujadas de una forma similar y lo que las hace diferentes es lo que yo les aporto, la manera en que las hago únicas. De repente he tenido un look que no me gusta y pienso que me veo horrible, pero tengo claro que no soy yo, que es el personaje y tengo que ayudarle a que no se parezca al anterior que ya hice.

“Un actor tiene la obligación de regalarle al personaje lo que necesita para destacar. Hay que estudiar mucho y buscarle forma porque se trata de pensar en las cosas que Chantal no haría ni usaría, esa es la clave”, subrayó.

Chantal Andere
Chantal Andere

Vuelve al teatro musical

Actualmente, Chantal Andere ensaya la obra Te amo, eres perfect@, ahora cambia que también con las actuaciones estelares de Lolita Cortés, Federico Di Lorenzo y Efraín Berry, se estrenará el 1 de abril en el teatro Hidalgo, bajo la producción de Juan Torres y 33 productores, y la dirección de Ricardo Díaz.

“Se trata de otra aventura más en este teatro amado, otra aventura con uno de los productores que más quiero, admiro, respeto y que ha creído en mí por tercera ocasión. Me había prometido descansar alrededor de seis meses, pero para quienes me conocen, saben que en cuanto me dicen teatro musical, mi vida se trastorna y enloquezco”, dijo la actriz.

La historia de la obra es presentada a modo de viñetas conectadas por un tema central: el amor y las relaciones. El público será testigo de un confesionario de emociones, con anécdotas sobre el romanticismo, el matrimonio, los amantes, maridos, esposas y suegros, serán temas ventilados sin pudor.

Cabe destacar que aquí y como ya ha sucedido en otras puestas en escena, Chantal Andere no es la villana del cuento, cosa que también disfruta mucho.

Publicidad
Publicidad